Quistes de mama o quistes en los senos

 

Qué son los quistes en los senos?

Los quistes de mama o quistes en los senos son sacos llenos de líquido que se desarrollan en el tejido de la mama constituyendo tumores benignos (no cancerosos).

Se trata de una de las causas más comunes de tumores benignos de la mama. Se pueden desarrollar en una o ambas mamas.

La mayoría de los quistes se desarrollan rápidamente y se quedan del mismo tamaño.

Unos pocos continúan creciendo o se pueden hacer más pequeños.

 

Síntomas de quistes en los senos

Los quistes mamarios pueden sentirse blandos o como un bulto duro y  pueden ser de cualquier tamaño, que van desde unos pocos milímetros a varios centímetros.

Pueden aparecer en cualquier parte en la mama, pero se encuentran con más frecuencia en la  zona superior externa de la mama.

Algunas mujeres pueden sentir incomodidad con los quistes e incluso dolor.

Antes de período menstrual los quistes pueden aumentar de tamaño y ser dolorosos. 

En algunas mujeres los quistes son totalmente indoloros y pasan desapercibidos.

 

Causas

No se conoce la causa de los quistes. Lo que sí se sabe es que  son muy comunes y puede afectar a mujeres de cualquier edad. Los quistes son especialmente comunes en mujeres entre las edades de 45 y 50 años..

A menudo aparecen antes de la menopausia, cuando un se producen cambios hormonales importantes en la mujer, y desaparecen con la menopausia.

Las mujeres que toman terapia de reemplazo hormonal  suelen tener quistes de mama.

Diagnóstico

Los quistes generalmente se hacen evidentes como un bulto  en la mama o  pueden encontrarse por  casualidad durante  un autoexamen de mama,  un examen clínico de mama o una mamografía o ultrasonido de mama de rutina.

Para el diagnóstico se requiere hacer una mamografía y un ultrasonido de mama (si la paciente tiene menos de 40 años se realiza solo el ultrasonido de mama).

Para el diagnóstico se utiliza un procedimiennto denominado biopsia de mama por aspiración con aguja fina.

Para realizar este procedimiento se toma   una muestra del tejido y del líquido mediante una aguja fina que se introduce en el quiste  (ayudado con un ultrasonido si el quiste es muy pequeño).

Esta muestra de líquido y tejido  se envía al laboratorio de Patología el cual confirmará el diagnóstico de quiste de mama.


Tratamiento

La mayoría  de los quistes desaparecen solos y no requieren ningún tratamiento especial. Si el quiste es grande o causa molestias a la paciente, su médico puede extraer el líquido utilizando una jeringa y una aguja fina.

Una vez extraído el líquido se manda al laboratorio  para ser examinado.

Una vez que el líquido ha sido extraído el quiste por lo general desaparece. Los quistes se pueden volver a formar o se pueden desarrollar nuevos quistes en otras partes de la mama.

En todos los casos el tratamiento es el mismo mencionado anteriormente.

Pronóstico

Una vez tratados lo usual es que los quistes desaparezcan. No obstante,  algunas mujeres tienen quistes que una vez tratados se vuelven a formar al llenarse con líquido nuevamente. Los quistes recurrentes no son peligrosos. También se  pueden formar nuevos quistes.  

Volver a inicio del artículo
 

Los quistes pueden provocar cáncer?

Los quistes de mama son tumores benignos y no están relacionados con un riesgo aumentado de desarrollar cáncer de mama.

 

Artículos relacionados:

Fuente

  • Breast Cyst
    National Breast Cancer Foundation
  • Breast cysts
    Royal Women’s Hospital
  • Breast cysts
    Breast Cancer Care

GeoSalud, revisado abril 2017