Histerectomía
Lo que usted debe saber

Si usted sufre de una de las enfermedades descritas aquí, es posible que su médico le haya dicho que necesita una histerectomía. Esta sección describe los diferentes tipos de histerectomía y algunas de las cosas que le convendría considerar antes de decidir acerca de esta operación.

Cerciórese de que entiende todas las opciones de tratamiento disponibles, y los riesgos y beneficios de cada una. Luego examínelas cuidadosamente con su médico para elegir la más adecuada en su caso.

La histerectomía puede aliviar los síntomas de varias enfermedades:

  • Fibromas.
  • Endometriosis.
  • Hiperplasia.
  • Prolapso uterino.
  • Sangrado muy abundante o irregular.

Igual que otras operaciones, la histerectomía tiene riesgos y beneficios. Como ocurre con cualquier operación, existe cierto riesgo relacionado con la anestesia y la operación en sí.

Después de la operación usted debe hacer todo con calma. Necesitará ayuda con los quehaceres del hogar, las compras y para acarrear cosas. Si tiene hijos pequeños, necesitará que alguien le ayude a ocuparse de ellos.

Después de la histerectomía nunca más tendrá la regla y no podrá quedar embarazada. Si se le extirpan los ovarios puede tener síntomas relacionados con la menopausia.

Si su médico recomienda una histerectomía le conviene obtener la mayor información posible antes de tomar una decisión. Cerciórese de preguntar acerca de otras opciones de tratamiento, incluidos los riesgos y beneficios de los tratamientos sin o con cirugía.

A continuación presentamos algunas preguntas sobre la histerectomía. Estas pueden ayudarle a tomar una decisión con su médico.

1. ¿Qué se hace exactamente en la histerectomía?

La respuesta depende del tipo de histerectomía que se haga.

En la histerectomía subtotal el útero se extirpa pero el cuello uterino, los ovarios y las trompas de Falopio se dejan intactos.

En la histerectomía total (también llamada histerectomía simple), el cirujano extirpa el útero y el cuello uterino pero deja los ovarios y las trompas de Falopio intactos.

En la histerectomía con salpingooforectomía bilateral (también llamada histerectomía radical), se extirpan el útero, el cuello uterino, los ovarios y las trompas de Falopio.

2. ¿Me quedará una cicatriz?

Que quede o no quede una cicatriz y el tipo de cicatriz depende del tipo de corte (incisión) que hagan. La incisión dependerá de la enfermedad y del método que usted elija.

En el primer método, el cirujano corta a lo largo de la línea del vello púbico. A veces esto se llama incisión de "bikini" y posiblemente la cicatriz no se vea fácilmente después de sanar.

Otro método consiste en hacer una incisión a través de la vagina. Este método no deja cicatriz visible. Se puede usar si el útero es pequeño o si ha descendido (si hay prolapso) a la vagina.

En el tercer método, se hace una incisión que va desde justo debajo del ombligo hasta encima de la línea del vello púbico. La incisión mide generalmente entre 4 y 6 pulgadas. Este tipo de incisión hace más fácil trabajar en el interior del abdomen.

Debe hablar sobre estas opciones con su médico y cerciorarse de que las entiende.

3. ¿Tendré dolor después de la operación?

Su médico puede darle medicamentos para calmar el dolor después de la operación. Aunque debe descansar lo necesario, se recuperará más rápidamente y se sentirá mejor si hace un poco de ejercicio cada día.

4. ¿Cuáles son los efectos secundarios de la histerectomía?

Los efectos secundarios dependen de varias cosas, por ejemplo su edad, su enfermedad, si todavía tiene la regla y el tipo de histerectomía que se haga. Si todavía tenía la regla antes de la operación, no la volverá a tener.

  • Si no se le extirpan los ovarios, seguirá teniendo cambios hormonales como cuando tenía la regla, pero no tendrá sangrado.
  • Si le extirpan los ovarios, tendrá cambios similares a los de la menopausia. Estos pueden incluir bochornos, sequedad vaginal, sudados nocturnos, cambios del estado de ánimo u otros síntomas.

