Cáncer Colorrectal

Qué es el cáncer colorrectal?

El cáncer colorrectal es el cáncer que se origina en el colon o el recto (la parte del sistema digestivo que extrae los nutrientes de los alimentos y almacena los desechos hasta que son expulsados del cuerpo).

El cáncer colorrectal se presenta cuando las células del colon o recto se vuelven anormales y se dividen en forma descontrolada y sin orden. Las células cancerosas pueden invadir y destruir el tejido alrededor de ellas.

También pueden desprenderse del tumor y diseminarse (metástasis) para formar nuevos tumores en otras partes del cuerpo.

Causas del cáncer colorrectal

Se desconocen las causas exactas del cáncer colorrectal. Sin embargo, los estudios han mostrado que ciertos factores aumentan la probabilidad de que una persona desarrolle este tipo de cáncer:

  • Edad. El cáncer colorrectal tiene más probabilidad de ocurrir al envejecer la gente. La mayoría de las personas que desarrollan cáncer colorrectal son mayores de 50 años de edad. Sin embargo, la enfermedad puede presentarse a cualquier edad.

  • Dieta. El desarrollo de cáncer colorrectal parece estar relacionado con una dieta alta en grasa y calorías y baja en alimentos con fibra tales como, grano integral, frutas y verduras. Los investigadores están analizando el papel que tienen éstos componentes dietéticos y otros en el desarrollo del cáncer colorrectal.
  • Pólipos. Los pólipos son crecimientos benignos (no cancerosos) en la pared interna del colon o recto. Son relativamente comunes en las personas mayores de 50 años de edad. Debido a que la mayoría de los cánceres colorrectales se desarrollan en pólipos, el detectar y extraer estos crecimientos puede ser una forma de prevenir el cáncer colorrectal. La poliposis familiar es una condición heredada, poco común, en la que se desarrollan cientos de pólipos en el colon y el recto. A menos que esta condición sea tratada, es muy probable que la persona que la tenga desarrolle cáncer colorrectal.
  • Historia personal. La persona que ya ha tenido cáncer colorrectal puede desarrollarlo por segunda vez. Además, los estudios de investigación muestran que las mujeres con un historial de cáncer de los ovarios, del útero o cáncer del seno tienen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal.
  • Historia familiar. Los familiares cercanos (padres, hermanos o hijos) de una persona que ha tenido cáncer colorrectal tienen más probabilidades de desarrollar este tipo de cáncer, especialmente si el pariente desarrolló el cáncer cuando joven. Si varios miembros de la familia han tenido cáncer colorrectal, las probabilidades aumentan aún más.
  • Colitis ulcerosa. La colitis ulcerosa es una condición en la que se inflama el revestimiento del colon. Las personas con colitis ulcerosa tienen mayores probabilidades de desarrollar cáncer colorrectal.

Síntomas del Cáncer Colorrectal


Los síntomas comunes de cáncer colorrectal son:

  • Un cambio en los hábitos del intestino
  • Diarrea, estreñimiento o sensación de que el intestino no se vacía por completo
  • Sangre en la deposición (ya sea de color rojo brillante o muy oscuro)
  • Deposiciones que son más delgadas que de costumbre
  • Molestia abdominal general (dolores frecuentes por gases, inflamación, llenura y calambres)
  • Pérdida de peso sin razón conocida
  • Cansancio constante
  • Vómitos

Estos síntomas pueden ser causados por el cáncer o por otras enfermedades diferentes. Es importante verificar con el médico.

Exámenes selectivos de detección de cáncer de colon

  • Los exámenes selectivos de detección son pruebas para determinar problemas de salud antes de que éstos causen síntomas. Son importantes porque el detectar los problemas de salud en una etapa inicial generalmente significa que el tratamiento tendrá más éxito.
  • Los exámenes selectivos de detección para el cáncer colorrectal se utilizan para detectar el cáncer, los pólipos que pueden convertirse en cáncer u otras condiciones anormales.
  • La mayoría de las personas que se someten a los exámenes selectivos de detección del colon y del recto no tienen anormalidad colorrectal alguna. Para quienes sí la tienen, el diagnóstico y el tratamiento podrán hacerse con más prontitud.

Diagnóstico del cáncer colorrectal

Las personas que tienen cualquier factor de riesgo para el cáncer colorrectal (ver pregunta 2) deben consultar con su médico acerca de cuándo empezar los exámenes selectivos de detección, a qué pruebas deben someterse y con qué frecuencia programar las consultas.

El médico les puede indicar una o varias pruebas de las que se indican a continuación como parte de los exámenes médicos regulares:

  • El análisis de sangre oculta en heces: es una prueba para detectar sangre en la deposición. Se ha demostrado que esta prueba reduce la probabilidad de muerte por cáncer colorrectal.
  • La sigmoidoscopia es un examen del recto y de la parte baja del colon con un instrumento iluminado.
  • La colonoscopia es un examen del recto y de todo el colon con un endoscopio.
  • El enema de bario con doble contraste es una serie de radiografías del colon y del recto. Las radiografías se toman después de dar al paciente un enema con una solución blanca calcárea que contiene bario, para mostrar radiológicamente el colon y el recto
  • El examen rectal digital es una prueba en la que el médico inserta en el recto un dedo con guante lubricado buscando áreas anormales.
  • Prueba del antígeno carcinoembrionario: para medir una proteína del mismo nombre y que algunas veces aparece más elevada en pacientes con cáncer colorrectal.
  • Biopsia. Consiste en la extracción de tejido para ser examinado por un patólogo bajo el microscopio, para determinar si la persona tiene cáncer.

Si el diagnóstico es de cáncer, el médico deberá determinar la etapa (o magnitud) de la enfermedad. Al determinar la etapa de la enfermedad se intenta con cuidado saber si el cáncer se ha diseminado y, si es así, a qué partes del cuerpo. El conocer la etapa de la enfermedad ayuda al médico a planificar el tratamiento. Pueden realizarse pruebas adicionales para ayudar a determinar la etapa.

Tratamiento del cáncer colorrectal

El tratamiento del cáncer colorrectal depende de varios factores, tales como la salud general del paciente y el tamaño, ubicación y extensión del tumor. Se utilizan diferentes tratamientos y combinaciones de estos para tratar el cáncer colorrectal.

    • La cirugía para extirpar el cáncer es el tratamiento más común para el cáncer colorrectal. El tipo de cirugía que el médico realice depende principalmente de la ubicación del cáncer.
    • La quimioterapia es el uso de medicamentos anticancerosos para matar las células de cáncer; estos medicamentos circulan en el torrente sanguíneo y afectan las células cancerosas en todo el cuerpo.
    • La radioterapia implica el uso de rayos X de alta energía para matar las células cancerosas. La radioterapia afecta las células de cáncer sólo en el área tratada.
    • La terapia biológica, también conocida como inmunoterapia, utiliza el sistema inmune del cuerpo, directa o indirectamente, para combatir el cáncer. El sistema inmune reconoce las células cancerosas en el cuerpo y trabaja para eliminarlas. Se diseñan terapias biológicas para reparar, estimular o intensificar la función natural del sistema inmune contra el cáncer.

Fuente
Instituto Nacional del Cancer de los Estados Unidos
http://cis.nci.nih.gov/fact/6_32s.htm

Artículos relacionados:

 

Aviso

La información que usted encontrará en este artículo tiene solo fines educativos. No pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico