Anticoncepción de Emergencia
Generalidades

¿Qué es?

Para la Organización Mundial de la Salud, la anticoncepción de emergencia "comprende los métodos contraceptivos que pueden utilizar las mujeres en los días siguientes a un coito no protegido con el fin de evitar un embarazo no deseado. Los métodos anticonceptivos de emergencia son eficaces e inocuos para la mayoría de las mujeres que pueden necesitarlos, así como fáciles de aplicar" (WHO, 1999).

Se conocía como “píldora de la mañana siguiente ” o “post-coito ”. El término “anticoncepción de emergencia ” es preferible porque deja claro que no es un método anticonceptivo habitual y que puede usarse más allá de la "mañana siguiente" (hasta tres días después del acto sexual).

La anticoncepción de emergencia es necesaria en todas aquellas situaciones en las cuales la prevención del embarazo puede realizarse, por diferentes razones, solo después de la relación sexual.

Está indicada si:

  • No se usó método anticonceptivo alguno.
  • Por imprevistos en el uso del método, por ejemplo se rompió del condón
  • Por errores en el uso del método, por ejemplo:
    • Olvidó de dos o más píldoras anticonceptivas consecutivas
    • Descontinuación de un anticonceptivo inyectable (sólo progestágeno) de más de dos semanas de duración.
    • Descontinuación de uso de un anticonceptivo inyectable combinado (estrógeno y progesterona) de más de tres días de duración.

Para las parejas en cualquiera de estas situaciones, la anticoncepción de emergencia es la única opción para prevenir un embarazo no deseado.

La anticoncepción de emergencia es el único método que puede ser utilizado después de una relacion sexual no protegida. Sólo 30% de mujeres costarricenses usaron protección anticonceptiva en su primer encuentro sexual (Chen, 1999). No usaron protección por lo inesperado del hecho (36%), el deseo de embarazarse (24%) y desconocimiento (20%). La subutilización de las PAE en casos indicados, puede conducir a la mujer al aborto provocado (Cheng, 2002) o al embarazo no deseado, reportado en 42% de las costarricenses con hijos (Chen, 1999).

Las píldoras anticonceptivas de emergencia (PAE) pueden ser usadas por cualquier mujer en edad fértil que las necesite para evitar un embarazo no deseado en los siguientes casos: tras una relación sexual voluntaria pero sin protección anticonceptiva; tras el uso incorrecto o inconsecuente de un método anticonceptivo regular o en caso de fallo accidental de otros métodos anticonceptivos, por ejemplo:

  • Rotura o desprendimiento del preservativo;
  • Cálculo equivocado de los "días de riesgo" cuando se usa abstinencia periódica;
  • Incapacidad para abstenerse durante los días fértiles;
  • Expulsión del DIU;
  • Falla del coito interrumpido, con eyaculación en la vagina o en los genitales externos;
  • Interrupción de la toma de anticonceptivos orales durante más de tres días seguidos;
  • Retraso en la aplicación de un anticonceptivo inyectable;
  • Violación de una mujer desprovista de protección anticonceptiva (WHO, 1999)


¿Cómo actúan?

Las píldoras anticonceptivas de emergencia (PAE) no interrumpen el embarazo, por lo que no constituyen en absoluto un tratamiento abortivo (WHO, 1999).Se desconoce el mecanismo exacto de las PAE, depende del momento del ciclo menstrual en que se encuentra la mujer al momento de la relación sexual sin protección.

No todas las mujeres que tienen relaciones sexuales sin protección quedan embarazadas. Sucederá en una de cada diez mujeres si tiene relaciones en los cinco días previos a la ovulación. Sucederá con más frecuencia, en una de cada tres, si la relación ocurre en el día de la ovulación (Sanders, 2002).

Varios estudios indican que las PAE pueden inhibir o retrasar la ovulación. Otros que pueden impedir la implantación al alterar el endometrio. Sin embargo, las pruebas de los efectos endometriales son confusas y no se sabe si estas alteraciones son suficientes para impedir la implantación. También se ha postulado que impiden la fecundación o el transporte de los espermatozoides o los óvulos, pero no hay datos definitivos (WHO 1999, Sanders 2002).

¿Cómo se usan?

Hay varios productos que pueden usarse, pero sólo hay que usar uno de ellos. Por ejemplo, si se usa Ovral, no se necesita Nordette. Algunos de estos productos traen 21 píldoras, otros 28. Si toma las PAE de un paquete que contiene 28 píldoras (una por cada día), recuerde que las siete últimas píldoras no contienen anticonceptivos. En un paquete de 28 píldoras de Ovral, Nordette o Microgynon, cualquiera de las primeras 21 píldoras pueden usarse como PAE. Si usa Triquilar o Trinordiol, las primeras 21 píldoras tienen tres colores diferentes, pero sólo las píldoras amarillas pueden usarse como PAE.

Los anticonceptivos orales que contienen dosis adecuadas para anticoncepción de emergencia y están disponibles en Costa Rica son:

  • Lofemenal, Microgynon, Nordette, Norgylen, Marvelon: Tomar 4 píldoras de cualquiera de estos anticonceptivos en cuanto sea posible, 12 horas después tomar 4 pildoras más.
  • Neogynon, Norgyl, Ovral: Tomar 2 píldoras de cualquiera de estos anticonceptivos en cuanto sea posible, 12 horas después tomar 2 pildoras más.

Tomar la primera dosis dentro de las primeras 72 horas de ocurrida la relación sexual sin protección y la segunda dosis se toma 12 horas después.

No tome más píldoras que las mencionadas porque eso puede producir más náuseas y no cambiará la probabilidad de embarazo.

Para controlar las náuseas, puede usar medicamentos (p.ej. Dramamine), tome una tableta media hora antes de las PAE y otra luego de cuatro a seis horas. No tome más PAE que las mencionadas porque eso puede producir más náuseas y no cambiará la probabilidad de embarazo.

Estudios recientes han probado el tratamiento en una sola toma, en lugar de dos y han documentado similar efectividad y menos efectos secundarios (Ellertson, 2003). Otros estudios están aportando evidencia sobre el uso dentro de las primeras 60 horas posteriores a la relación sexual, aunque con menor eficacia.

¿Son efectivas?

Si ya existe un embarazo, las PAE no funcionarán, es la única situación en la que no están indicadas. Cuando una mujer tiene una relación sexual y no usó anticonceptivos, el riesgo de quedar embarazada varía según el día del ciclo menstrual. Quedarán embarazadas una de cada diez mujeres que tienen relaciones sexuales en los 5 dias previos a la ovulación y una de cada tres que tienen relaciones el mismo día de la ovulación.

El estudio más reciente sobre eficacia de las PAE reporta que el método Yuzpe disminuye el riesgo de embarazo en 74.1%, (IC95% = 62.9 - 79.2) comparando los embarazos esperados y los observados (Sanders, 2002).

Esto quiere decir que si se usa PAE el riesgo de quedar embarazada se reduce de 30% a menos de 8%. Muchos estudios han demostrado que las PAE funcionan bien, no se han presentado informes sobre problemas serios de salud.

¿Pueden dar molestias?

Las PAE producen náuseas en 50% de las mujeres y vómitos en 20%. Con menos frecuencia puede ocurrir dolor de cabeza, sensibilidad en los senos, mareos y retención de líquido. Los síntomas desaparecen pocas horas después de la toma de las dosis.

Para algunas mujeres, la inserción de emergencia de un DIU puede ser una alternativa razonable a las PAE. Para que tenga efecto, la inserción del DIU debe realizarse en los cinco días posteriores a la relación sexual sin protección. El DIU, sin embargo, no es una alternativa prudente para una mujer que desea tener un embarazo en el futuro o se encuentra en riesgo de enfermedades de transmisión sexual. Para la mayoría de mujeres las PAE son una opción simple y segura que puede reducir muchísimo la posibilidad de un embarazo después de una relación sexual sin protección.

Complicaciones

En casos muy raros pueden producirse complicaciones: tromboflebitis (coágulos en las piernas), coágulos en el pulmón, ataque cardíaco, derrame, problemas en el hígado, tumor en el hígado, problemas en la vesícula biliar o hipertensión.

 

Fuente
Centro Centroamericano de Población
En: http://ccp.ucr.ac.cr/ac/quesab1.htm#¿Cuándo%20se%20usan?

 

Artículos relacionados:

 



Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico


 
Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico