¿Qué medicamentos se usan para tratar el trastorno bipolar?


Depresión
Enfermedad maniaco-depresiva
Tratamiento de la depresión
Ansiedad
Tratamiento del trastorno de estrés postraumático

El trastorno bipolar, también llamado enfermedad maníaco-depresiva, es comúnmente tratado con estabilizadores del estado de ánimo. A veces, se pueden utilizar antipsicóticos y los antidepresivos en conjunto con un estabilizador del estado de ánimo.

Estabilizadores del estado de ánimo

Para tratar a las personas con trastorno bipolar se suelen utilizar los estabilizadores del estado de ánimo en primer lugar. En general, las personas continúan el tratamiento con estabilizadores del ánimo durante años. El litio es un estabilizador del estado de ánimo muy eficaz. Fue el primer estabilizador del ánimo aprobado por la FDA en 1970 para el tratamiento de ambos episodios maníacos y depresivos.

Los medicamentos anticonvulsivos también se utilizan como estabilizadores del estado de ánimo. Fueron desarrollados originalmente para tratar las convulsiones, pero también se han encontrado para ayudar al control del estado de ánimo. Un anticonvulsivante comúnmente usado como un estabilizador del estado de ánimo es el ácido valproico, también llamado divalproex sódico (Depakote). Para algunas personas, puede funcionar mejor que el litio. Otros anticonvulsivos utilizados como estabilizadores del estado de ánimo son la carbamazepina (Tegretol), la lamotrigina (Lamictal) y la oxcarbazepina (Trileptal).

Los antipsicóticos atípicos

Los medicamentos antipsicóticos atípicos se utilizan a veces para tratar los síntomas del trastorno bipolar. A menudo, los antipsicóticos se utilizan junto con otros medicamentos.


Los antipsicóticos utilizados para tratar a las personas con trastorno bipolar incluyen:

  • Olanzapina (Zyprexa), que ayuda a las personas con depresión severa o psicótica, que a menudo se acompaña de una ruptura/disociación con la realidad, alucinaciones o ilusiones.
  • Aripiprazol (Abilify), que se puede tomar como una píldora o en forma de inyección
  • La risperidona (Risperdal)
  • La ziprasidona (Geodon)
  • Clozapina (Clorazil), que se utiliza a menudo para tratar a las personas que no responden al litio o anticonvulsants.

 

Los antidepresivos

Los antidepresivos se utilizan a veces para tratar los síntomas de la depresión en el trastorno bipolar. La fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil) o sertralina (Zoloft) son algunas de las opciones que se utilizan. Sin embargo, las personas con trastorno bipolar no deben tomar un antidepresivo por sí solo. Si lo hacen, esto puede causar que la persona cambie (o cicle) rápidamente de la depresión a la manía, que puede ser peligroso. Para evitar este problema, los médicos dan a los pacientes un estabilizador del estado de ánimo o un antipsicótico junto con un antidepresivo.

Loa resultados de las investigaciones sobre si los antidepresivos ayudan a las personas con depresión bipolar son mixtos. Un estudio financiado por el NIMH encontró que los antidepresivos no fueron más eficaces que el placebo para ayudar a tratar la depresión en personas con trastorno bipolar. En realidad las personas con mejoría estaban tomando estabilizadores del estado de ánimo, junto con los antidepresivos.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Los tratamientos para el trastorno bipolar han mejorado en los últimos 10 años. Pero cada paciente responde de manera diferente a los medicamentos. Si usted tiene algún efecto secundario, informe a su médico de inmediato. Él o ella pueden cambiar la dosis o recetar un medicamento diferente.

Diferentes medicamentos para el tratamiento del trastorno bipolar pueden causar diferentes efectos secundarios. Algunos medicamentos utilizados para tratar el trastorno bipolar se han relacionado con síntomas únicos y graves, que se describen a continuación.


El litio puede causar varios efectos secundarios, y algunos de ellos pueden llegar a ser graves. Ellos incluyen:

  • Pérdida de coordinación
  • Sed excesiva
  • Micción frecuente
  • Apagones
  • Convulsiones
  • Dificultad para hablar
  • Ritmo cardíaco acelerado, lento, irregular o fuerte
  • Alucinaciones (ver cosas o escuchar voces que no existen)
  • Cambios en la visión
  • Picazón, salpullido
  • Inflamación de los ojos, cara, labios, lengua, garganta, manos, pies, tobillos o pantorrillas.


Si una persona con trastorno bipolar está siendo tratada con litio, él o ella deben visitar al médico con regularidad para verificar los niveles de litio en la sangre, y asegúrese de que los riñones y la tiroides están funcionando normalmente.


Algunos de los efectos secundarios relacionados con el ácido valproico / valproato de sodio incluyen:

  • Cambios en el peso
  • Náusea
  • Dolor de estómago
  • Vómitos
  • Anorexia
  • Pérdida del apetito.

El ácido valproico puede causar daños en el hígado o el páncreas, por lo que las personas que lo toman deben acudir al médico con regularidad.

El ácido valproico puede afectar a las niñas y mujeres jóvenes de manera única. A veces, el ácido valproico puede incrementar la testosterona (hormona masculina) en las adolescentes y conducir a una condición llamada síndrome de ovario poliquístico (SOP). El síndrome de ovario poliquístico es una enfermedad que puede afectar la fertilidad y hacer que el ciclo menstrual se vuelva irregular, pero los síntomas tienden a desaparecer después de que se suspende la ingesta de ácido valproico. También puede causar defectos de nacimiento a los bebés en mujeres que están embarazadas.

La lamotrigina puede causar una erupción de la piel poco frecuente pero grave que necesita ser tratada en un hospital. En algunos casos, esta erupción puede causar discapacidad permanente o amenazar la vida. Además, el ácido valproico, lamotrigina, medicamentos anticonvulsivos carbamazepina, oxcarbazepina y otro (que se enumeran en la tabla al final de este documento) tienen una advertencia de la FDA. La advertencia indica que su uso puede aumentar el riesgo de pensamientos y conductas suicidas.

Las personas que toman medicamentos anticonvulsivos para el trastorno bipolar u otras enfermedades deben ser estrechamente monitorizados para detectar síntomas nuevos o empeoramiento de la depresión, pensamientos o conductas suicidas, o cualquier cambio inusual en el estado de ánimo o el comportamiento. Las personas que toman estos medicamentos no deben realizar ningún cambio sin consultar a su profesional de la salud.

Otros medicamentos para el trastorno bipolar también pueden estar relacionados con efectos secundarios poco comunes pero graves. Siempre hable con el médico o farmacéutico sobre los potenciales efectos secundarios antes de tomar el medicamento.

Para obtener información sobre los efectos secundarios y advertencias de la FDA de los antidepresivos, consulte la sección relativa a los medicamentos para tratar la depresión.


¿Cómo se deben tomar los medicamentos para el trastorno bipolar?

Los medicamentos se deben tomar según lo indicado por un médico o médico psiquiatra. A veces el plan de tratamiento de una persona necesita ser cambiado según los resultados que se obtengan inicialmente. Cuando los cambios son necesarios en la dosis del o los medicamentos, el médico guiará el cambio. Una persona nunca debe dejar de tomar un medicamento sin consultar a un médico para obtener ayuda.

No existe cura para el trastorno bipolar, pero el tratamiento funciona para muchas personas. El tratamiento funciona mejor cuando es continuo, en lugar de encendido y apagado (unos meses si y otros no). Sin embargo, los cambios de humor pueden ocurrir incluso cuando no hay interrupciones en el tratamiento. Los pacientes deben ser abiertos con sus médicos sobre el tratamiento. Hablar de cómo está funcionando el tratamiento puede ayudar a que el mismo sea más eficaz para usted.

Puede ser útil para las personas o sus familiares  mantener un registro diario de síntomas del estado de ánimo, los tratamientos, los patrones de sueño y acontecimientos de la vida. Este cuadro puede ayudar a los pacientes y a los médicos dar seguimiento a la enfermedad. Los médicos pueden usar la tabla para el tratamiento de la enfermedad más eficazmente.

Puesto que los medicamentos para el trastorno bipolar pueden tener efectos secundarios graves, es importante para cualquier persona llevar un chequeo médico  regular/constante para detectar cambios potencialmente peligrosos en el cuerpo y su salud.


Fuente

Mental Health Medications

National Institute of Mental Health

Artículos relacionados

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico