Artículo para pacientes y su familia

Cáncer de Seno (Mama)

 

¿Qué es el cáncer del seno o de mama?

El cáncer del seno, un cáncer común en las mujeres, es una enfermedad en la cual se encuentran células cancerosas (malignas) en los tejidos de la mama. Cada mama tiene entre 15 y 20 secciones llamadas lóbulos, los cuales a su vez se dividen en secciones más pequeñas llamadas lobulillos. Los lóbulos y lobulillos se conectan por tubos delgados llamados conductos. El cáncer intraductal, el tipo de cáncer más común del seno, se encuentra en las células de los conductos. El cáncer que se origina en los lóbulos o lobulillos se llama cáncer lobular. El cáncer lobular es el tipo de cáncer que con más frecuencia afecta a los dos senos. El cáncer inflamatorio del seno es un tipo de cáncer poco común. En esta enfermedad, el seno se observa cálido, enrojecido e hinchado.

El cáncer del seno hereditario comprende aproximadamente del 5% al 10% de todos los casos del cáncer del seno. Los genes de las células son los portadores de la información genética que se hereda de los padres. Se han encontrado varios genes defectuosos en varias pacientes de cáncer. Los familiares de las pacientes de cáncer del seno portadores de estos genes defectuosos corren mayor riesgo de desarrollar cáncer del seno o del ovario. Algunos genes defectuosos son más comunes en ciertos grupos étnicos. Se están desarrollando pruebas para identificar a los portadores de este defecto genético antes de que aparezca el cáncer. Ver el documento de PDQ sobre las pruebas para detectar el cáncer del seno y la prevención de este cáncer para mayor información.

Otro factor digno de consideración son los anticonceptivos hormonales. Algunas investigaciones indican que hay una conexión entre el uso de los anticonceptivos y un ligero aumento en el riesgo de desarrollar cáncer del seno.

Deberá ver a un médico si se observa cambios en los senos. Éste puede recomendarle que le hagan una mamografía, un tipo especial de radiografía de los senos que puede encontrar tumores que son demasiado pequeños para ser detectados mediante el tacto. Si se encuentra una masa en el seno, su médico quizás tenga que cortar un pedazo pequeño y observarlo bajo el microscopio para determinar la presencia de células cancerosas. Este procedimiento se conoce como biopsia. Algunas veces la biopsia se hace insertando una aguja en el seno con el propósito de extraer parte del tejido del seno. Si la biopsia indica que hay cáncer, es importante que se hagan algunos análisis de las células cancerosas (llamados análisis de receptores de estrógeno y progesterona).

Los análisis de receptores de estrógeno y progesterona pueden determinar el efecto de las hormonas en el crecimiento de las células cancerosas. También pueden proporcionar mayor información sobre la probabilidad de que el tumor vuelva (recurra). Los resultados permiten que su médico decida si deberá emplear terapia hormonal para detener el crecimiento del cáncer. Se deberá llevar tejido del tumor a un laboratorio para que se efectúen análisis de estrógeno y progesterona durante la biopsia, ya que puede ser difícil conseguir suficientes células cancerosas más adelante. No obstante, se pueden emplear nuevas técnicas con tejido que no se haya extraído recientemente.

La probabilidad de recuperación (pronóstico) y la selección de tratamiento dependerán de la etapa en la que se encuentra el cáncer (si sólo se encuentra en el seno o si se ha diseminado a otros lugares del cuerpo), el tipo de cáncer del seno, ciertas características de las células cancerosas y si el cáncer se encuentra en ambos senos. La edad, peso, estado menopáusico (si tiene o no aún período menstrual) y salud en general de la paciente también pueden afectar el pronóstico y la selección de tratamiento.

