Tratamiento del trastorno de déficit atencional / hiperactividad


Desorden Deficitario de la Atención/Hiperactividad
Trastorno de Hiperactividad y Déficit de Atención
Guía de Práctica Clínica sobre el Trastorno por Déficit de Atención con
Hiperactividad en Niños y Adolescentes (PDF 446 KB)

El trastorno de déficit atencional / hiperactividad (TDAH), puede ocurrir en niños y adultos. El trastorno de déficit atencional / hiperactividad (TDAH) se trata comúnmente con fármacos estimulantes, tales como:

  • El metilfenidato (Ritalin, Metadate, Concerta, Daytrana)
  • La anfetamina (Adderall)
  • La dextroanfetamina (Dexedrine, Dextrostat).

En el año 2002, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó el medicamento no estimulante atomoxetina (Strattera) para su uso como tratamiento para el trastorno de déficit atencional / hiperactividad. En febrero del año 2007, la FDA aprobó el uso del estimulante lisdexamfetamina dimesilato (Vyvanse) para el tratamiento del trastorno de déficit atencional / hiperactividad en niños de 6 a 12 años.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

La mayoría de los efectos secundarios son leves y desaparecen cuando los niveles de dosificación se reducen. Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Disminución del apetito: Los niños parecen tener menos hambre durante la mitad del día, pero a menudo recuperan el apetito a la hora de la cena ya que el medicamento se metabolizó y disminuyó sus niveles en sangre.
  • Problemas para conciliar el sueño: Si un niño no puede conciliar el sueño, el médico puede prescribir una dosis más baja. El médico también podría sugerir que los padres den el medicamento a su hijo al inicio del día, o eliminar la dosis de la tarde. Para ayudar a aliviar los problemas de sueño, el médico puede agregar una dosis baja de un antidepresivo o de un medicamento llamado clonidina.
  • Dolor de estómago y de cabeza.
  • Algunos efectos secundarios menos comunes: Algunos niños desarrollan movimientos bruscos y repetitivos o sonidos llamados tics. Estos tics pueden o puede no ser perceptible. El cambio de la dosis de la medicación puede hacer que los tics desaparecen.
  • Algunos niños también parecen tener un cambio de personalidad, como tener en afecto "aplanado" o sin emoción. Hable con el médico si su hijo muestra alguno de estos efectos secundarios.


¿Cómo se toman los medicamentos para el trastorno de déficit atencional / hiperactividad (TDAH)?

Los medicamentos estimulantes pueden ser de acción corta o prolongada, y se pueden tomar en diferentes formas, tales como una pastilla, en forma de parche, o en polvo. Los fármacos en formas de liberación de prolongada y sostenida permiten a los niños a tomar el medicamento una vez al día antes de las clases sin necesidad de más dosis. Los padres y los médicos deben decidir juntos qué medicamento es mejor para el niño y si el niño necesita la medicina solamente para las horas de clase o si también la necesita durante las noches y los fines de semana.

Los medicamentos para el manejo del trastorno de déficit atencional / hiperactividad ayudarán a muchos niños y adultos que son hiperactivos e impulsivos. Ayudan a las personas concentrarse, trabajar y aprender. Los medicamentos estimulantes pueden también mejorar la coordinación física. Sin embargo, diferentes personas responden de manera diferente a los medicamentos, por lo que los niños que toman medicamentos para el trastorno de déficit atencional / hiperactividad deben ser vigilados de cerca.


Son seguros los medicamentos para el manejo del trastorno de déficit atencional / hiperactividad

Los medicamentos estimulantes son seguros cuando se administran bajo supervisión de un médico. Algunos niños pueden sentir o referir que se sienten un poco diferentes o "extraños" después de tomar el medicamento.

Algunos padres se preocupan de que los medicamentos estimulantes puedan conducir al abuso o dependencia de las drogas, pero hay poca evidencia sobre esto. Las investigaciones muestran que los adolescentes con trastorno de déficit atencional / hiperactividad que tomaron medicamentos estimulantes eran menos propensos a abusar de las drogas que los que no tomaron fármacos estimulantes.

La FDA alerta sobre los posibles efectos secundarios poco comunes

En el año 2007, la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) exigió que todos los fabricantes de medicamentos para tratar el trastorno de déficit atencional / hiperactividad desarrollaran “Guías de medicamentos para los pacientes”. Las guías deben alertar a los pacientes sobre los posibles problemas cardíacos y psiquiátricos relacionados con los medicamentos que se utilizan para tratar el tratar el trastorno de déficit atencional / hiperactividad.

La FDA exige “Guías de medicamentos para los pacientes” debido a que una revisión de los datos reveló que los pacientes con de déficit atencional / hiperactividad desarrollaran con problemas de corazón tienen un riesgo ligeramente mayor de accidentes cerebrovasculares, ataques cardíacos y muerte súbita cuando se toman los medicamentos. La revisión también encontró un riesgo ligeramente más alto (alrededor de 1 de cada 1.000) para la aparición de problemas psiquiátricos relacionados con la ingesta de los medicamentos, como escuchar voces, tener alucinaciones, llegando a ser desconfiado sin motivo, o probabilidad de eventos maníacos. Esto sucedió en pacientes que no tenían antecedentes de problemas psiquiátricos.

La FDA recomienda que cualquier plan de tratamiento para el de déficit atencional / hiperactividad debe incluir un examen de salud inicial y una historia familiar profunda. Este examen debe buscar enfermedad cardiaca existente e historial de problemas psiquiátricos. Los medicamentos para el de déficit atencional / hiperactividad desarrollaran  no estimulante como el llamado atomoxetina (Strattera) tienen otra advertencia.

Los estudios muestran que los niños y adolescentes con TDAH que toman atomoxetina son más propensos a tener pensamientos suicidas que los niños y adolescentes con de déficit atencional / hiperactividad desarrollaran que no toman atomoxetina. Si su hijo está tomando atomoxetina, debe observar su comportamiento con cuidado. Un niño puede desarrollar síntomas graves de repente, por lo que es importante prestar atención a la conducta de su hijo todos los días. Pregunte a otras personas que pasan mucho tiempo con su hijo, como hermanos, hermanas y profesores, que le digan si notan cambios en el comportamiento de su hijo. Llame a un médico inmediatamente si su hijo presenta alguno de los siguientes síntomas:

  • Actuando más “retraídos o tranquilos” de lo habitual
  • Tienen sentimientos de impotencia, sin esperanza o sin valor
  • Nueva depresión o empeoramiento del cuadro depresivo ya presente
  • Pensar o hablar acerca de hacerse daño a sí mismo
  • Preocupación extrema sin motivo
  • Agitación
  • Presencia de ataques de pánico
  • Dificultad para dormir
  • Irritabilidad
  • Presencia de comportamiento agresivo o violento
  • Actuar sin pensar
  • Aumento extremo de la actividad o del habla (verborrea)
  • Excitación anormal, frenesí
  • Cambios súbitos o extraños en el comportamiento.

Al tiempo que toma atomoxetina, su hijo debe ver a un médico con frecuencia, sobre todo al principio del tratamiento. Asegúrese de que su niño cumpla con todas las citas con su doctor.



Fuente

Mental Health Medications
National Institute of Mental Health
 

Artículos relacionados:

 

 

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico