Problemas de la Defecación
Estreñimiento-Constipación-Encopresis

CONTROL DE LA MICCIÓN Y DEFECACIÓN

  • El 90% de los recién nacidos a término (no prematuros) presentan su primera deposición en el primer día de vida y el 10% restante la presentan en el segundo día. Esta deposición tiene un aspecto de un "puré" o "papilla" de color verde oscuro o negro y se llama meconio.
  • Si un recién nacido no defeca en las primeras 48 horas de vida se debe descartar la presencia de anomalías congénitas, algunas muy peligrosas y de necesidad quirúrgica (atresia intestinal, estenosis dudodenal, íleo meconial). Existen otras causas de aparición mas tardía (hipotiroidismo, estenosis anal, megacólon aganglionar).
  • El esfínter anal (deposición) se empieza a controlar a partir de los seis meses y el vesical (orina) a partir de los 16 meses. A los dos años la mayoría de niños ya puede controlar adecuadamente ambos esfínteres y por lo tanto debe poder "avisar".
  • La mejor manera de fomentar el control de los esfínteres es a través del estímulo y la gratificación. A partir del año y medio se debe colocar al niño sentado en una bacinica a una misma hora todos los días por espacio de unos diez minutos "así no ocurra nada".
  • Con el paso del tiempo, por coincidencia, ocurrirá la defecación o la micción espontánea en la bacinica. Este momento debe ser festejado (abrazos, cariño, aprobación, golosinas o regalo) para que el niño aprecie la alegría que este comportamiento suscita entre sus padres. Poco a poco, dicho evento se repetirá y se volverá una rutina.
  • A los tres años la mayoría de niños ya no "moja la cama". Si esta situación continúa se denomina enuresis.
  • A los tres años la mayoría de niños avisa para defecar y lo hace en lugares adecuados (bacinica, baño, excusado, retrete). Si esto no ocurre se denomina encopresis.

ESTREÑIMIENTO ó CONSTIPACIÓN

  • Se trata de la presencia de deposiciones de consistencia dura y aspecto de "bolas" que producen molestia o dolor en el niño y puede acompañarse de rasgos superficiales de sangre ("hilitos") debido a la dificultad para defecar. La frecuencia de los deposiciones no es determinante pues hay niños que defecan cada dos o tres días pero las deposiciones tienen aspecto normal: en trozos o cordones, consistencia "pastosa".
  • El recién nacido que toma sólo pecho materno NO SUFRE DE ESTREÑIMIENTO pues puede demorar en defecar hasta cinco días y las deposiciones tienen consistencia "pastosa" o inclusive semilíquida ("como puré").
  • El recién nacido que usa biberón puede sufrir de estreñimiento presentándo deposiciones con una consistencia de "plastelina" que conservan su forma al abrir el pañal. La causa de ésto es:
    • Empleo de leche entera de vaca (evaporada o en polvo).
    • Empleo de fórmula maternizada muy concentrada (requerirá diluirla más).
    • Empleo de fórmula maternizada con alto contenido de grasas o proteínas.
    • Necesidad de administrar agua pura aparte de la fórmula láctea.
  • Existen dos tipos de estreñimiento en el niño mayor de seis meses de edad:
    1. Estreñimiento primario o funcional. No existe una enfermedad orgánica como causa.
    2. Estreñimiento secundario. Existe una enfermedad orgánica de fondo.

Por esta razón el médico debe evaluar al niño para determinar cuál es la causa.

  • En el estreñimiento funcional las causas más frecuentes son:
    • Ausencia de ingestión de líquidos claros (agua sola o azucarada) luego de los alimentos.
    • Ausencia de consumo diario de alimentos ricos en fibra vegetal (frutas con cáscara, pan o galletas integrales, verduras crudas en ensalada). Los jugos no son útiles pues contienen poca fibra vegetal pues han sido licuados o aquella ha sido separada por el extractor.
    • Antecedente familiar (factor hereditario).
  • En el estreñimiento secundario las principales enfermedades o causas asociadas son:
    • Hipotiroidismo.
    • Acidosis tubular renal.
    • Enfermedad de Hirschsprung.
    • Enfermedad de Chagas (Tripanosomiasis).
    • Empleo de medicamentos (antidepresivos, sicoactivos, antiepilépticos)
    • Distrofia miotónica.
    • Lesiones de la médula espinal (tumores, espina bífida).

     

Tratamiento

  • LAXANTES: Existen varios como el bisacodilo, picosulfato sódico, lactulosa, leche de magnesia, petrolatos. Sólo usarlos por indicación del médico y en forma momentánea. No usarlos por largo tiempo a menos que lo indique el médico pues lo importante es conocer la causa del problema o cambiar los patrones de alimentación.
  • SUPOSITORIOS DE GLICERINA: Su uso no debe ser frecuente.
  • ENEMAS: Son preparados que contienen electrolitos o irritantes en solución que producen un efecto osmótico sobre el intestino ("jalan" agua hacia el interior del intestino) permitiendo que la deposición se ablande. También, su uso debe ser indicado por el médico y debe ser empleado en forma momentánea.
  • FIBRA VEGETAL: está contenida en las verduras y frutas que se comen crudas y sin licuar. También en los cereales con cáscara por lo que es importante habituar al niño al consumo de pan y galletas integrales. Existen preparados como el salvado de trigo, tamarindo o frutas secas (guindones, guindas, higos, huesillos) que pueden ser empleados.
  • CAMBIO DE HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN Y CRIANZA: Se debe acostumbra al niño desde pequeño a:
    • Consumir bastante líquido luego de ingerir sus alimentos sólidos (agua hervida, refrescos, jugos).
    • Consumir diariamente una o dos frutas con cáscara.
    • Consumir diariamente verduras crudas en ensaladas o encurtidos.
    • No retener el deseo de defecar. Emplear bacinica o acudir al baño diariamente así no se tenga deseos de defecar.
    • Actividad física diaria (deportes, trote, aeróbicos). El trabajo muscular sobre todo abdominal, favorece el incremento de los movimientos intestinales de evacuación.

     

ENCOPRESIS

  • Presencia o aparición del hábito de defecar en lugares inapropiados (ropa, cama) en un niño mayor de tres años.
  • En muchos casos existe estreñimiento (constipación) o vejiga inestable asociados.
  • Ocurre en el 1% de los niños que tienen cinco años de edad.
  • Es más frecuente en niños de condición socio económica baja y en hogares donde existe deprivación afectiva, desintegración familiar, violencia o maltrato infantil o conyugal.
  • Esta situación implica presencia de disturbios emocionales más serios que los que se encuentran en la enuresis. Muchas veces refleja la presencia en el niño de sentimientos de cólera, enojo y conducta oposicional los cuales se ven agravados por la actitud castigadora o humilladora de los padres.
  • La situación se agrava cuando el niño llega a la edad escolar y es blanco de las burlas y el rechazo de los compañeros.
  • Existen dos tipos:
    • Encopresis primaria. Nunca llegó a controlar el esfínter anal. Más difícil tratamiento.
    • Encopresis secundaria. Ocurre en un niño que previamente controlaba el esfínter anal y avisaba ("regresión").
  • Se debe hacer inicialmente una evaluación médica aunque raramente existen enfermedades orgánicas como causa.
  • Luego de la evaluación del médico debe ser manejado por el sicólogo quien tendrá que realizar un trabajo con toda la familia (terapia de grupo).
  • Las complicaciones son:
    • Impactación fecal. Situación en la que la deposición retenida en el recto se pone muy dura (consistencia pétrea) volviéndose muy difícil la defecación, produciéndose un dolor abdominal severo y obligando a llevar al niño a la emergencia para el empleo de enemas evacuantes o tacto rectal.
    • Megacólon sicogénico. Ocurre cuando debido a repetidos casos de impactación fecal, se producen cambios anatómicos y fisiológicos en el Cólon Sigmoides (porción del Intestino Grueso) que llevan a la cronicidad (perpetuación) del problema.

     

Tratamiento

  • Aparte del tratamiento sicológico familiar, el médico indicará una serie de medidas:
    • ENCOPRESIS PRIMARIA
      • Enemas evacuantes periódicos los cuales se irán retirando gradualmente.
      • Empleo racional de supositorios de glicerina.
      • Revisión de ropa interior al final del día. Emplear el juego o la recompensa y no la humillación.
      • Cronograma estricto y repetido de asistencia al baño.
      • Estrategia de recompensa para el éxito en el control de las evacuaciones y, de consecuencias leves no humillantes para la falta de éxito.
    • ENCOPRESIS SECUNDARIA
      • Uso temporal de laxantes y enemas.
      • Consumo permanente de frutas y verduras así como preparados ricos en fibra vegetal (salvado de trigo, jalea de tamarindo).
      • Cronograma estricto de asistencia al retrete o excusado 15 minutos después de cada comida.
      • Estrategia de recompensas por los progresos mostrados.
      • Llevar un listado cronológico de los progresos.

       

Qué no se debe hacer

  1. NO EXIGIRLE AL NIÑO NI COMPARARLO CON OTROS con respecto a la edad en que ya debería dominar la defecación. Esto solo generará en el ANGUSTIA.
  2. NO CASTIGAR NI HUMILLAR AL NIÑO. El emplear el castigo o la humillación agravará el problema.
  3. NO PONER PIEDRAS CALIENTES O BOLSAS DE AGUA CALIENTE EN LOS GENITALES. En algunas regiones de América Latina se emplea esta mala costumbre que no soluciona el problema y puede provocar quemaduras de importancia.
  4. EVITAR EL DESARROLLO DE UN CLIMA VIOLENTO EN EL HOGAR.

Qué se debe hacer

  1. LOGRAR LA COLABORACIÓN DELNIÑO. Pedirle que ayude a cambiar la ropa de cama o a cambiarse él. Sin hacer comentarios y tomando las cosas con naturalidad.
  2. OFRECER UN PREMIO o CELEBRARLE cuando pasa una noche o día sin embarrar la ropa.
  3. LLEVAR UNA CRONOLOGÍA DE LOS PROGRESOS DEL NIÑO. Mostrarle que "poco a poco está creciendo".
  4. PEDIRLE QUE DEFEQUE O SE SIENTE EN LA BACINICA O RETRETE ANTES DE DORMIR ASÍ NO TENGA GANAS.

Si desea leer mas sobre el tema de Cuidado de los Niños visitar las siguientes páginas:

Fuente
Dr. José A. Ponce Cevallos
Sitio web: Infancia y Salud
http://www.geocities.com/HotSprings/Oasis/7535/Constipacion.html

Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico Blog de GeoSalud
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Enviar

Consejos Geosalud

Consejos para disminuir el ácido úrico

La realidad sobre ácido úrico y dieta. ¿Por qué es importante controlarlo y cómo lo puedo controlar? El ácido úrico es producto del metabolismo de las purinas (componentes de ciertas proteínas) y se produce de forma natural en el organismo. Al existir más purinas en el cuerpo, aumentan las concentraciones de ácido úrico en sangre. Esto se conoce como hiperuricemia. Entre más tiempo se mantenga la hiperuricemia, mayor es la posibilidad de llegar a desarrollar gota. ...VER MAS

Consejos para controlar la gastritis

La gastritis es una inflamación de la mucosa gástrica, que puede ser ocasionada por varios factores, entre ellos malos hábitos alimentarios, el abuso de analgésicos - antiinflamatorios (AINES), el estrés (psicológico o físico), consumo de alcohol o infección por Helicobacter pylori. Para su control se debe seguir un plan de alimentación particular, que abarca una dieta de fácil digestión y que produzca un tránsito gastrointestinal lo más rápido posible. ...VER MAS

Consejos para comenzar a hacer ejercicio

La actividad física aumentada puede darle una vida más larga y una mejoría en su salud. El ejercicio ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, y muchos otros problemas. Además el ejercicio aumenta la fuerza, le da más energía y puede ayudar a reducir la ansiedad y tensión. También es una buena manera de cambiar el rumbo de su apetito y quemar calorías. ...VER MAS
Profesionales en Salud Pregunte al Medico