Otros efectos secundarios de la histerectomía son similares a los de cualquier otro tipo de operación. Si trabaja fuera del hogar, tendrá que dejar de hacerlo durante varias semanas; el tiempo depende del tipo de histerectomía y las órdenes del médico. Necesitará ayuda en sus actividades diarias como el cuidado de sus hijos, las compras y los quehaceres del hogar. Otros efectos secundarios de la operación incluyen:

Efectos de la anestesia: Le darán anestésicos para que no sienta dolor durante la operación. Es posible que se sienta irritable, cansada o débil por unos días. También es posible que tenga náuseas. Generalmente el médico le puede dar algo para que le ayude a calmar el estómago.

Infecciones: Como ocurre con cualquier tipo de operación, siempre hay riesgo de infección. Si contrae una infección, su médico le dará un medicamento para tratarla.

Demasiado sangrado: Siempre existe el riesgo de que sangre demasiado durante una operación y que necesite una transfusión. Pregunte al médico si debe dar su propia sangre antes de la operación, o si alguien debe donar sangre para usted.

Lesiones de órganos cercanos: Durante la operación es posible lesionar otra parte cercana de su cuerpo. Aunque es poco probable, debe preguntar al médico qué podría ocurrir si un órgano se lesiona.

Algunos estudios han demostrado que en un número reducido de mujeres, la histerectomía puede resultar en los siguientes problemas: aumentar de peso, estreñimiento, cansancio, dolor pélvico sin motivo aparente y menopausia prematura, incluso cuando no se han extirpado los ovarios.

5. Si me extirpan los ovarios en la operación, ¿debo tomar medicamentos para sustituir las hormonas que los ovarios producían?

Los ovarios producen el estrógeno. Este desempeña varias funciones en el cuerpo, como ayudar a prevenir las cardiopatías y la osteoporosis (enfermedad en la que los huesos se debilitan y pueden quebrarse fácilmente). También previene la sequedad vaginal.

Existe cierta información de que la terapia de sustitución del estrógeno puede ser dañina, ya que no es producido naturalmente por el cuerpo. Algunas investigaciones han demostrado que el uso de estrógeno durante muchos años puede aumentar el riesgo de contraer cáncer del seno. Asimismo, si usted tenía endometriosis antes de la menopausia, es posible que vuelva a aparecer si empieza a tomar estrógeno después de la menopausia.

Debe considerar cuidadosamente los riesgos y los beneficios del tratamiento de sustitución de estrógeno. Pida al médico que le explique lo que no entienda.

6. ¿Cómo me sentiré después de la histerectomía?

Obviamente, cada mujer reaccionará de forma diferente a la operación. Si le extirpan los ovarios junto con el útero, es posible que tenga bochornos u otros síntomas similares a los de la menopausia (el cambio). Es posible que le recomienden un tratamiento de sustitución de estrógeno u otro medicamento para ayudarle a calmar los síntomas.

Es posible que le preocupe no poder disfrutar de las relaciones sexuales después de la operación, o que su compañero no la encuentre tan atractiva. Hable con otras mujeres que han tenido esta operación. Tal vez le sorprenda saber que ellas todavía disfrutan de una vida sexual activa y satisfactoria después de la histerectomía.

La edad es un factor importante en la forma en que la mujer reacciona emocionalmente a la histerectomía. Esto ocurre especialmente en las jóvenes que no han comenzado a tener hijos, o que no han tenido el número de hijos que desean. A veces los médicos pueden encontrar formas de ayudarle a manejar su enfermedad si desea quedar embarazada antes de la operación. A veces la histerectomía es necesaria para mantener la salud de la mujer, y tal vez no sea posible posponerla.

Si el dejar de poder quedar embarazada es una decisión difícil, debe hablar con su médico o una trabajadora social acerca de las posibilidades de adoptar o acoger a un niño, u otras opciones.

Lo más probable es que la histerectomía, como tratamiento de las enfermedades uterinas no cancerosas, mejore la calidad de vida. En parte porque pone fin a los síntomas dolorosos. Sin embargo, unas cuantas mujeres se sienten peor después de la operación y se arrepienten de haber decidido hacérsela.

Examine con el médico cada una de las opciones y considerar las ventajas y desventajas de la operación. También es conveniente que hable con sus familiares y otras personas cercanas antes de tomar una decisión.

Tal vez sea aconsejable que le pregunte a su médico o enfermera acerca de formar parte de un grupo de apoyo antes o después de la operación. Puede ser útil hablar de sus inquietudes con otras mujeres que se han sometido a la histerectomía.

7. ¿Debo obtener una segunda opinión?

Obtener una segunda opinión de otro médico es una buena forma de cerciorarse de que la histerectomía es la opción que le conviene. No se sienta incómoda al decirle a su médico que desea obtener una segunda opinión. Los médicos esperan que sus pacientes lo pidan.

Muchos planes de seguros exigen una segunda opinión antes de someterse a una operación. Pregunte a su compañía de seguros si cubre el costo de una segunda opinión.

Si decide obtener una segunda opinión, cerciórese de que lleva la historia médica que ha hecho el primer médico para que el segundo no tenga que repetir los exámenes. Asegúrese de que ambos le expliquen claramente sus opiniones.

 

Conclusiones

Vivir con una enfermedad uterina no cancerosa puede ser doloroso, enervante, agotador y a veces peligroso. Pero no tiene que sufrir, porque existen tratamientos y en muchos casos no es necesario que renuncie a su capacidad de quedar embarazada. La histerectomía no siempre es la única, o ni siquiera la mejor opción.

La decisión en cuanto al tratamiento adecuado debe tomarla con su médico y su familia. Siempre es aconsejable hablar de sus opciones con más de un médico. También es importante hacer saber a sus seres queridos que necesitará apoyo y ayuda mientras recibe el tratamiento.

Datos sobre la histerectomía

¿Sabía usted que...

  • ...a histerectomía es la segunda más frecuente operación entre las mujeres, y que sigue sólo a la operación cesárea?
  • ...estudios recientes indican que aproximadamente el 15 por ciento de las histerectomías no son necesarias?
  • ...las tasas de histerectomía son mucho más elevadas en los Estados Unidos que en Noruega, Suecia o Inglaterra?
  • ...a los 65 años de edad, más del 37 por ciento de las mujeres en los Estados Unidos habrá tenido una histerectomía?
  • ...en 1996 se realizaron aproximadamente 556.000 histerectomías en mujeres de este país?
  • ...las mujeres estadounidenses tienen más probabilidades de someterse a una histerectomía si viven en el sur o en la región del oeste medio?
  • ...los médicos graduados más recientemente tienden a recomendar menos la histerectomía?
  • ...casi las tres cuartas partes de las histerectomías se realizan cuando las mujeres tienen entre 30 y 54 años de edad?
  • ...los costos hospitalarios de la histerectomía exceden $5,000 millones anuales?

Preguntas que debe hacer a su médico

A continuación hay una lista de preguntas que le convendría hacerle al médico. No todas son adecuadas en su caso, pero tal vez le ayuden a organizar sus ideas e inquietudes.

  • ¿Cómo se llama la enfermedad que tengo?
  • ¿Cuál cree que es la causa de mi enfermedad?
  • ¿Se relaciona a una enfermedad de transmisión sexual? De ser así, ¿qué debo decirle a mi compañero? ¿Qué puede hacerse para que yo y mi compañero nos protejamos?
  • ¿Dónde puedo obtener más información acerca de mi enfermedad?
  • ¿Qué opciones de tratamiento tengo (tratamiento hormonal, otro tipo de medicamento, observación, operación u otra posibilidad)?
  • ¿Cuál tratamiento me recomendaría? ¿Por qué?
  • ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar a aliviar mis síntomas?
  • ¿Hay maneras de resolver el problema sin tener que operarme o tomar medicamentos?
  • Si necesito operarme, ¿cuánto tomará recuperarme? ¿Qué limitaciones tendré en mis actividades, incluidas las relaciones sexuales?
  • ¿Qué ocurriría si decido no operarme o recibir otro tratamiento, o si deseo posponer el tratamiento por un tiempo?

Sea cual sea el tratamiento que recomiende su médico, debe obtener una segunda opinión e informarse lo más que pueda acerca de lo siguiente:

  • Cómo se efectuará el procedimiento o cuáles medicamentos se le darán.
  • Cómo puede tratarse el dolor.
  • Cómo va a ser el período de recuperación después de la operación o de otro tratamiento.
  • Cuáles son los efectos secundarios comunes del tratamiento y qué puede hacerse al respecto.
  • Si el tratamiento afectará su capacidad de quedar embarazada.

Tal vez haya pensado en otras preguntas que desee hacer. En tal caso, es conveniente que haga una lista antes de ver al médico.

Si desea leer mas sobre el tema de Ginecologia visitar las siguientes páginas:

Fuente
Agency for Health Care Policy and Research (AHCPR)
http://www.ahrq.gov/consumer/spanhyst/hster1.htm

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico