Qué es un ultrasonido o ecografía médica?


La ecografía médica o ultrasonido se divide en dos categorías distintas: diagnóstica y terapéutica.


Ultrasonido Diagnóstico

El diagnóstico por ultrasonidos (también conocido como sonografía o ecografía) es una técnica de diagnóstico no invasiva utilizada para producir imágenes dentro del cuerpo.

Las sondas del ultrasonido diagnóstico, llamadas transductores, producen ondas de sonido que tienen frecuencias por encima del umbral del oído humano (por encima de 20 KHz), pero la mayoría de los transductores en el uso actual operan a frecuencias mucho más altas (en el intervalo de mega hercios (MHz)).

El diagnóstico por ultrasonidos puede ser aún más sub-dividido en ecografía anatómica y funcional:

  • Ecografía anatómica produce imágenes de los órganos internos y otras estructuras.

  • Ecografía funcional combina información tal como el movimiento y la velocidad del tejido o sangre, la suavidad o dureza del tejido, y otras características físicas con imágenes anatómicas para crear "mapas de información". Estos mapas ayudan a los médicos a visualizar los cambios / diferencias en la función dentro de una estructura u órgano.

Volver al inicio


Ultrasonido terapéutico

También utiliza ondas sonoras por encima del rango del oído humano, pero no produce imágenes. Su finalidad es interactuar con los tejidos en el cuerpo para que estos se puedan modificar o destruir.

Entre las modificaciones posibles están:

  • Mover o empujar el tejido.
  • Calentar el tejido.
  • La disolución de coágulos de sangre
  • La administración de fármacos a lugares específicos del cuerpo.

Estas funciones destructivas o de ablación son posibles gracias a la utilización de rayos de intensidad muy alta que pueden destruir los tejidos enfermos o anormales como los tumores.

La ventaja de usar las terapias de ultrasonido es que en la mayoría de los casos son no invasivas. No hay incisiones o se hacen cortes en la piel por lo que no deja heridas o cicatrices.

Volver al inicio


Cómo funciona?

Las ondas de ultrasonido son producidas por un transductor (una sonda portatil) que puede emitir ondas de ultrasonido y detectar los ecos reflejados del ultrasonido.

En la mayoría de los casos los elementos activos en los transductores están hechos de materiales de cristal de cerámica especiales llamados piezoeléctricos. Estos materiales son capaces de producir ondas de sonido cuando una corriente eléctrica pasa a través de ellos, pero también pueden trabajar a la inversa, produciendo electricidad cuando reciben una onda de sonido.

Cuando se utiliza en un escáner de ultrasonidos el transductor envía un haz dirigido de ondas sonoras dentro del cuerpo y las ondas sonoras se reflejan de vuelta al transductor desde los tejidos y órganos en el camino del haz. Cuando estos ecos llegan al transductor generan señales eléctricas que el escáner de ultrasonido convierte en imágenes de los tejidos y órganos.

Muchos otros tipos de materiales están siendo investigados para su uso como transductores. Los nuevos materiales se están desarrollando para que sea más fácil construir transductores individuales o conjuntos de transductores.

Volver al inicio


para Qué se utiliza el ultrasonido ?


ultrasonido de diagnóstico

El ultrasonido de diagnóstico es capaz de producir imágenes no invasivas de los órganos internos del cuerpo. Sin embargo no es bueno para obtener imágenes de los huesos o cualquier tejido que contenga aire, como los pulmones.

Bajo ciertas condiciones, el ultrasonido puede producir imágenes de huesos (como en un feto o en los bebés pequeños) o de pulmones, cuando éstos están llenos o parcialmente llenos de fluido.

Embarazo

Uno de los usos más comunes de la ecografía o ultrasonido es durante el embarazo. Se usa para monitorear el crecimiento y desarrollo del feto. Pero tiene muchos otros usos incluyendo el producir imágenes del corazón, vasos sanguíneos, ojos, tiroides, cerebro, mama, órganos abdominales, piel y músculos.

Las imágenes de ultrasonido se generan en 2D, 3D o en 4D (que es 3D en movimiento).

Estudio de vasos sanguíneos

Aplicaciones funcionales del ultrasonido incluyen ultrasonido Doppler y Doppler a color para medir y visualizar el flujo sanguíneo en los vasos dentro del cuerpo o en el corazón, así como la velocidad del flujo sangíneo y la dirección del movimiento. Esto se hace usando mapas codificados por color llamados imágenes Doppler a color o mediante una representación gráfica de las mediciones de la velocidad real de la sangre en sitios específicos en un vaso sanguíneo.

Elastrografía

Otra forma funcional del ultrasonido es la elastografía, un método para medir y mostrar la rigidez relativa de los tejidos que puede ser utilizado para diferenciar tumores de tejido sano.

Esta información se puede mostrar ya sea como mapas codificados por color de la rigidez relativa; mapas negro y blanco que muestran imágenes de alto contraste de tumores en comparación con las imágenes anatómicas; o mapas con códigos de colores que se superponen sobre la imagen anatómica.

Biopsia con aguja guiada por ultrasonido

El ultrasonido es también un método importante para producir imagenes de intervenciones en el cuerpo. Por ejemplo, la biopsia con aguja guiada por ultrasonido ayuda a los médicos a ver la posición de una aguja mientras está siendo guiado a un objetivo especifico, tal como una masa o un tumor en la mama.

Además, el ultrasonido se utiliza para producir imágenes en tiempo real de la ubicación de la punta de un catéter a medida que se inserta en un vaso sanguíneo y se guía a lo largo de la longitud del vaso. También se puede utilizar en la cirugía mínimamente invasiva para guiar al cirujano con imágenes del interior del cuerpo en tiempo real.

Volver al inicio


Ultrasonido terapéutico o intervencionista.

El ultrasonido terapéutico produce niveles altos o muy altos de respuesta acústica que puede enfocarse en objetivos específicos con el propósito de calentar, ablandar, o romper el tejido.

La mayoría de los usos del ultrasonido terapéutico se encuentran todavía en fase de investigación, aunque al menos una aplicación (la ablación de fibroides uterinos) ha sido aprobado por la FDA y se encuentra actualmente en uso clínico.

Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU)

Un tipo de ultrasonido terapéutico utiliza haces de sonido de alta intensidad que están muy enfocados y se le llama Ultrasonido Focalizado de Alta Intensidad (HIFU).

El HIFU está siendo investigado como un método no invasivo para modificar o destruir los tejidos enfermos o anormales dentro del cuerpo (por ejemplo, tumores) y podría convertirse en un sustituto de la cirugía invasiva.

Se puede utilizar para destruir el crecimiento anormal o una lesión dentro del cuerpo sin tener que abrir o romper la piel o causar daño al tejido circundante. Esta técnica también está siendo investigado como una manera de cerrar heridas y detener el sangrado, así como deshacer coágulos en los vasos sanguíneos y tratar diversas enfermedades.

Volver al inicio


Existen riesgos?

El ultrasonido de diagnóstico es generalmente seguro y no produce radiación ionizante como la producida por los rayos X. Sin embargo, el ultrasonido es capaz de producir algunos efectos biológicos en el cuerpo bajo condiciones y ambientes específicos.

Por esta razón, la FDA requiere que los dispositivos de ultrasonido de diagnóstico operen dentro de límites aceptables.

La FDA, así como muchas sociedades profesionales desalientan el uso casual del ultrasonido y recomiendan que se use sólo cuando hay una verdadera necesidad médica.

Volver al inicio

Fuente

Geosalud, 23 de octubre del 2014