Preeclampsia

¿Qué es preeclampsia?

Síntomas de la preeclampsia

Si usted tiene cualquiera de estos síntomas, llame a su médico de inmediato:

  • Dolor de cabeza severo
  • Mareos
  • Timbre o zumbido en los oídos
  • Somnolencia
  • Visión doble
  • Ceguera de golpe
  • Vomitando sangre
  • Hinchazón excesiva de los pies y las manos
  • Pequeñas cantidades de orina o nada de orina
  • Sangre en su orina
  • Latidos del corazón rápidos
  • Náusea excesiva
  • Vómitos excesivos
  • Fiebre
  • Visión borrosa
  • Dolor en el abdomen

La preeclampsia, también llamada toxemia, es un problema que les ocurre a las mujeres durante el embarazo. Puede occurir durante la segunda 1/2 del embarazo. Su doctor le enseñará a reconocer los siguientes síntomas de la preeclampsia: presión arterial alta, hinchazón que no se va, y grandes cantidades de proteínas en su orina (encontradas durante las pruebas de orina).

¿Quiénes están en riesgo de contraer la preeclampsia?

La preeclampsia es más común en el primer embarazo de una mujer y en las mujeres con hermanas o madres que han tenido preeclampsia. El riesgo de sufrir preeclampsia es más alto si la madre está cargando a 2 o más bebes, si la madre es adolecente y si tiene más de 40 años. Otras mujeres en riesgo son las que ya tienen la presión alta o sufren alguna enfermedad de los riñones antes de que ellas salgan embarazadas. La causa de la preeclampsia no se conoce.

¿Si tengo presión alta quiere decir que tengo preeclampsia?

No necesariamente. Si su doctor se da cuenta que su presión se encuentra alta, él o ella la observará cuidadosamente, buscando ciertos cambios que pueden indicar la presencia de la preeclampsia. Además de la presión alta, la preeclampsia tiene otros 2 problemas relacionados, la hinchazón excesiva y un alto contenido de proteína en la orina. Muchas mujeres con presión alta durante el embarazo no tienen proteína en la orina o hinchazón excesiva, y por eso no tienen preeclampsia.

¿La hinchazón quiere decir que me está dando preeclampsia?

Si usted tiene hinchazón tampoco quiere decir que tiene preeclampsia. Un poco de hinchazón durante el embarazo es normal. Por ejemplo, sus sortijas o zapatos pueden quedarles un poco apretados. La hinchazón es más seria si no se va con un poco de descanso, o si es muy obvia en la cara o las manos, o si es una subida de peso rápida, como de 5 libras en una semana.

¿Qué pruebas pueden demostrar si tengo o no preeclampsia?

Ninguna prueba por sí sola indica que usted tiene preeclampsia. Su presión sanguínea será chequeada cada vez que venga a sus visitas médicas. Un alza súbita de presión puede ser una seña temprana de que puede tener preeclampsia. Un examen de orina le puede indicar a su médico si hay proteína en la orina. Su doctor puede ordenar una serie de pruebas de sangre, que pueden demostrar que tiene preeclampsia. Si usted tiene señas de sufrir preeclampsia, su médico querrá observarla muy de cerca, una vez a la semana y hasta todos los días.

¿Cuál es el peligro que yo y mi bebé corremos si tengo preeclampsia?

La preeclampsia puede prevenir que la placenta (que le provee aire y comida al bebé) reciba suficiente sangre. Si la placenta no recibe suficiente sangre, su bebé recibirá menos aire y comida. Esto puede causar un bajo peso al nacer y otros problemas para el bebé.

La mayoría de mujeres con preeclampsia siguen dando a luz a bebés saludables. Unos cuantos casos desarrollan una condición llamada eclampsia (convulsiones causadas por toxemia), que es una condición muy seria para la madre y el bebé y puede causar problemas. Afortunadamente, la preeclampsia se detecta temprano en las mujeres que reciben cuidados prenatales regulares, y la mayoría de problemas pueden ser prevenidos.

¿Cuál es el tratamiento para la preeclampsia?

Si usted tiene preeclampsia, dar a luz al bebé es la mejor manera de protegerla y proteger a su bebé. Esto no siempre es posible, porque el bebé puede ser demasiado pequeño para poder vivir fuera del vientre de la madre.

Si el parto no es posible debido a que es el embarazo es muy temprano, se pueden tomar pasos para controlar la preeclampsia hasta que el bebé esté listo para salir al mundo. Estos pasos incluyen bajar la presión arterial, con descanso en cama o medicamentos, y mantener a usted y a su bebé muy bien observados. En algunos casos, será necesaria la hospitalización.

Una manera de controlar la presión alta cuando uno no está embarazada es cortar la cantidad de sal en su comida. Esta no es una buena idea si tiene presión alta durante el embarazo. Su cuerpo necesita la sal para mantener el fluido de los líquidos en su cuerpo, así que es necesario que coma una cantidad de sal normal. Su doctor le indicará cuanta sal debe comer cada día y cuanta agua necesita beber al día.

Su doctor le puede decir que tomar aspirina o calcio puede prevenir la preeclampsia. Su doctor también puede indicarle que se acueste en su lado izquierdo mientras descansa. Esto aumentará la cantidad de orina y quitarle peso de encima a sus vasos sanguíneos grandes. Muchos doctores dan sulfato de magnesio durante el parto y por unos días después, para evitar la eclampsia. Hable con su médico acerca de estas posibilidades de tratamiento.

¿Si mi doctor decide que el bebé necesita nacer temprano, tengo que tener una cesárea?

Esto depende en lo que usted y su médico decidan. Una cesárea (una operación para sacar al bebé) será usualmente el caso si usted o su bebé se encuentran en peligro. Si las cosas no se encuentran tan serias, su doctor puede usar un medicamento (como la oxitocina) para inducir o empezar el parto, y usted puede dar a luz normalmente.

Fuente
Academia Americana de Médicos de Familia
http://familydoctor.org/

 

Artículos relacionados:

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico