Qué son los cálculos biliares o piedras en la vesícula?

Los cálculos biliares también conocidos como piedras en la vesícula, son partículas duras que se desarrollan en la vesícula biliar.

La vesícula biliar es un pequeño órgano en forma de pera situado en el abdomen superior derecho, el área entre el pecho y las caderas,  por debajo del hígado.

Los cálculos biliares pueden variar en tamaño, desde un grano de arena a una pelota de golf.

La vesícula biliar puede desarrollar un solo cálculo biliar, cientos de pequeños cálculos o cálculos grandes.

Los cálculos biliares pueden causar dolor repentino en el abdomen superior derecho.

Este dolor, llamado ataque de la vesícula biliar o cólico biliar, ocurre cuando los cálculos biliares bloquean los conductos del tracto biliar.

Por qué se forman los cálculos biliares?

Los cálculos biliares o piedras en la vesícula comienzan como diminutos cristales, luego crecen hasta parecerse a la grava y pueden terminar pareciendo guijarros.

A veces, sólo hay un cálculo; a menudo hay varios y no es excepcional que la vesícula biliar pueda contener  docenas de pequeños cálculos.

La bilis es una mezcla de diferentes productos químicos. Cuando la bilis ya no puede mantener estos productos químicos en una solución líquida, los cálculos biliares comienzan a formarse.

El componente más usual de los cálculos biliares es el  colesterol.

Es posible que haya oído hablar del colesterol como una grasa en nuestra sangre que puede causar enfermedades en las arterias.

La bilis contiene gran cantidad de colesterol y de hecho eliminar el colesterol por la bilis  es una forma que utiliza el organismo para eliminar el exceso de esta grasa.

La bilis puede contener tanto colesterol que cuando se almacena en la vesícula biliar el colesterol puede separarse en pequeños cristales, que pueden luego agruparse juntos para formar un cálculo biliar.

Síntomas de los cálculos biliares

La mayoría de los casos de cálculos biliares no causan ningún síntoma.

Pero si un cálculo biliar bloquea uno de los conductos biliares, puede causar dolor abdominal repentino y severo, conocido como cólico biliar.

Otros síntomas pueden desarrollarse si el bloqueo es más grave o se desarrolla en otra parte del sistema digestivo.

Cólico biliar

Los cálculos biliares pueden causar un dolor abdominal repentino y severo que suele durar de una a cinco horas (aunque a veces puede durar sólo unos minutos). A este tipo de dolor se le llama cólico biliar.

El dolor del cólico biliar se puede sentir en:

  • El centro de su abdomen (estómago)

  • Justo debajo de las costillas de su lado derecho - puede extenderse desde aquí a su omóplato o escápula.

  • El dolor es constante y no se alivia cuando la persona  va al baño, pasa gas o está enfermo.

  • A veces es provocado por comer alimentos grasos, pero puede ocurrir en cualquier momento del día y puede despertar a la persona  durante la noche.

  • El cólico biliar no ocurre con frecuencia. Después de un episodio de dolor, pueden pasar varias semanas o meses antes de experimentar otro episodio.

  • Algunas personas también tienen períodos en los que sudan excesivamente y se sienten enfermos o vomitan.

Cuando los cálculos biliares causan episodios de cólico biliar, se conoce como "enfermedad biliar no complicada".

Otros síntomas

En un pequeño número de personas, los cálculos biliares pueden causar problemas más serios si obstruyen el flujo de la bilis por períodos más largos o se mueven a otros órganos (como el páncreas o el intestino delgado).

Si esto sucede, pueden desarrollarse los siguiente síntomas:

  • Fiebre de 38ºC (100ºF) o superior
  • Dolor más persistente
  • Latidos del corazón rápidos
  • Color amarillento de la piel y la parte blanca de los ojos (ictericia)
  • Picazón en la piel
  • Diarrea
  • Escalofríos o temblores
  • Confusión
  • Pérdida de apetito

Quién está en riesgo de tener cálculos biliares?

Ciertas personas tienen un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares que otras:

Sexo

Las mujeres son más propensas a desarrollar cálculos biliares que los hombres.

El estrógeno adicional puede aumentar los niveles de colesterol en la bilis y disminuir las contracciones de la vesícula biliar, lo que puede causar la formación de cálculos biliares.

Las mujeres pueden tener estrógeno adicional debido al embarazo, terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas.

Edad

Las personas mayores de 40 años son más propensas a desarrollar cálculos biliares que las personas más jóvenes.

Herencia

Las personas con antecedentes familiares de cálculos biliares tienen un mayor riesgo.

Grupo de población

Los indios americanos tienen factores genéticos que aumentan la cantidad de colesterol en su bilis.

De hecho, los indios americanos tienen la mayor tasa de cálculos biliares en los Estados Unidos, casi el 65 por ciento de las mujeres y el 30 por ciento de los hombres tienen cálculos biliares.

Los latinoamericanos también corren mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares.

Otros factores que afectan el riesgo de una persona de los cálculos biliares incluyen:

Obesidad

Las personas obesas, especialmente las mujeres, tienen un mayor riesgo de desarrollar cálculos biliares.

La obesidad aumenta la cantidad de colesterol en la bilis, que puede causar la formación del cálculo.

Rápida pérdida de peso

A medida que el cuerpo descompone la grasa durante el ayuno prolongado y se somete a una rápida pérdida de peso, el hígado secreta colesterol extra en la bilis.

Una pérdida de peso súbita también puede evitar que la vesícula biliar se vacíe correctamente.

Las dietas bajas en calorías y la cirugía bariátrica, cirugía que limita la cantidad de alimentos que una persona puede comer o digerir,  conducen a una rápida pérdida de peso y un mayor riesgo de cálculos biliares.

Dieta

Las investigaciones sugieren que las dietas ricas en calorías y carbohidratos refinados y de bajo contenido de hierro aumentan el riesgo de cálculos biliares.

Los carbohidratos refinados son granos procesados ​​para eliminar el salvado y el germen, que contienen nutrientes y fibra.

Ejemplos de carbohidratos refinados incluyen pan blanco y arroz blanco.

Ciertas enfermedades intestinales

Las enfermedades que afectan la absorción normal de nutrientes, como la enfermedad de Crohn, se asocian con cálculos biliares.

Síndrome metabólico, diabetes y resistencia a la insulina

Estas condiciones aumentan el riesgo de cálculos biliares.

El síndrome metabólico también aumenta el riesgo de complicaciones biliares.

El síndrome metabólico es un grupo de condiciones médicas relacionadas con el sobrepeso u obesidad que pone a las personas en riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes tipo 2.

Tratamiento

Tratamiento para los cálculos biliares que no causan signos y síntomas

Los cálculos biliares que no causan signos y síntomas, como los detectados durante un ultrasonido o tomografía computarizada realizados para alguna otra condición, normalmente no requieren tratamiento.

Su médico puede recomendarle estar alerta de los síntomas de complicaciones por cálculos biliares, como dolor intenso en el abdomen superior derecho.

La mayoría de las personas con cálculos biliares que no causan síntomas nunca necesitarán tratamiento.

Tratamiento para los cálculos biliares que causan signos y síntomas

Las opciones de tratamiento para cálculos biliares incluyen:

Cirugía para extirpar la vesícula biliar mediante laparoscopía 

A este tipo de cirugía se le llama colecistectomía laparoscópica.

Su médico puede recomendar la cirugía para extirpar la vesícula biliar, ya que los cálculos biliares recurren con frecuencia.

Durante una colecistectomía laparoscópica, se hacen tres o cuatro pequeños cortes en el abdomen. Un corte más grande (aproximadamente 2-3 cm) estará por el ombligo y los otros (cada 1cm o menos) estarán en el lado derecho de su abdomen.

Su abdomen se infla temporalmente usando dióxido de carbono gas. Este procedimiento es inofensivo y hace que sea más fácil para el cirujano ver sus órganos.

Un laparoscopio (aparato telescópico delgado largo con una pequeña luz y una cámara de vídeo en el extremo) se inserta a través de uno de los cortes en el abdomen.

El laparoscopio permite que su cirujano vea la operación en un monitor de video. Su cirujano entonces quitará su vesícula biliar usando instrumentos quirúrgicos especiales.

Una vez que la vesícula biliar se elimina, la bilis fluye directamente desde el hígado hacia el intestino delgado, en lugar de almacenarse en la vesícula biliar.

Usted no necesita su vesícula biliar para vivir, y la eliminación de la vesícula biliar no afecta su capacidad de digerir los alimentos, pero puede causar diarrea, que suele ser temporal.

Tratamiento mediante cirugía abierta

Una colecistectomía laparoscópica no siempre se recomienda, por ejemplo si:

  • La paciente esta en los últimos tres meses de embarazo

  • La persona tiene sobrepeso excesivo

  • Tiene una vesícula inusual o estructura del conducto biliar que hace el procedimiento potencialmente peligroso

La colecistectomía abierta es el tratamiento quirúrgico clásico para cálculos biliares que requiere una incisión abdominal. El paciente permanece en el hospital durante cinco a siete días para recuperarse

Tratamiento con medicamento via oral para disolver los cálculos biliares.

El ácido ursodeoxicólico es un medicamento tomado  por vía oral que puede ayudar a disolver los cálculos biliares de colesterol.  

Este medicamento es adecuado para pacientes en los que la cirugía puede ser riesgosa. La tasa de éxito con este tratamiento varía de un 40 a un 80%.  La duración del tratamiento debe ser de, al menos, 6 a 12 meses.

 

Prevención

Consejos para prevenir los cálculos biliares:

No salte las comidas

Trate de mantener sus comidas habituales cada día. Saltarse las comidas o ayunar puede aumentar el riesgo de cálculos biliares.

Perder peso lentamente

Si necesita bajar de peso, vaya lento. La pérdida de peso súbita puede aumentar el riesgo de cálculos biliares.

Intente perder 1 o 2 libras (aproximadamente 0.5 a 1 kilogramo) a la semana como máximo.

Mantenga un peso saludable

La obesidad y el sobrepeso aumentan el riesgo de cálculos biliares.

Reducir  el número de calorías que come y aumentar la cantidad de actividad física que realiza le ayudarán a lograr un peso saludable.

Una vez que logre un peso saludable, mantenga ese peso continuando con su dieta saludable y con el ejercicio.

GeoSalud, 7 Diciembre, 2016

Fuente

Suscripción al boletín