Indicaciones de las Aguas Termales

Si a la ubicación de los balnearios, en zonas de gran vegetación y aire puro, unimos la tranquilidad física y psíquica, la alimentación racional, y la liberación del alcohol, tabaco y medicamentos que propician, tenemos que son por sí mismos, un lugar ideal para recuperar la forma física y cierto grado de equilibrio mental. La actividad terapéutica del agua termal permite conjugar el descanso y el relax con la tonificación y la puesta a punto. Las curas termales son preventivas y curativas, al tiempo que contribuyen a la readaptación del paciente.

Las afecciones crónicas del aparato respiratorio, locomotor y digestivo son las más beneficiadas por los efectos del termalismo. Junto a estos tratamientos típicos, existen otros cada vez más solicitados: curas de adelgazamiento, belleza, celulitis o "rejuvenecimiento". Hay una gran variedad de técnicas de administración de las aguas mineromedicinales: bebida, duchas, lodos, masajes,.... Cada balneario utiliza unas u otras dependiendo del carácter del agua (sódicas, sulfuradas, ferruginosas, sulfatadas, bicarbonatadas, carbónicas, etc.) y de las instalaciones con que cuenta. Para lograr los beneficios deseados, las dolencias deben ser tratadas dos veces al año, en sesiones de 15 días. Sin embargo, hay casos como los tratamiento anti-estrés, muy de moda entre la gente joven, que se pueden realizar durante un fin de semana.

Volver al inicio del artículo
 

Indicaciones terapeúticas de las aguas minero-medicinales

Aparato digestivo, aparato respiratorio, riñón y vías urinarias, traumatología y reuma, sistema circulatorio, ginecología, sistema nervioso, dermatología.

  • Sódicas: Estimulantes
  • Sulfuradas: Acción beneficiosa sobre la piel, el aparato respiratorio y locomotor
  • Ferroginosas: Favorecen la regeneración de la sangre. Mejoran los casos de anemia. Actúan sobre las enfermedades de la piel. Colaboran con los regímenes adelgazantes.
  • Radioactivas: Efectos sedantes y analgésicos para combatir el estrés, la ansiedad y las depresiones.
  • Sulfatadas: Lavantes y diuréticas.
  • Bicarbonatadas: Problemas del aparato digestivo.
  • Carbónicas: Estimulan el apetito y favorecen el buen funcionamiento del aparato circulatorio.

Volver al inicio del artículo

Contraindicaciones generales

  • Infecciones en fase activa
  • Cardiopatías descompensadas
  • Insuficiencias hepáticas o renales graves
  • Tumores malignos
  • Hipertensión grave
  • Enfermedades infecciosas
  • Tuberculosis pulmonar y laríngea
  • Dermopatías húmedas.

Volver al inicio del artículo

Si desea leer más artículos sobre el tema de las Aguas Termales le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Fuente
Revista Consumer
http://revista.consumer.es/

Revisado, 11 de marzo del 2014

  • Artículos relacionados con Aguas Termales
  • Aguas Termales indice

    Las Aguas Termales y sus Propiedades Curativas

  • Aguas Termales y sus Propiedades Curativas

    El baño en aguas termales aumenta la temperatura del cuerpo, matando gérmenes, entre ellos virus, además aumenta la presión hidrostática del cuerpo, por lo que aumenta la circulación sanguínea y la oxigenación

  • Aguas Termales

    El agua mineraliza y caliente de las “termas” tiene diferentes efectos en el cuerpo humano. Algunos autores las dividen los beneficios de las aguas termales en tres, biológica, física y química.

Suscripción al boletín