Blefaritis o inflamación del párpado

Qué es la blefaritis?

La blefaritis es la inflamación del borde de los párpados, lo que  provoca que se pongan rojos y se hinchen.

imagenes de blefaritis o inflamacion de parpado

La blefaritis es una afección bastante común, que representa un estimado de 1 en cada 20 consultas realizadas por problemas en los ojos.

Es más común en personas mayores de 50 años, aunque puede aparecer a cualquier edad.

Síntomas

Los síntomas de la blefaritis pueden incluir:

  • Ardor, dolor o picazón en los ojos
  • Pestañas crujientes
  • Picazón en los párpados, párpados rojos y dolorosos
  • Párpados que se pegan juntos y que son difíciles de abrir cuando se despierta
  • Pestañas que se convierten en costras o que son grasosas
  • Una sensación arenosa en los ojos
  • Aumento de la sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Crecimiento anormal de las pestañas
  • Pérdida de las pestañas
  • Márgenes de los párpados hinchados (los bordes de los párpados)

Volver a inicio

Causas

La blefaritis puede ser causada por una infección bacteriana, o puede ser una complicación de una enfermedad de la piel como por ejemplo:

  • Dermatitis seborreica, lo que provoca una erupción con picor en la piel y el cuero cabelludo (a la dermatitis seborreica del cuero cabelludo se le llama caspa)
  • Rosácea, una enfermedad que hace que el rostro luzca de color rojo y con manchas

La blefaritis no es contagiosa, por lo que no puede adquirirla de otra persona.

Cuándo consultar a su médico

Consulte a su médico si usted no puede controlar los síntomas de la blefaritis mediante la limpieza y buena higiene de sus ojos.

Usted podría ser referido con un oftalmólogo (especialista en ojos) si tiene síntomas graves.

Volver a inicio

Tratamiento 

La blefaritis es generalmente una condición crónica (que dura mucho tiempo), lo que significa que una vez que se desarrolla puede causar episodios a repetición.

No hay cura para la blefaritis, pero establecer una rutina diaria de limpieza de los ojos puede ayudar a controlar los síntomas. Esto tendrá que ser continuado indefinidamente. Los casos más severos de blefaritis pueden requerir antibióticos.

Higiene de los ojos

Es importante limpiar los párpados todos los días, independientemente de si usted tiene o no tiene algún síntoma.

Una buena higiene del ojo ayuda a aliviar los síntomas y evitar que se vuelvan a producir. Siga los siguientes pasos para mantener sus ojos limpios:

  • Aplique una compresa tibia (un paño o algodón calentado con agua tibia) en los párpados cerrados durante cinco a diez minutos.
  • Frote suavemente la compresa sobre los párpados cerrados durante dos o tres minutos y repita. Esto ayudará a aflojar cualquier costra.
  • Utilice un paño o un bastoncillo de algodón con agua tibia y una pequeña cantidad de solución de limpieza (ver más abajo), y frote suavemente el borde de los párpados para limpiarlos.
  • Lleve a cabo estos pasos dos veces al día al principio, luego una vez al día cuando sus síntomas han mejorado.
  • No use maquillaje de ojos, delineador de ojos y rímel en particular, ya que esto puede empeorar sus síntomas. Si usted tiene que usar delineador de ojos, asegúrese de que se lave fácilmente.

Volver a inicio

Solución limpiadora

Para limpiar los párpados, utilice uno de los siguientes con agua tibia:

  • Una pequeña cantidad de champú para bebés (1 parte de champú para bebés de 10 partes de agua tibia)
  • Bicarbonato de sodio (1 cucharadita disuelta en una taza de agua que ha sido hervida y enfriada)
  • Una solución de limpieza para parpados (hay bastantes productos comerciales disponibles)

Volver a inicio

Antibióticos tópicos

Si usted tiene blefaritis que no responde a la limpieza regular, se le pueden prescribir un curso de pomadas o cremas antibióticas (antibióticos tópicos). Usted tendrá que utilizar éstos durante cuatro a seis semanas según lo indique su médico.

Se le puede recetar:

  • Pomada ocular de cloranfenicol
  • Gotas para los ojos de ácido fusídico

El ungüento o gotas se deben frotar suavemente sobre el borde de los párpados, hasta tres veces al día, ya sea utilizando los dedos limpios o un bastoncillo de algodón.

Tan pronto sus ojos comiencen a responder al tratamiento, sólo tendrá que aplicar el antibiótico una vez al día.

Volver a inicio

Antibióticos orales

En algunas circunstancias, es posible que le receten antibióticos por vía oral (tomados por la boca) al inicio de su tratamiento.

Por ejemplo, los antibióticos orales pueden ser prescritos cuando está claro que una condición de la piel, tales como la rosácea, agrava su blefaritis.

Los antibióticos orales también pueden recomendarse si su blefaritis no responde a otros tratamientos.

La mayoría de las personas responden bien al cabo de dos a cuatro semanas de tratamiento, aunque usted probablemente tendrá que tomar por lo menos seis semanas.

Es importante que usted termine el tratamiento con antibióticos, aunque sus síntomas mejoren.

Volver a inicio

Complicaciones

La blefaritis generalmente no es grave. La complicación más común es ser incapaz de usar lentes de contacto, durante el tiempo que experimenta síntomas.

Hasta la mitad de los casos de blefaritis son causados por una infección bacteriana que también puede estar presente en el síndrome de ojo seco (una condición en la que los ojos no producen suficientes lágrimas o se secan demasiado rápido).

Otras complicaciones de la blefaritis incluyen la conjuntivitis y los orzuelos.

Las complicaciones graves, como pérdida de visión, son raras, sobre todo si se siguen las recomendaciones de su médico.

Volver a inicio

 

Fuente

Suscripción al boletín