Asma Ocupacional

El asma ocupacional se define generalmente como un trastorno respiratorio directamente relacionado con la inhalación de emanaciones, gases, polvo u otras sustancias potencialmente tóxicas "en el trabajo".

Con el asma ocupacional, pueden desarrollarse síntomas de asma por primera vez en un trabajador previamente saludable, o puede agravarse el asma ya existente por la exposición dentro del lugar de trabajo.

Los síntomas de asma incluyen silbido al respirar, pecho apretado y tos. Otros síntomas relacionados pueden ser goteo de la nariz, congestión nasal e irritación ocular.

La causa puede ser de índole alérgica o no alérgica, y la enfermedad puede persistir por un largo período en algunos trabajadores, aun cuando ya no estén expuestos a los irritantes que desencadenaron sus síntomas.

Comúnmente, los síntomas empeoran a lo largo de la semana de trabajo, mejoran en el fin de semana y se repiten al volver al trabajo.

En muchos casos, los antecedentes familiares de alergias harán a una persona más susceptible de sufrir el asma ocupacional. Sin embargo, mucha gente no tiene los antecedentes y desarrolla igualmente la enfermedad al exponerse a las condiciones que la desencadenan. Los trabajadores que fuman están en mayor peligro de desarrollar asma después de haberse expuesto en el trabajo, debido al estado debilitado de sus pulmones. La duración de la exposición ocupacional que desencadena el asma varía y puede fluctuar entre meses y años antes de que se produzcan los síntomas.

Muchos trabajadores con síntomas persistentes de asma causada por irritantes en el trabajo reciben diagnósticos incorrectos de bronquitis. Las personas que viven en áreas residenciales cerca de estas fábricas pueden también estar expuestos a desencadenantes tóxicos del asma y pueden sufrir también síntomas. Si no se diagnostica correctamente el asma ocupacional tempranamente, la prognosis a largo plazo puede mantenerse, porque los asmáticos continúan exponiéndose a los agentes químicos que desencadenan su aflicción.

Ocurrencia frecuente

El asma ocupacional ha llegado a ser la enfermedad pulmonar relacionada con el trabajo más prevaleciente en los países desarrollados. Sin embargo, se desconoce la proporción exacta de casos recién diagnosticados de asma en adultos debido a la exposición ocupacional. Hasta el 15% de los casos de asma en los EE.UU. pueden tener factores relacionados con el trabajo.
La incidencia del asma ocupacional varía dentro de las industrias individuales. Por ejemplo, en la industria de detergentes, la inhalación de una enzima en particular utilizada para producir polvos para lavar ha llevado al desarrollo de síntomas respiratorios en aproximadamente el 25% de los empleados expuestos. En las imprentas, hasta el 50% de los empleados experimenta síntomas respiratorios después de la exposición constante a goma arábiga o acacia, que se usa en la impresión cromática para separar hojas impresas y evitar manchas. Los isocianatos son agentes químicos que se usan ampliamente en muchas industrias, incluida la pintura rociada, la instalación de aislantes y en la elaboración de plásticos, caucho y espuma. Estos agentes químicos pueden causar asma en el 10% de los trabajadores expuestos.

Causas

El asma ocupacional puede ser ocasionada por uno de tres mecanismos.

Entre ellos cabe mencionar:

  • Efectos irritantes directos:Los irritantes que provocan el asma ocupacional incluyen el ácido hidroclórico, dióxido de azufre o amonio, que se hallan en las industrias del petróleo o químicas. Los trabajadores expuestos a estas sustancias frecuentemente comienzan a silbar al respirar y sufrir otros síntomas de asma inmediatamente después de exponerse a la sustancia irritante. Esta es una reacción irritante en vez de una reacción alérgica, porque no participa el sistema inmunológico. Los trabajadores que ya tienen asma o algún otro trastorno respiratorio se ven particularmente afectados por este tipo de exposición.

  • Alergia (exposición de largo plazo)

    Las alergias están relacionadas en muchos casos de asma ocupacional. Este tipo de asma generalmente aparece sólo después de la exposición a largo plazo (p. ej.: meses o años) a una sustancia relacionada con el trabajo. Esto se debe a que el sistema inmunológico del cuerpo necesita tiempo para desarrollar los anticuerpos alérgicos u otras respuestas inmunológicas a una sustancia en particular. Por ejemplo, los trabajadores de la industria de polvos para lavar pueden desarrollar una alergia a las enzimas de la bacteria Bacillus subtilis, y los trabajadores de las plantas procesadoras de alimentos pueden desarrollar una alergia y síntomas de asma ocupacional por la exposición a ricino, granos de café verdes y papaína. El asma ocupacional alérgica puede ocurrir en trabajadores de las industrias de plástico, caucho o resina después de exponerse repetidamente a pequeñas moléculas químicas en el aire. Los veterinarios, pescadores y manipuladores de animales de laboratorio pueden desarrollar reacciones alérgicas a las proteínas animales, y los trabajadores de la salud pueden desarrollar asma al respirar proteínas en polvo de los guantes de látex o al mezclar medicamentos en polvo.
  • Mecanismos farmacológicos

    La inhalación de algunas sustancias en aerosol puede llevar directamente a la acumulación de agentes químicos que ocurren naturalmente en el cuerpo, tales como histamina o acetilcolina dentro del pulmón, lo cual puede derivar en asma. Por ejemplo, los insecticidas, usados en labores agrícolas, pueden causar una acumulación de acetilcolina, que ocasiona que se contraigan los músculos de las vías respiratorias, restringiendo así las vías respiratorias.

Consulte la tabla adjunta para ver las sustancias ocupacionales más comunes que causan asma o desencadenan la intensificación temporal del asma ya existente.

Prevención

Una vez identificada la causa, deben reducirse los niveles de exposición. Por ejemplo, un trabajador puede ser transferido a otro cargo dentro de la planta. Los empleadores podrían considerar seleccionar previamente a los empleados potenciales con exámenes de función pulmonar y luego continuar examinando si hay síntomas después de ciertos períodos en el trabajo, una vez que el trabajador haya sido contratado para garantizar que no haya desarrollado asma. Las áreas de trabajo deben vigilarse de cerca para que la exposición a sustancias causantes del asma se mantenga en los niveles más bajos posibles.

Las personas con asma ocupacional deben consultar a su especialista en alergias para una evaluación. En algunos casos, puede resultar útil el pre-tratamiento con medicamentos específicos para contrarrestar los efectos de las sustancias en el lugar de trabajo.

Sustancia    Trabajadores en peligro
Acrilato    Manipuladores de adhesivo
Aminas    Manipuladores de lacas
Anhídridos    Usuarios de plásticos y resinas epóxicas
Proteínas animales    Manipuladores de animales, veterinarios
Granos de cereal   Panaderos y molineros
Cloramina-T   Aseadores y personal de limpieza
Fármacos/medicamentos   Trabajadores farmacéuticos, profesionales del área de salud
Tintes    Trabajadores textiles
Enzimas    Trabajadores de la industria de detergentes, trabajadores farmacéuticos, panaderos
Fundentes    Trabajadores electrónicos
Formaldehído, glutaraldehído   Personal de hospital
Caucho    Fabricantes de alfombras, trabajadores farmacéuticos
Isocianatos    Pintores con rociadores,instaladores de aislantes,
trabajadores de las industrias de plásticos, espuma y caucho
Látex    Profesionales del área de salud
Metales    Soldadores, refinadores
Persulfato    Peinadores
Mariscos y pescados    Trabajadores de plantas procesadoras de mariscos y pescados
Aserrín    Trabajadores forestales, carpinteros,
fabricantes de muebles

Fuente
American Academy of Allergy, Asthma and Inmunology
http://www.aaaai.org

Otros Artículos sobre Asma Bronquial...


Aviso

La información que usted encontrará en estos artículos no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico