Fibroadenomas de mama

Las condiciones benignas de mama también incluyen varios tipos de bultos solitarios distintos.

Estos bultos o tumoraciones, que pueden aparecer en cualquier momento, pueden ser grandes o pequeños, suaves o gomosos, sólidos o llenos de líquido.

Los tumores benignos de mama más frecuentes son:

Fibroadenomas

Los fibroadenomas son tumores benignos sólidos y redondos que se componen de tejido estructural (fibroso) y de tejido glandular (adenoma).

Normalmente estos bultos no causan dolor y la mujer los descubre ella misma.

Son más comunes en las mujeres jóvenes de entre 20 y 30 años, pero se pueden encontrar en las mujeres de cualquier edad.

El uso de anticonceptivos orales antes de los 20 años está relacionado con el riesgo de fibroadenomas.

Los fibroadenomas tienen una apariencia típicamente benigna en las mamografías (masas lisas, redondas, con un borde claramente definido) y se pueden a veces diagnosticar con aspiración de aguja fina.

Volver arriba

Causas

La causa de los fibroadenomas se desconoce. Sin embargo, el desarrollo de los fibroademas este probablemente relacionado con el nivel de las hormonas femeninas.

Los fibroadenomas se presentan con mayor frecuencia durante los años reproductivos de la mujer, pueden aumentar de tamaño durante el embarazo o con la terapia de estrógeno, y tienden a disminuir después de la menopausia, cuando la estimulación de estrógeno disminuye.

Volver arriba

Sintomas y signos

Los fibroadenomas tienen las siguientes caractarísticas:

  • Fácilmente movibles bajo la piel
  • Firmes
  • Indoloras
  • Elásticas
  • Tienen bordes lisos y bien definidos.

Volver arriba

Diagnóstico

Es importante para el diagnóstico tomar en cuenta:

  • La historia, la forma y el tamaño de la tumoración
  • La edad de la paciente
  • Si hay una historia de cáncer de mama o de ovario en su familia
  • Si la tumoración está creciendo con el tiempo

El diagnóstico definitivo del fibroadenoma se hace mediante el examen físico, la mamografía, el ultrasonido y la biopsia de mama.

Volver arriba

Tratamiento

La mayoría de los fibroadenomas no requieren tratamiento. No obstante, en algunos ocasiones el tamaño y el crecimiento de tumoración puede inducir a la paciente a solicitar al médico que se los elimine mediante la cirugía.

La remoción mediante cirugía del fibroadenoma requiere anestesia general.

Pronóstico

Los fibroadenomas son tumores benignos sin riesgo de evolucionar a cáncer.

Volver arriba

Otros tumores benignos de la mama

Quistes

Los quistes de mama  son bolsas llenas de líquido.

Se presentan con más frecuencia entre las mujeres de 35 a 50 años de edad y a menudo se agrandan y se vuelven sensibles y dolorosos justamente antes del período menstrual. Los quistes se encuentran normalmente en ambos senos.

Algunos son tan pequeños que no se pueden palpar  pero pueden verse claramente en las ecografías (ultrasonidos).; rara vez los quistes pueden tener varias pulgadas de largo.

Los quistes normalmente son tratados por observación o el líquido que contienen es extraido mediante  aspiración con aguja fina.

Si desea mayor información sobre este tema leer el artículo Quistes de mama.

Volver arriba

Necrosis grasa

Necrosis grasa es el nombre dado a bultos redondos y firmes que no duelen, formados por tejidos grasos dañados y desintegrados.

Esta condición ocurre típicamente entre mujeres obesas con senos muy grandes.

Generalmente se desarrolla a causa de una magulladura o golpe en el seno, aunque la mujer no pueda recordar la lesión específica.

A veces la piel alrededor de los abultamientos se ve roja o magullada.

La necrosis grasa puede fácilmente confundirse con cáncer, por lo que tales bultos son extraídos por medio de una biopsia quirúrgica.

Volver arriba

Adenosis esclerosante

Adenosis esclerosante es una condición benigna que implica el crecimiento excesivo de tejidos en los lobulillos del seno.

Con frecuencia causa dolor. Normalmente los cambios son microscópicos, pero la adenosis puede producir abultamientos y puede aparecer en la mamografía como calcificaciones.

Al menos que se haga una biopsia, la adenosis puede ser difícil de distinguir del cáncer.

El tratamiento usual es la biopsia quirúrgica que proporciona el diagnóstico y el tratamiento a la vez.

Volver arriba

 

Fuente

Artículos relacionados:

GeoSalud, 05 de setiembre del 2012
Actualizado el 13 de octubre del 2013