Recomendaciones para la vacunación contra la influenza H1N1

Debido a que el virus nuevo de la influenza H1N1 continúa causando casos de enfermedad, hospitalizaciones y muertes en los Estados Unidos durante los meses de verano que normalmente están libres de influenza y por la incertidumbre sobre lo que puede traer la próxima temporada de influenza, el Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC (Advisory Committee on Immunization Practices o ACIP) ha tomado un paso importante en la preparación para la vacunación voluntaria contra la nueva influenza H1N1 con el fin de contrarrestar la posibilidad de que la próxima temporada de influenza tenga efectos graves. El 29 de julio, el ACIP se reunió para determinar quiénes deben recibir la vacuna contra la nueva influenza H1N1, tan pronto esté disponible.

influenza H1N1

Cada temporada de influenza tiene el potencial de ocasionar muchos casos de enfermedades, consultas médicas, hospitalizaciones y muertes. Los CDC tienen la preocupación de que el virus nuevo de la influenza H1N1 pueda causar este año una temporada de influenza especialmente grave. Las vacunas constituyen la mejor herramienta con que contamos para prevenir la influenza. Los CDC esperan que las personas empiecen a vacunarse contra la influenza estacional tan pronto las vacunas estén disponibles en los consultorios médicos y en las comunidades (esto puede ocurrir tan temprano como en el mes de agosto en algunos sitios). No es probable que la vacuna contra la influenza estacional ofrezca protección contra la nueva influenza H1N1. Sin embargo, en estos momentos se está elaborando una vacuna contra la nueva influenza H1N1 que puede estar disponible para el público en el otoño. La vacuna contra la nueva influenza H1N1 no está destinada a ser un sustituto de la vacuna contra la influenza estacional, sino que se recomienda administrarla junto a esta.

El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC (ACIP), un panel conformado de expertos en medicina y salud pública, se reunió el 29 de julio del 2009 para dar las recomendaciones sobre las personas que deben recibir la vacuna contra la nueva influenza H1N1 tan pronto esté disponible. Aunque aún se desconocen ciertos factores, como la gravedad del virus durante los meses de otoño e invierno, el ACIP tomó en cuenta factores como los patrones actuales de la enfermedad, las poblaciones que tendrían mayor riesgo de enfermarse de gravedad según las tendencias actuales de enfermedad, hospitalizaciones y muertes, cuántas vacunas estarán disponibles y en qué fecha.

Los grupos de personas a los que se recomienda que reciban la vacuna contra la nueva influenza H1N1 son:

  • Mujeres embarazadas porque tienen un riesgo más alto de sufrir complicaciones y podrían ofrecer protección a sus bebés, a los que no se les puede administrar la vacuna.
  • Personas que tengan contacto en la casa con niños menores de 6 meses de edad o que estén a cargo de su cuidado, porque los bebés pequeños tienen un riesgo mayor de sufrir complicaciones asociadas a la influenza y no pueden ser vacunados. La vacunación de las personas que tengan contacto cercano con bebés menores de 6 meses podría ayudar a proteger a los bebés al mantenerlos alejados del virus.
  • Personal del sector de la salud y de servicios médicos de emergencia, porque se han reportado infecciones en trabajadores del sector de la salud y esto puede ser una fuente potencial de infección para los pacientes vulnerables. Además, un incremento en el ausentismo laboral de este personal podría reducir la capacidad de prestación de servicios del sistema de salud.
  • Todas las personas entre los 6 meses y 24 años de edad
    • Niños de 6 meses a 18 años de edad, porque se han observado muchos casos de nueva influenza H1N1 en niños y ellos están en contacto cercano con otros niños en las escuelas y guarderías, lo que aumenta la posibilidad de que la enfermedad se propague.
    • Adultos jóvenes entre los 19 y 24 años de edad, porque se han presentado muchos casos de nueva influenza H1N1 en estos adultos jóvenes sanos, quienes a menudo viven, trabajan y estudia en cercanía de otros y porque son una población que cambia de lugar con frecuencia.
  • Personas entre los 25 y 64 años de edad que tienen afecciones asociadas a un riesgo mayor de sufrir complicaciones debido a la influenza.

No se prevé que haya una escasez de la vacuna contra la nueva influenza H1N1, pero puede ser difícil de prever la disponibilidad y la demanda de la vacuna contra la influenza estacional, y además existe la posibilidad de que en un comienzo la vacuna solo esté disponible en cantidades limitadas; por esta razón el ACIP también hizo recomendaciones sobre las personas en los grupos indicados anteriormente que deben recibir la vacuna en forma prioritaria, en caso de que solo se cuente con cantidades limitadas.

Una vez que se haya cubierto la demanda de la vacuna en los grupos prioritarios a nivel local, los programas de vacunación y los proveedores de atención médica deberían también empezar a vacunar a todas las personas entre los 25 y 64 años de edad. Los estudios actuales indican que el riesgo de infección en las personas de 65 años o más es menor que el riesgo de los grupos de personas jóvenes. Sin embargo, una vez que se haya satisfecho la demanda de vacunación en los grupos de personas jóvenes, los programas de vacunación y los proveedores de atención médica deberían ofrecer la vacuna a las personas de 65 años o más.

Fuente
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
http://www.cdc.gov/H1N1flu/espanol/

 

Más Información sobre Influenza Pandémica H1N1...

 

 

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico