Qué es la rinitis alérgica?

Si usted estornuda mucho y su nariz esta a menudo congestionada, o si sus ojos, boca o piel a menudo le pican, puede tener rinitis alérgica.

La rinitis alérgica ó alergia nasal es el padecimiento alérgico más frecuente en el mundo.

La rinitis alérgica es causada por el sistema inmune de la propia persona que reacciona a un alérgeno como si fuera algo perjudicial para su cuerpo.

Un alérgeno es cualquier sustancia, más a menudo un alimento  o sustancia inhalada, que es reconocido como extraño  por el sistema inmunológico y provoca una reacción alérgica.

Los alérgenos comunes que causan la rinitis alérgica incluyen el polen - este tipo de rinitis alérgica se conoce como fiebre del heno - así como esporas de moho, ácaros del polvo de la casa y escamas de piel muerta o gotitas de orina o saliva de ciertos animales.

Síntomas de la rinitis

Los síntomas comunes de la rinitis alérgica incluyen:

  • Estornudos
  • Una nariz que moquea
  • Nariz tapada
  • Picazón en la nariz
  • Tos
  • Dolor de garganta
  • Picazón de ojos
  • Ojos llorosos
  • Ojeras
  • Dolores de cabeza frecuentes
  • Síntomas de tipo eczema, tales como tener piel extremadamente seca y picazón que a menudo hace ampollas
  • Urticaria
  • Fatiga excesiva

Usualmente sentirá uno o más de estos síntomas inmediatamente después de entrar en contacto con un alérgeno.

Algunos síntomas, como dolores de cabeza recurrentes y fatiga, sólo pueden ocurrir después de una exposición a largo plazo a alérgenos.

La fiebre no es un síntoma de la fiebre del heno.

Algunas personas experimentan síntomas raramente. Otras personas experimentan síntomas durante todo el año

Complicaciones

Las complicaciones de la rinitis alérgica pueden incluir:

  • Alteración del sueño
  • Cansancio durante el día
  • Dolores de cabeza
  • Problemas de concentración
  • Infecciones recurrentes del oído en niños
  • Infecciones recurrentes de los senos nasales en adultos
  • Asma difícil de controlar
     

Evidencia reciente demuestra que la rinitis alérgica no tratada también puede aumentar el riesgo de desarrollar asma.

Se ha demostrado que un mejor control de la rinitis alérgica da como resultado un mejor control del asma tanto en adultos como en niños.

Factores de riesgo

Las alergias pueden afectar a cualquier persona, pero es más probable que desarrolle rinitis alérgica si su familia tiene antecedentes de alergias.

Algunos factores externos pueden desencadenar o empeorar esta condición, incluyendo:

  • Humo de cigarro
  • Productos químicos
  • Bajas temperaturas
  • Humedad
  • Viento
  • La contaminación del aire
  • Laca para el cabello
  • Perfumes
  • Colonias
  • Humo de madera quemada
  • Vapores de pinturas

Tratamiento de la rinitis

El tratamiento de la rinitis alérgica depende de la gravedad de sus síntomas y de cuánto afectan sus actividades diarias.

En la mayoría de los casos, el tratamiento tiene como objetivo aliviar los síntomas tales como estornudos y una nariz tapada o congestionada.

Si usted tiene rinitis alérgica leve, a menudo puede tratar los síntomas por sí mismo.

Usted debe visitar a su médico si sus síntomas son más graves y afectan su calidad de vida, o si las medidas de autoayuda no han sido eficaces.

Medicamentos

La medicación no curará su alergia, pero puede ser utilizada para tratar los síntomas comunes.

Si sus síntomas son causados ​​por alérgenos estacionales, tales como polen, usted debe poder parar de tomar su medicación después de que el riesgo de la exposición ha pasado.

Visite a su médico si sus síntomas no responden a la medicación después de dos semanas.

Antihistamínicos

Los antihistamínicos alivian los síntomas de la rinitis alérgica bloqueando la acción de una sustancia química llamada histamina, que el cuerpo libera cuando su sistema inmune está bajo ataque de un alérgeno.

Los antihistamínicos a veces pueden causar somnolencia. Si los está tomando por primera vez, vea cómo reacciona ante ellos antes de manejar o operar maquinaria pesada.

En particular, los antihistamínicos pueden causar somnolencia si usted bebe alcohol mientras lo toma.

Usted puede comprar tabletas de antihistamínicos sin receta médica, pero los aerosoles nasales antihistamínicos en algunos países sólo están disponibles con receta médica.

Corticosteroides

Si usted tiene síntomas frecuentes o persistentes y tiene un bloqueo nasal o pólipos nasales, su médico puede recomendarle un spray nasal o gotas que contengan corticosteroides.

Los corticosteroides ayudan a reducir la inflamación y la hinchazón. Tardan más tiempo para hacer efecto que los antihistamínicos, pero sus beneficios duran más.

Los efectos secundarios de los corticosteroides inhalados son raros, pero pueden incluir sequedad nasal, irritación y hemorragias nasales.

Si tiene un ataque de síntomas particularmente grave y necesita un alivio rápido, su médico puede prescribir un curso corto de pastillas de corticosteroides de 5 a 10 días de duración.

Inmunoterapia

Su médico puede recomendar inmunoterapia si usted tiene alergias severas. La inmunoterapia consiste en inyecciones de alérgenos en pequeñas cantidades.

Estas inyecciones con el tiempo disminuyen su respuesta inmune a determinados alérgenos.

Un régimen de inyecciones contra la alergia comienza con una fase de acumulación.

Durante esta fase, usted irá a consulta de una a tres veces por semana  con un médico especialista en alergias (alergólogo)  para una inyección para  que su cuerpo se acostumbre al alergeno. El tratamiento dura de tres a seis meses.

Durante la fase de mantenimiento, usted debe ver a su médico para inyecciones una vez al mes durante el transcurso de tres a cinco años.

Es posible que no note un cambio hasta más de un año después de que comience la fase de mantenimiento.

Una vez que llegue a este punto, es posible que sus síntomas de alergia se desvanecen o desaparecen por completo.

Algunas personas experimentan reacciones alérgicas severas con su inyección de rutina.

Por esta razón, muchos alergólogos le piden que espere en la oficina de 30 a 45 minutos después de una inyección para asegurarse de que no tiene una respuesta intensa o potencialmente mortal.

Consejos para prevenir la rinitis alérgica

  • Permanezca en el interior de su casa cuando la temporada de polen es alta.
  • Evite el ejercicio al aire libre temprano en la mañana.
  • Tome duchas inmediatamente después de estar afuera de su casa.
  • Mantenga sus ventanas y puertas cerradas tan frecuentemente como sea posible durante la temporada de alergias.
  • Mantenga la boca y la nariz cubiertas mientras realiza trabajos en el jardín.
  • Trate de no rastrillar las hojas o cortar el césped.
  • Bañe a su perro al menos dos veces por semana para eliminar la piel muerta.
  • Evite el uso de alfombras en su casa, en particular en su dormitorio.

Fuente

Allergic rinitis. NHS

Allergic Rhinitis. Healthline

Allergic Rhinitis. American College of Allergy, Asthma & Immunology

Allergic rinitis. U.S. National Library of Medicine

Rhinitis. Cleveland Clinic