Arteriografía

¿Qué es la arteriografía?

La arteriografía también se denomina angiografía. Una arteriografía es una imagen de los vasos sanguíneos por rayos X para evaluar diversas condiciones vasculares, como el aneurisma (distensión de un vaso sanguíneo), la estenosis (estrechamiento de un vaso sanguíneo ) o los bloqueos.

¿Cómo se realiza una arteriografía?

Para obtener una imagen de un vaso sanguíneo por rayos X es necesario tener acceso por vía intravenosa (IV) para poder inyectar un colorante de contraste en el sistema circulatorio del cuerpo. Este colorante de contraste hace que los vasos sanguíneos aparezcan opacos en la imagen de rayos X. Esto le permite al médico visualizar mejor la estructura del vaso o de los vasos que se están examinando.

Muchas arterias pueden ser examinadas mediante una arteriografía, incluyendo los sistemas arteriales de las piernas, los riñones, el cerebro y el corazón.

Aunque cada hospital puede tener protocolos específicos, normalmente el procedimiento de una arteriografía sigue este proceso:

  1. El paciente se coloca en la mesa de rayos X.
  2. Se introduce una vía intravenosa en una vena del brazo del paciente.
  3. Se conecta al paciente a un monitor de EKG (electrocardiograma), que registra la actividad eléctrica del corazón y monitorea el corazón durante el procedimiento utilizando unos pequeños parches adhesivos con electrodos.
  4. Se realiza una pequeña incisión en el brazo o en la ingle, en la cual se introduce un pequeño catéter .
  5. El catéter se ensarta en la vena o arteria deseada.
  6. Se administra una inyección con una solución de contraste.
  7. Cuando el catéter está en su lugar, se toma una serie de rayos X.
  8. Se retira el catéter y se aplica presión sobre la zona para impedir que la arteria sangre.
  9. El paciente permanece acostado en la cama en una sala de recuperación durante varias horas después del procedimiento.
  10. Una vez en casa, el paciente debe observar la incisión para ver si tiene hemorragia, dolor inusual, hinchazón o cualquier cambio anormal de color o de temperatura en el brazo o la pierna donde se realizó la punción. Es normal tener una pequeña magulladura. Es posible que al paciente se le aconseje no realizar actividades agotadoras durante al menos 12 horas, y no tomar un baño o ducha con agua caliente.

Fuente:
Methodist Health Care Systema
En: www.methodisthealth.com/index.htm

Artículos relacionados:

Suscripción al boletín