Tratamiento de la Endometriosis

Hay varios tratamientos tanto para el dolor como para la infertilidad relacionada con la endometriosis.

Los tratamientos para el dolor de la endometriosis incluyen:

Medicamentos para el dolor

Trabajan bien si su dolor u otros síntomas son leves. Estos medicamentos pueden ser medicamentos  sin receta médica como el acetaminofén  o pueden ser medicamentos  como los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs). 

Los AINEs de uso más común incluyen el ibuprofeno y el naproxeno.

Su utilización se basa en que actúan en contra de la inflamación causada por la enfermedad, lo que puede ayudar a aliviar el dolor y el malestar. Lo mejor es tomar el AINE el día anterior - o varios días antes del período menstrual. 

Terapia hormonal

Es efectiva si las areas afectadas son pequeñas o si tiene poco dolor.

Las hormonas pueden ser en forma de pastilla, inyección, o rocío nasal.

Las hormonas que se usan comúnmente para tratar el dolor de la endometriosis son la progesterona, píldoras anticonceptivas, danazol  y la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH).


Tratamiento quirúrgico

Generalmente es la mejor opción si su endometriosis es extensiva o si tiene dolor más severo. Los tratamientos quirúrgicos fluctúan entre procedimientos quirúrgicos sencillos a cirugía mayor.

Tratamientos hormonales para el dolor de la endometriosis

Debido a que las hormonas hacen que la endometriosis atraviese un ciclo similar al ciclo menstrual, también pueden ser eficaces en el tratamiento de los síntomas de la endometriosis.

De hecho, si los síntomas de una mujer no responden a la terapia hormonal, los médicos  pueden revisar nuevamente su diagnóstico de endometriosis para asegurarse que ella realmente tenga esta enfermedad.

Los profesionales de la salud pueden sugerir uno de los siguientes tratamientos hormonales:

Anticonceptivos orales o píldoras anticonceptivas

Regulan el crecimiento del tejido que reviste el útero y a menudo disminuyen la cantidad de flujo menstrual. En general, la terapia contiene dos hormonas: el estrógeno y la progestina.

  • Frecuentemente funciona mientras que tome las pastillas. Una vez que deja el tratamiento, su capacidad de salir embarazada regresa y sus síntomas de endometriosis también pueden volver. Muchas mujeres continúan el tratamiento indefinidamente.
  • Algunas mujeres toman las píldoras anticon-ceptivas continuamente sin usar las pastillas de azúcar que le señalan al cuerpo que menstrúe. Cuando se toman las píldoras anticonceptivas de esta manera, el período menstrual puede parar por completo, lo que puede reducir o eliminar el dolor completamente.
  • Algunas píldoras anticonceptivas contienen sólo progestina, una hormona parecida a la progeste-rona. Algunas mujeres que no pueden tomar estrógeno usan estas pastillas para reducir su flujo menstrual.
  • Algunas mujeres no sienten dolor durante varios años después de haber terminado el tratamiento.
  • Usted puede tener algunos efectos secundarios leves de estas hormonas, como aumento de peso, sangrado entre períodos e inflamación.

Progesterona y la progestina

Mejoran los síntomas al reducir el período menstrual o al terminarlo completamente:

  • Con una pastilla tomada diariamente, estas hormonas reducen el flujo menstrual sin hacer que crezca la pared del útero. Apenas deje de tomar la pastilla, puede quedar embarazada y sus síntomas pueden regresar.
  • Con una inyección cada tres meses, estas hormonas generalmente paran el flujo menstrual. Puede ser que pasen unos meses antes de que su período menstrual regrese después de dejar las inyecciones. Una vez que su período regrese, también regresa la capacidad de quedar embarazada.
  • Puede ser posible que aumente de peso o que se sienta deprimida cuando toma estas hormonas.

Danazol 

Para regular la secreción de las hormonas involucradas en el ciclo menstrual.

  • Probablemente usted tendrá su período irregularmente cuando toma esta droga; o tal vez no lo tenga nunca.
  • Debe tomar precauciones para evitar el embarazo mientras está tomando este medicamento porque danazol  puede dañar al bebé que está creciendo en el útero. Debido a que debe evitar tomar otras hormonas, como las píldoras anticonceptivas, mientras que toma danazol, los profesionales de la salud recomiendan que use condones, un diafragma u otros métodos de “barrera” para evitar el embarazo.
  • Los efectos secundarios comunes incluyen piel grasosa, granitos o acné, aumento de peso, calambres musculares, cansancio, senos más pequeños y sensibilidad en los senos.
  • También puede tener dolores de cabeza, mareos, debilidad, sofocos o “calores”, o una voz más profunda, mientras que esté en este tratamiento.

Hormona liberadora de gonadotropina (GnRH):

Bloquea la producción de ciertas hormonas para prevenir la menstruación, lo que reduce o para el crecimiento de la endometriosis, poniendo al cuerpo en un estado “menopáusico”.

  • El agonista GnRH se utiliza diariamente en rocío o “spray” nasal, o como inyección que se puede poner una vez al mes o cada tres meses.
  • La mayoría de los profesionales de la salud recomienda que usted siga el tratamiento con el agonista GnRH por unos seis meses. Después de ese tiempo, su cuerpo saldrá del estado menopáusico. Comenzará a tener sus períodos nuevamente y podrá quedar embarazada.
  • Después que las mujeres paran de tomar los agonistas GnRH por seis meses, alrededor de un 50 por ciento de ellas vuelve a tener algunos de sus síntomas de endometriosis.
  • Estos medicamentos también tienen efectos secundarios incluyendo “calores”, cansancio, problemas para dormir, dolores de cabeza, depresión, pérdida de hueso y sequedad vaginal.

Las investigaciones actuales están examinando el uso de otras hormonas para tratar la endometriosis y el dolor relacionado.

Algunas de esas incluyen los antagonistas de la GnRH, modificadores selectivos de receptores de la progesterona, y moduladores selectivos de receptores estrogénicos. Para más información sobre estas hormonas, consúltele a su profesional de la salud.

Algunas mujeres también tienen menos dolor de la endometriosis después del embarazo, pero la razón por esto, no está clara.

Los investigadores están tratando de determinar si es debido a que las hormonas segregadas por el cuerpo durante el embarazo también disminuyen el crecimiento de la endometriosis, o si el embarazo ocasiona cambios en el útero o en el endometrio que disminuyen el crecimiento de la endometriosis.

Tratamientos quirúrgicos para el dolor de la endometriosis

Si usted tiene dolor severo por la endometriosis, su profesional de la salud le puede sugerir la cirugía. Durante la cirugía, su médico puede localizar cualquier endometriosis y ver el tamaño y el grado de crecimiento y también puede remover la endometriosis en ese momento.

Usted y su profesional de la salud deberán hablar sobre las opciones posibles para remover la endometriosis antes de la cirugía. Entonces, basándose en los hallazgos y tratamiento en el momento de la cirugía, usted y su profesional de la salud pueden discutir las opciones de tratamiento médico para después de la cirugía.

Es posible que los profesionales de la salud le sugieran uno de los siguientes tratamientos quirúrgicos:

Laparoscopia

Es una manera de diagnosticar y tratar la endometriosis sin hacer grandes cortes en el abdomen.

  • La laparoscopia involucra una pequeña incisión en el abdomen, inflar el abdomen con un gas inocuo, y después pasar un instrumento con una luz para observación (llamado un laparoscopio) dentro del abdomen. El cirujano utiliza el laparoscopio para ver los crecimientos.
  • Para tratar la endometriosis, el médico puede remover las áreas, un proceso llamado extirpación, o las puede destruir con un calor intenso y sellar los vasos sanguíneos sin puntos, un proceso llamado cauterización o vaporización. El propósito es el de tratar la endometriosis sin dañar el tejido saludable que la rodea.
  • Si su cirujano va a tratar la endometriosis durante la laparoscopia, deberá realizar por lo menos dos cortes más en la parte inferior del abdomen para pasar los láseres u otros instrumentos quirúrgicos pequeños dentro del abdomen para remover o vaporizar el tejido.
  • Los médicos no saben cuál es el papel exacto del tejido cicatricial en causar el dolor de la endometriosis, pero algunos remueven el tejido cicatricial en caso de que sea la causa del dolor.

Generalmente, la laparoscopia no requiere que se pase la noche en el hospital. La recuperación de la laparoscopia es mucho más rápida que la de una cirugía mayor como la laparotomía, un procedimiento descrito a continuación.

Cirugía abdominal mayor o laparotomía

Es un procedimiento quirúrgico más complicado, que requiere un tiempo de recuperación más largo (generalmente de uno a dos meses).

  • Durante la laparotomía, los médicos sacan la endometriosis y también pueden remover el útero (un proceso llamado histerectomía).
  • Los médicos también pueden remover los ovarios y las trompas de Falopio al momento de la histerectomía, si los ovarios están cubiertos con endometriosis, o si el daño es severo. Este procedimiento se llama histerectomía total y salpingo-ooforectomía bilateral.
  • Los profesionales de la salud recomiendan la cirugía mayor como último recurso para el tratamiento de la endometriosis. Hacerse la cirugía no garantiza que la endometriosis no regrese o que no tenga más dolor.

Si el dolor es extremo, los médicos pueden recomendar procedimientos más drásticos que cortan los nervios de la pelvis para disminuir el dolor. Uno de estos procedimientos puede realizarse durante la laparoscopia o la laparotomía. Otro procedimiento llamado ablación laparoscópica de los nervios uterinos, se realiza durante la laparoscopia. Como estos procedimientos no se pueden revertir, usted y su médico deberán conversar sobre estas opciones detalladamente antes de tomar la decisión final sobre el tratamiento.

Tratamiento para la infertilidad relacionada con la endometriosis

Los procedimientos de fertilización in vitro (FIV) son eficaces para mejorar la fertilidad en muchas mujeres con endometriosis. La FIV hace posible combinar el espermatozoide y los ovulos en un laboratorio y después colocar los embriones resultantes en el útero de la mujer. La FIV es un tipo de técnica de reproducción asistida que puede ser una opción para las mujeres y familias afectadas por la infertilidad relacionada con la endometriosis.

En las etapas tempranas de la FIV, la mujer toma hormonas que ocasionan una “superovulación”, lo que hace que el cuerpo produzca muchos ovulos de una sola vez.

Cuando los huevos están maduros, se retiran de la mujer utilizando una sonda insertada en la vagina y guiada por ultrasonido. Se colocan los ovulos recolectados en un recipiente para ser fertilizados con la esperma del hombre.

Después se ponen las células fertilizadas en una incubadora, una máquina que las mantiene caliente y les permite convertirse en embriones. Después de tres a cinco días, se transfieren los embriones al útero de la mujer.

Toma unas dos semanas para saber si el procedimiento tuvo éxito.

Aunque el uso de hormonas en la FIV es exitoso para tratar la infertilidad relacionada con la endometriosis, otras formas de terapia hormonal no son tan exitosas.

Por ejemplo, la terapia hormonal que evita que la mujer tenga su período menstrual o que ovule cada mes, no parece mejorar la infertilidad relacionada con la endometriosis.

Sin embargo, los investigadores todavía están examinando los tratamientos hormonales para la infertilidad debida a la endometriosis.

La laparoscopia para remover o vaporizar los crecimientos en las mujeres que tienen una endometriosis leve o mínima, también es eficaz para mejorar la fertilidad. Algunos estudios demuestran que la cirugía puede doblar la taza de embarazo.

Fuente


Esto es lo que sabemos sobre la Endometriosis
NICHD

Artículos relacionados: