Diagnóstico de la Gastritis

 

Gastroscopía

La prueba diagnóstica más común para la gastritis es la endoscopia (gastroscopía) con biopsia del estómago.

Generalmente, el médico le dará al paciente un medicamento para reducir el malestar y la ansiedad antes de comenzar el procedimiento de endoscopia.

Luego, el médico inserta un endoscopio, un tubo delgado con una cámara diminuta en el extremo, a través de la boca del paciente o la nariz hasta el estómago.

El médico utiliza el endoscopio para examinar el revestimiento del esófago, el estómago y la primera porción del intestino delgado.

Si es necesario, el médico utiliza el endoscopio para realizar una biopsia, que consiste en recoger pequeñas muestras de tejido para su examen al microscopio.

 

Otras pruebas

Otros exámenes para identificar la causa de gastritis o cualquier complicación incluyen los siguientes:

  • Serie gastrointestinal superior (GI): El paciente toma bario, un material de contraste líquido que hace que al tracto digestivo visible en una radiografía.
    Las imágenes de rayos X pueden mostrar cambios en el revestimiento del estómago, tales como erosiones o úlceras.
     
  • Examen de sangre: El médico puede detectar anemia, una condición en la cual se ve disminuida de la sangre una sustancia rica en hierro, la hemoglobina. La anemia puede ser un signo de sangrado crónico en el estómago.
     
  • Examen de heces: Este examen se hace para detectar la presencia de sangre en las heces, otro signo de sangrado en el estómago.

Fuente

http://digestive.niddk.nih.gov/ddiseases/pubs/gastritis/
 

GeoSalud, 26 de setiembre del 2012