Si una paciente se va a someter a una mastectomía, podría considerar la posibilidad de hacerse una reconstrucción del seno (hacer una nueva elevación del seno), lo cual podría realizarse al mismo tiempo que la mastectomía o en el futuro. El seno podría hacerse con el propio tejido de la paciente (no mamario) o por medio de implantes, de los cuales existen distintos tipos. La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA) ha anunciado que los implantes rellenos de gel de silicona pueden usarse únicamente en pruebas clínicas. Los implantes rellenos de solución salina, que contienen agua salada en vez de gel de silicona, también se pueden usar. Antes de decidir someterse a un implante, puede llamar al center for Devices and Radiologic Health de la FDA al (1-888-INFO-FDA) para obtener información adicional, y luego presentar a su médico cualquier pregunta que tenga.


Etapas del cáncer del seno

Una vez detectado el cáncer del seno, se harán más análisis para determinar si el cáncer se ha diseminado del seno a otras partes del cuerpo. Este procedimiento se conoce con el nombre de clasificación por etapas. Para planear el tratamiento, el médico necesitará saber la etapa en la que se encuentra la enfermedad. Para la clasificación del cáncer del seno se emplean las siguientes etapas.


Etapa 0

El carcinoma intraductal in situ (DCIS por sus siglas en inglés, también conocido con el nombre de carcinoma intraductal)es un cáncer del seno en su etapa más temprana que podría llegar a convertirse en un cáncer del seno de tipo invasivo (cáncer que se ha extendido del ducto a los tejidos aledaños).

El carcinoma lobular in situ (LCIS por sus siglas en inglés). Este en si no es cáncer, sino más bien un marcador que identifica a aquellas mujeres con riesgo creciente de desarrollar cáncer invasivo (cáncer que se ha extendido a los tejidos aledaños) más adelante.


Etapa I

El cáncer no mide más de 2 centímetros (cerca de 1 pulgada) y no se ha
extendido fuera del seno.



Etapa II

La etapa II se divide en etapa IIA y IIB.

La etapa IIA se reconoce por cualquiera de las siguientes características:

  1. El cáncer no mide más de 2 centímetros pero se ha diseminado a los ganglios linfáticos debajo del brazo (los ganglios linfáticos axilares).
  2. El cáncer mide entre 2 y 5 centímetros (de 1 a 2 pulgadas) pero no se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares.


La etapa IIB se reconoce por cualquiera de las siguientes características:

  1. El cáncer mide entre 2 y 5 centímetros (de 1 a 2 pulgadas) y se ha
    diseminado a los ganglios linfáticos axilares.
  2. El cáncer mide más de 5 centímetros (más de 2 pulgadas) pero no se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares.


Etapa III
La etapa III se divide en etapa IIIA y IIIB.

La etapa IIIA se reconoce por cualquiera de las siguientes características:

  1. El cáncer mide menos de 5 centímetros y se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares, y los ganglios linfáticos están unidos entre sí o a otras estructuras.
  2. El cáncer mide más de 5 centímetros y se ha diseminado a los ganglios linfáticos axilares.


La etapa IIIB se reconoce por cualquiera de las siguientes características:

  1. El cáncer se ha diseminado a tejidos cerca del seno (la piel o la pared
    torácica, incluyendo las costillas y los músculos del tórax).
  2. El cáncer se ha diseminado a los ganglios linfáticos dentro de la pared
    torácica cerca del esternón.


Etapa IV

El cáncer se ha diseminado a otros órganos del cuerpo, con mayor frecuencia a los huesos, los pulmones, el hígado o el cerebro; o el tumor se ha diseminado localmente a la piel y a los ganglios linfáticos dentro del cuello, cerca de la clavícula.


Cáncer inflamatorio del seno

El cáncer inflamatorio del seno es un tipo especial de cáncer del seno que suele ser poco común. El seno da la impresión de estar inflamado pues presenta una apariencia rojiza y una temperatura tibia. La piel puede tener signos de surcos, ronchas o huecos en general. El cáncer inflamatorio del seno tiende a diseminarse rápidamente.


Enfermedad recurrente

La enfermedad recurrente significa que el cáncer ha vuelto (recurrido) después de haber sido tratado. Puede volver al seno, a los tejidos blandos del tórax (la pared torácica) o a otra parte del cuerpo.

 

Tratamiento del cáncer del seno

Existen tratamientos para todas las pacientes con cáncer del seno. Se emplean cuatro tipos de tratamiento:

  1. Cirugía (la extracción del cáncer en una operación)
  2. Radioterapia (el uso de dosis elevadas de rayos X para eliminar las células cancerosas)
  3. Quimioterapia (el uso de fármacos para eliminar las células cancerosas)
  4. Terapia hormonal (el uso de fármacos para cambiar la forma en que actúan las hormonas, o la extirpación de órganos que producen hormonas, como los ovarios).

Se están evaluando en pruebas clínicas la terapia biológica (el uso del sistema inmunitario para combatir el cáncer), el trasplante de médula ósea, y el transplante de células madres periféricas sanguíneas.
La mayoría de los pacientes con cáncer del seno se someten a una cirugía con el fin de extraer el cáncer del seno. Generalmente, también se extraen algunos ganglios linfáticos axilares, los cuales se analizan bajo el microscopio con el fin de detectar la presencia de células cancerosas.

Se emplean varios tipos de operaciones:


Cirugía para conservar el seno:

La tilectomía (a veces denominada biopsia escisional o excisión amplia) consiste en la extracción del tumor del seno y parte del tejido de alrededor. Generalmente, es seguida por un tratamiento con radioterapia a la parte del seno que queda después de la operación. La mayoría de los médicos también extraen algunos de los ganglios linfáticos axilares.

La mastectomía parcial o segmentada consiste en la extracción del cáncer y parte del tejido de alrededor del tumor y el recubrimiento de los músculos del tórax debajo del tumor. Generalmente se extraen algunos ganglios linfáticos axilares. En la mayoría de los casos, este procedimiento es seguido por radioterapia.


Otros tipos de cirugía:


La mastectomía total o simple consiste en la extracción de todo el seno. Algunas veces también se extraen ganglios linfáticos axilares. La mastectomía radical modificada consiste en la extracción del seno, varios de los ganglios linfáticos axilares, el recubrimiento de los músculos del tórax, y algunas veces, parte de los músculos de la pared torácica. Ésta es la operación más común para el cáncer del seno.

La mastectomía radical (también llamada mastectomía radical de Halsted) consiste en la extracción del seno, los músculos del tórax y todos los ganglios linfáticos axilares. Ésta fue la operación que más se usó durante varios años, pero en la actualidad sólo se emplea cuando el tumor se ha diseminado a los músculos del tórax.


La radioterapia consiste en el uso de rayos X de alta energía para eliminar células cancerosas y reducir tumores. La radiación puede provenir de una máquina fuera del cuerpo (radioterapia externa) o de materiales que producen radiación (radioisótopos) administrados a través de tubos plásticos delgados que se aplican al área donde se encuentran las células cancerosas (radioterapia interna).

La quimioterapia consiste en el uso de medicamentos para eliminar células cancerosas. La quimioterapia puede tomarse en forma oral, o administrarse insertando una aguja en una vena o músculo. La quimioterapia se considera un tratamiento sistémico, ya que el medicamento es introducido al torrente sanguíneo, viaja a través del cuerpo y puede eliminar células cancerosas fuera del área del seno.

Si los exámenes muestran que las células del cáncer del seno tienen receptores de estrógeno y receptores de progesterona, la paciente podría recibir terapia hormonal. La terapia hormonal se emplea para cambiar el comportamiento de las hormonas del cuerpo que contribuyen al crecimiento del cáncer. Esto puede lograrse por medio del uso de fármacos que cambian la forma en que funcionan las hormonas, o por medio de cirugía para extraer los órganos que producen hormonas, como los ovarios. La terapia hormonal con tamoxifeno se administra frecuentemente a pacientes con etapas tempranas de cáncer del seno. La terapia hormonal con tamoxifeno o estrógenos puede actuar sobre todas las células del cuerpo y puede incrementar sus posibilidades de adquirir cáncer del útero. La paciente deberá ir al médico para hacerse una prueba de la pelvis cada año, y deberá informarle lo más pronto posible a su médico sobre cualquier tipo de sangrado vaginal que no esté relacionado con su período menstrual.

Aún si el médico extrae todo el cáncer que se puede ver durante la operación, se le podría administrar radioterapia, quimioterapia o terapia hormonal después de la cirugía para eliminar todas las células cancerosas que puedan haber quedado. La terapia que se administra después de una operación cuando no hay células cancerosas visibles se llama terapia adyuvante.

El propósito de la terapia biológica es el de tratar de que el cuerpo combata el cáncer. En ella se utilizan materiales producidos por el cuerpo o elaborados en un laboratorio para impulsar, dirigir o restaurar las defensas naturales del cuerpo contra las enfermedades. La terapia biológica es conocida a veces con el nombre de terapia modificadora de la respuesta biológica (BRM) o inmunoterapia. En la actualidad, este tratamiento está siendo administrado únicamente en pruebas clínicas.

El trasplante de médula ósea es un tipo de tratamiento que está siendo estudiado en pruebas clínicas. Algunas veces el cáncer del seno se hace resistente al tratamiento de radioterapia y quimioterapia. Por lo tanto, se podrían tener que usar dosis elevadas de quimioterapia para tratar este tipo de cáncer. Puesto que las dosis elevadas de quimioterapia podrían destruir la médula ósea, antes de iniciar el tratamiento se extrae una cantidad de médula ósea de los huesos. A continuación, se congela la médula ósea extraída y se trata a la paciente con dosis elevadas de quimioterapia con o sin radioterapia como tratamiento contra el cáncer. La médula que se le haya extraído se descongela y se le administra con una aguja que se inserta en una vena para reemplazar la médula destruida por el tratamiento. Este tipo de trasplante se denomina trasplante autólogo. Si la médula que se le administra es extraída de otra persona, se llama un trasplante alogénico.

Existe otro tipo de trasplante autólogo conocido con el nombre de trasplante de célula madre periférica. En este procedimiento, la sangre se pasa por una máquina que extrae las células madres (las células inmaturas de las cuales se derivan todos los glóbulos) y luego se devuelve la sangre al cuerpo. Este procedimiento se llama leucoféresis y por lo general dura 3 ó 4 horas. Las células madres se tratan con medicamentos para eliminar cualquier célula cancerosa, y luego se congelan hasta que sean trasplantadas. Este procedimiento se puede llevar a cabo por sí solo o ir acompañado de un trasplante de médula ósea autólogo.

La probabilidad de recuperación es mayor si el médico escoge un hospital en el que se llevan a cabo más de cinco trasplantes de médula ósea al año.


Tratamiento por etapa

El tratamiento de cáncer del seno dependerá del tipo y etapa de la enfermedad, y de la edad de la paciente, si ha alcanzado la menopausia y su estado de salud en general.

CARCINOMA INTRADUCTAL IN SITU

Si la paciente tiene carcinoma intraductal in situ (DCIS por sus siglas en inglés), podría recibir uno de los siguientes tratamientos:

1. Cirugía de preservación del seno con terapia hormonal o sin ella.
2. Cirugía para extraer todo el seno (mastectomía total), con terapia hormonal o sin ella.
3. Participación en ensayos clínicos que comparan la cirugía conservadora del seno con la terapia hormonal, acompañadas o no de radioterapia.

CARCINOMA LOBULAR IN SITU

Si la paciente tiene carcinoma lobular in situ (LCIS por sus siglas en inglés), podría recibir uno de los siguientes tratamientos:


1. Biopsia para diagnosticar el LCIS seguida de exámenes y mamografías realizados con regularidad para detectar cualquier cambio lo más temprano posible.
2. Terapia hormonal para reducir el riesgo de desarrollar cáncer de la mama.
3. Ensayos clínicos, incluso un ensayo clínico de numerosos pacientes (Estudio de tamoxifeno y raloxifeno--ensayo STAR por sus siglas en inglés) que está comparando 2 tipos de terapia hormonal para ver si se puede reducir el riesgo de que aparezca el cáncer de la mama y para comparar los efectos secundarios del tratamiento.
4. Cirugía para extirpar completamente ambos senos (mastectomía total). Este tratamiento se usa a veces en la mujer que corre gran riesgo de desarrollar cáncer de la mama. La mayoría de los cirujanos estiman que este tratamiento es más agresivo de lo que se necesita.

CANCER DEL SENO EN ETAPAS I, II y IIIA

El tratamiento primario podría ser cualquiera de los siguientes:

Si el cáncer afecta únicamente al seno y a los ganglios linfáticos axilares:

1. Cirugía de preservación del seno para eliminar únicamente el cáncer y algunos tejidos alrededor del seno (tilectomía) seguida de radioterapia. También se extraen algunos ganglios linfáticos axilares.
2. Cirugía para extraer todo el seno, el recubrimiento de los músculos del tórax (mastectomía radical modificada) y algunos ganglios linfáticos axilares, con reconstrucción del seno o sin ella.
3. Participación en un ensayo clínico que está evaluando la remoción limitada de los ganglios linfáticos (biopsia de los ganglios linfáticos centinelas).


Terapia adyuvante (administrada en conjunción con los tratamientos mencionados anteriormente):

1. Radioterapia a los ganglios linfáticos axilares después de una mastectomía radical.
2. Quimioterapia sistémica con terapia hormonal o sin ella.


CANCER DEL SENO EN ETAPAS IIIB, IV, RECURRENTE Y METAST TICO

La paciente podría recibir cualquiera de los siguientes tratamientos para el cáncer de la mama que vuelve a aparecer (recurre) en el seno o en la pared torácica:


1. Cirugía (mastectomía radical o radical modificada) o radioterapia o ambas.
2. Quimioterapia sistémica o terapia hormonal.


El cáncer en etapa IIIB o el cáncer inflamatorio de la mama podría incluir uno o varios de los tratamientos siguientes:


1. Quimioterapia sistémica.
2. Quimioterapia sistémica seguida de cirugía (cirugía de preservación del seno o mastectomía total) con extirpación de ganglios linfáticos seguida de radioterapia. Puede administrarse terapia sistémica adicional (quimioterapia o terapia hormonal o ambas).
3. Participación en ensayos clínicos de nuevos fármacos quimioterapéuticos, nuevas combinaciones de fármacos y nuevas formas de administrar el tratamiento.


El cáncer en etapa IV o el cáncer metastático de la mama podría tratarse con uno o varios de los siguientes métodos:



1. Terapia hormonal o quimioterapia o ambas acompañadas o no de trastruzumab (Herceptina).
2. Radioterapia o cirugía para aliviar el dolor causado por el cáncer o ambos.
3. Participación en ensayos clínicos poniendo a prueba quimioterapias y terapias hormonales nuevas. Los ensayos clínicos también están estudiando nuevas combinaciones de trastruzumab (Herceptina) con fármacos quimioterapéuticos.
4. Participación en ensayos clínicos que están evaluando otros métodos, incluso dosis elevadas de quimioterapia con transplante de médula ósea o de trasplante de células madres periféricas.

Si desea leer más artículos sobre el tema de Cáncer de Mama le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Fuente
Instituto Nacional del Cáncer de los Estados Unidos, CancerNet en http://cancernet.nci.nih.gov

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico