La enfermedad renal en la diabetes mellitus
Tipos de diabetes mellitus

Inicio del Artículo

Tipos de Diabetes Mellitus

Hay dos tipos de diabetes mellitus. En ambos casos, el organismo no procesa ni utiliza adecuadamente ciertos alimentos. El cuerpo humano transforma generalmente los hidratos de carbono en glucosa, que es el azúcar más sencillo que sirve de fuente de energía para las células.

Para entrar a las células, la glucosa necesita la ayuda de la insulina, una hormona producida por el páncreas. Cuando una persona no produce suficiente insulina o su organismo no responde a la insulina presente, la glucosa no se puede procesar y se acumula en el torrente sanguíneo.

Las concentraciones altas de glucosa en la sangre o la orina conducen al diagnóstico de la diabetes. Ambos tipos de diabetes pueden provocar enfermedad renal.

Diabetes tipo 1

Sólo cerca de 1 en 20 personas diabéticas tiene diabetes tipo 1, la cual se presenta más frecuentemente en jóvenes y niños. Este tipo de diabetes se conocía como diabetes mellitus insulinodependiente o diabetes juvenil. En ella, el cuerpo produce poco o nada de insulina. Las personas que la padecen deben recibir inyecciones diarias de insulina. La diabetes tipo 1 tiene mayor probabilidad de conducir a insuficiencia renal. Cerca del 40 por ciento de las personas con diabetes tipo 1 presentan nefropatía severa e insuficiencia renal antes de los 50 años. Algunas presentan insuficiencia renal antes de los 30.

Diabetes tipo 2

Alrededor del 95 por ciento de los diabéticos tienen diabetes tipo 2, conocida antes como diabetes mellitus no insulinodependiente o diabetes de comienzo en la edad adulta. Muchas personas con diabetes tipo 2 no responden normalmente a su propia insulina o a la que se les inyecta. Esto se conoce como resistencia a la insulina. La diabetes tipo 2 se presenta más frecuentemente en personas mayores de 40 años. Muchos que la sufren son obesos. Muchos no saben que tienen diabetes. Algunas personas con diabetes tipo 2 controlan sus concentraciones sanguíneas de azúcar planeando las comidas y haciendo ejercicio. Otras deben tomar tabletas que estimulan la producción de insulina, disminuyen la resistencia a la misma, disminuyen la salida de glucosa del hígado o reducen la velocidad de absorción de los hidratos de carbono en el tracto gastrointestinal. Otras personas requieren además inyecciones de insulina. Entre 1993 y 1997, más de 100,000 personas en los Estados Unidos recibieron tratamiento para la insuficiencia renal causada por diabetes tipo.

Evolución de la Enfermedad Renal
Efectos de la Hipertensión Arterial

Prevención y Retraso de la Evolución de la Enfermedad Renal
Diálisis y Trasplante

Fuente
Instituto Nacional de Diabetes, Enfermedades Digestivas y del Riñón.
http://www.niddk.nih.gov/.

Artículos relacionados:


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia
o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico