Beneficios para la salud del aceite de oliva

El uso de los productos derivados de la fruta  del árbol de olivo, la aceituna,  en la salud humana data de hace siglos.

A España el olivo fue llevado por los fenicios en el año 1050 a.C. Actualmente hay más de 260 variedades de olivo.

Recientemente, múltiples datos experimentales  han apoyado  las creencias tradicionales sobre los  efectos beneficiosos proporcionados por derivados de la aceituna.

Lea también:  

Tipos de aceite de oliva

El aceite de oliva se clasifica en:

  • Aceite de oliva virgen extra
  • Aceite de oliva  virgen
  • Aceite de oliva virgen corriente
  • Aceite de oliva refinado

Todos estos aceites son obtenidos  por extracción de la aceituna, el fruto del  árbol de olivo.

Aceite de oliva extra virgen

El aceite de oliva extra virgen es el primer producto del proceso de extracción utilizando procesos mecánicos y/o físicos que no alteran sus propiedades  y así tiene el sabor y el aroma más fuerte de los tres tipos.

La acidez del aceite de oliva extra virgen no debe superar el 1%.

Aceite de oliva virgen

El aceite de oliva virgen también es obtenido del primer prensado  pero es de una calidad ligeramente inferior.

Su acidez no debe ser superior al 2%.

Aceite de oliva virgen corriente

 Este aceite usualmente se utiliza para hacer mezclas con el aceite de oliva refinado. Es un aceite que presenta una acidez no superior al 3%.

Aceite de oliva refinado

Este aceite se obtiene de la purificación del aceite de oliva virgen.Su grado de acidez no supera el 0.5%.

El aceite de oliva refinado no tiene sabor, que lo hace apropiado para platos que no combinan con los  aceites de sabor más fuerte.

Es un aceite refinado,  proceso en el cual se eliminan  muchos de los elementos beneficiosos para la salud  de este aceite.

Nutricionalmente, la grasa en los diferentes  tipos de aceite de oliva es principalmente la grasa monoinsaturada (80%).

Lea: Cuáles son las mejores grasas para cocinar?

Beneficios del aceite de oliva

Los estudios que vinculan  un mayor consumo  de aceite de oliva con menor riesgo de enfermedades del corazón generalmente no se relacionan con un determinado tipo de aceite de oliva.  

Es decir, el consumo de los diferentes tipos de aceite de oliva es beneficioso para la salud.

Sin embargo, los efectos sobre  la salud del corazón, prevención del cáncer y otros beneficios de salud del aceite de oliva  pueden estar relacionados con los efectos antiinflamatorios y antioxidantes de varios compuestos naturales presentes en el  aceite de oliva virgen.

Por esta razón, el aceite virgen extra ofrece más beneficios de salud porque es el menos procesado y conserva más de estos compuestos, como el escualeno, polifenoles y tocoferoles.

Efecto protector del corazón y vasos sanguíneos

La oleuropeína, un polifenol,  es un compuesto presente en el aceite de oliva  con un efecto beneficioso sobre varios aspectos de la enfermedad cardiovascular a través de su efecto antiinflamatorio, antioxidante, vasodilatador,  antiagregante de las plaquetas, anti-isquémico y propiedades hipotensivas (baja la presión arterial).

Las grasas monoinsaturadas, presentes en un alto porcentaje en el aceite de oliva (80%),  ayudan a proteger nuestro corazón manteniendo los niveles de colesterol bueno (HDL)   y reduciendo  los niveles de colesterol malo (LDL).

En un estudio la suplementación de la alimentación de personas mayores de 50 años con dos cucharadas por día de aceite de oliva llevó a una disminución del colesterol total y del colesterol malo después de 6 semanas. 

Disminución de la presión arterial

Los compuestos fenólicos y los antioxidantes del aceite de oliva extra virgen tiene un efecto hipotensor por lo cual su consumo es recomendado en los pacientes con hipertensión arterial.

No obstante, el aceite de oliva debe tomarse como un suplemento alimenticio y no sustituye el tratamiento con medicamentos para la presión arteria. Cualquier variación en la dosis de medicamento después de consumir el aceite de oliva debe discutirla con su médico.

La dosis recomendada es de dos cucharadas al día. Los beneficios hipotensores del consumo de este aceite se pueden observar al cabo de 6 meses de consumo regular. 

Efecto protector contra el cáncer

El  aceite de oliva virgen puede ejercer su función de protección contra el cáncer  protegiendo las células contra el estrés oxidativo.

Esta acción protectora del estrés oxidativo la ejerce debido  su alto contenido de ácido oleico y la presencia de un alto contenido en componentes antioxidantes, tales como hidroxitirosol y oleuropeína. 

Compuestos específicos de aceite de oliva, conocida como fenoles, poseen  propiedades de captación de radicales libres y por lo tanto pueden ser capaces de reducir el daño oxidativo del material genético de la célula.

El efecto protector contra el cáncer se relaciona sobre todo con el cáncer de mama, ovario, piel, pulmón y el cáncer de colon.

Prevención de la diabetes

El consumo de aceite de oliva se ha relacionado con una mejor regulación de la glucosa lo que permite prevenir la diabetes tipo 2. 

Efecto protector del hígado

El aceite de oliva ha demostrado  ser útil en la reducción de la progresión del  hígado graso no alcohólico, un estado en el cual la infiltración grasa en el hígado excede el  5% – 10% de su peso.

Lea también: Hígado graso no alcohólico

Fuente

GeoSalud, 25 de julio del 2016

  • Artículos relacionados con Triglicéridos
  • Dieta Vegetariana Cruda

    Dieta Vegetariana Cruda

  • Dormir Bien para Mantenerse Delgado

    Dormir Bien y Mantenerse Delgado. Dormir bien por la noche puede ayudar a mantenerse delgado y posiblemente a reducir el riesgo de desarrollar diabetes

  • Meriendas entre Comidas

    Beneficios de comer entre comidas. Ejemplos de hábitos saludables.

  • Consumo de hojas verdes reduce perdida de memoria

    Investigación demuestra que consumo de hojas verdes reducen significativamente el deterioro cognitivo (perdida de memoria, capacidad de calculo) en adultos mayores

  • Dieta para Disminuir los Niveles de Colesterol Malo

    Las personas que comían una combinación de alimentos reconocidos para reducir el colesterol durante 6 meses redujeron con mayor eficacia su colesterol LDL (o colesterol malo) que los que consumían una dieta baja en grasas saturadas.

Suscripción al boletín