La Terapia Neural y la Odontología Neurofocal

 

Dr. Roberto Alvarado Aguirre


Publicado en el Diario "La Prensa Libre"
de Costa Rica el 26 de julio, 9 y 16 de agosto del 2005

¡CUIDADO! SUS DIENTES PUEDEN ESTARLE ENFERMANDO...LA CIÁTICA¡

Una de las maravillas de este cuerpo humano que tenemos es la representación que tiene de todo el organismo en una pequeña parte del mismo.

Muchos lectores saben que en la planta de los pies se encuentran diferentes puntos que están relacionados con determinados órganos, a través de una compleja y efectiva red de comunicaciones. Esta red la constituye los meridianos de acupuntura y los nervios. Estos meridianos son como cables que no se ven pero que tienen un campo eléctrico diferente que el de las células vecinas y que permiten darle direccionalidad a los impulsos eléctricos originados en algunos de sus zonas de acción. Podríamos compararlos con las ondas de radio o de televisión o de teléfonos celulares que aunque no los vemos están pasando encima -y por dentro de nosotros- y es la que nos permite hablar y escuchar a nuestro interlocutor, cuando se trata de los teléfonos. En los pies se encuentran representados todos los órganos y zonas del cuerpo humano.

Pues eso mismo ocurre con las palmas de las manos, las orejas, el iris y también la boca. Cada pieza dental está relacionada con órganos específicos. Por ejemplo la cordal superior derecha interfiere con el oído interno derecho, el corazón derecho, el duodeno, el lóbulo anterior de la hipófisis y parte del sistema nervioso central y la psique, entre otros.

Si una pieza dental se encuentra mal colocada, cariada o ha recibido un tratamiento de nervio o presenta una inflamación circundante, puede producir enfermedad en los órganos que les corresponden ya que constituyen los llamados "campos de interferencia de la energía vital". También los quistes dentarios, tumores, restos de raíces de piezas extraídas, lesiones en los maxilares, incluso las amalgamas que están hechas de metales como el mercurio, la plata y otros elementos pueden ser campos de interferencia. Además, en el caso de las amalgamas pueden provocar alteraciones orgánicas por intoxicación de estos metales. Por ello se aconseja utilizar las resinas o la porcelana.

Los campos de interferencia son los que provocan variaciones en los niveles bioeléctricos del sistema nervioso que alteran el buen funcionamiento del sistema orgánico y del psiquismo.

Don Francisco llegó a mi consultorio con un fuerte dolor en el hombro, codo y muñeca derecha que le impedía movilizar ese brazo. Había dejado de conducir automóvil porque el dolor se había vuelto intolerable. Había visitado varios médicos y especialistas en columna vertebral, neurología y neurocirugía. Estudios de rayos X y resonancia magnética de la columna cervical revelaban "una especie de prolongación de una de las vértebras que estaba prensando la salida de uno de los nervios que va hacia el brazo", le dijo el cirujano.

Y agregó: "La solución es operarlo". "Es necesario quitar la obstrucción de la salida del nervio que va hacia el brazo".

Pero Don Francisco, más preocupado aún por la operación, buscó otra alternativa.

"El gran miedo que tengo es que me quede paralizado de los cuatro miembros, si ocurriese un accidente en la operación", me dijo Don Francisco.
"Y quiero saber si existe otro tratamiento para lo que yo tengo".

Tomé la historia detallada como se hace siempre en Homeopatía en que uno pregunta hasta los alimentos que no le gusta, las reacciones del cuerpo ante los cambios de temperatura del ambiente y la manera de dormir. Durante el examen físico, examiné cuidadosamente su boca y observé que presentaba unas cordales con una leve desviación. Su dentista le había dicho que no representaba ningún problema porque la desviación era muy leve y no tenía problema en la mordida, lo que era cierto. Su dentista le había dicho lo correcto.

Sin embargo, en la Terapia Neural y Odontología Neurofocal, una simple desviación de un diente puede producir un bloqueo de la energía vital que repercutirá a distancia en algún órgano o estructura del cuerpo enfermándolo.

"¿Cómo es eso?", me preguntó Don Francisco.
Entonces expliqué la relación que tiene la parte del cuerpo con el todo. Al igual que en la planta del pie, en el iris del ojo y en la oreja se encuentra representado todas las partes del cuerpo también lo están en los dientes. En la realidad, podríamos decir que en cada órgano o estructura se encuentra dibujado el resto del organismo en forma de una imagen holográfica. El dentista alemán Dr. Adler, alumno de los descubridores de la terapia neural los hermanos médicos Huneke, dibujó un mapa del cuerpo relacionado con los dientes. Así cada pieza dental tendrá relación con ciertos órganos, partes de la columna vertebral y de la médula espinal, articulaciones, órganos de los sentidos, glándulas endocrinas y otros partes del cuerpo humano y de la psique.

A Don Francisco le apliqué 0.2 ml de Procaína al 2% más cafeína en las encías de esas dos cordales y segundos después el dolor había disminuido en un 60 %.
Le complementé el tratamiento con homeopatía y lo volví a ver 3 semanas después. El dolor había desaparecido de su hombro y codo. En la muñeca le quedaba un 20% del dolor. Le recomendé extraerse las dos cordales si le volvía el dolor y le di cita un mes después.

En la tercera cita llegó sin dolor. Había desaparecido toda molestia y Don Francisco recuperó todas sus funciones y su trabajo. No se había extraído las cordales que es lo más recomendable, pero la acción conjunta de la Terapia Neural y la Homeopatía había sido la solución.

LA CIATICA
El todo y la parte del cuerpo.


Ahora fue un hombre fornido, de 32 años que vino a la consulta con un fuerte dolor lumbar que se irradiaba a la pierna derecha (ciática).

El nervio ciático sale de la columna lumbar entre sus dos últimas vértebras: L4 y L5 y del sacro (S1, S2 y S3) y va a inervar la piel del pie y de la pierna, los músculos posteriores del muslo, todos los de la pierna y del pie y la parte inferior de la columna. Es el más largo del cuerpo. Por eso cuando el nervio se inflama (neuritis) produce dolor que corre por la parte posterior del miembro inferior y puede haber adormecimiento, alteraciones de la sensibilidad, pérdida de fuerza y alteraciones de los reflejos musculares.

Sus causas son múltiples, un golpe o caída, una hernia de disco, un "pico de loro", que son prolongaciones de la vértebra (osteofitos) que se presentan en la artrosis y que van a comprimir al nervio en su salida de la columna vertebral. Es frecuente al final del embarazo por la presión que ejerce el bebé sobre las raíces nerviosas que van a formar el nervio ciático o por el peso del mismo que aumenta la curvatura de la columna (hiperlordosis lumbar).

Mi paciente tenía unas cicatrices insignificantes en brazo derecho. Al hacerle un test muscular, perdía toda la fuerza cuando se tocaba la cicatriz con un dedo; es decir había un campo de interferencia lo que significa que el flujo de su energía era interrumpido por esa minúscula cicatriz.
-¿Cómo es eso?- me preguntó.

Popp nos describe que en el interior de la célula se encuentra un campo de ondas electromagnéticas (biofotones).

Las células de una cicatriz soportan cargas por encima de 1500 milivoltios de electricidad, comparado con los 90 milivoltios de una célula sana. Esta fuerza eléctrica adhiere la cicatriz a los tejidos inmediatos y crea descargas eléctricas que tendrían efectos locales y a distancia, al viajar por el sistema nervioso vegetativo.

Pues a nuestro paciente le inyecté una solución de procaína con cafeína en su cicatriz que produce una repolarización de la membrana celular y la ciática disminuyó al instante en un 60%. Complementé el tratamiento con Homeopatía. En las siguientes tres sesiones volví a inyectar la cicatriz y se curó por completo.

Otras causas de las ciáticas; y no menos frecuentes, están en el estado anímico de la persona como le ocurrió a Yadira, otra paciente mía, que presentaba un dolor lumbo-ciático desde hacía 20 años. La depresión, la angustia, la ansiedad y los temores se "sostienen" en la columna vertebral y repercuten en ella como si fuera un pesado fardo que se lleva en la espalda o en la región lumbar. Por eso algunas manifestaciones de estos afectos pueden ser la fibromialgia, los dolores articulares, y adormecimientos de extremidades que no se relacionan con problemas mecánicos de la columna. Lo que ahí está alterado por esos pensamientos de angustia o de temor es el campo energético o electromagnético que no sólo rodea al cuerpo en forma del aura sino que lo penetra en cada órgano y estructuras con los llamados chakras o centros de energía.

En el caso de la ciática, el chakra más afectado es el de la base, que se encuentra al final de la columna vertebral, en "la colita". Para los que tienen el poder clarividente de ver los chakras, el de la base tiene cuatro pétalos de colores rojo y naranja y una pequeña cantidad de amarillo. Es un centro importantísimo para mantener la energía vital del cuerpo y tiene íntima relación, a pesar de lo distante que se encuentra, con actividades cerebrales y emocionales como las ganas de vivir, la concentración, el buen contacto con la realidad. También se relaciona con el sistema muscular y óseo, las glándulas suprarrenales, el corazón y los órganos sexuales.
El flujo de energía de este chakra se puede ver interrumpido por operaciones de próstata, de hemorroides, de útero y ovarios y por el parto. Eso explica algunas depresiones post-parto que algunas mujeres presentan.

El tratamiento en estos casos será siempre la Terapia Neural y la Homeopatía, pero cuando existen factores emocionales puede ser indispensable la sanación con Poliedros y especialmente, la Hipnosis para descubrir el origen de esas emociones perturbadoras.

Así lo hice con Yadira a quien se le fue reparando el campo energético de sus chakras con el uso de Poliedros, revitalizándolos y devolviéndole la función normal. Acostada boca abajo y sin tocar su cuerpo fui movilizando las energías de su campo electromagnético, colocando las figuras poliédricas sobre su ropa. Pero también trabajé los chakras de la cabeza, del corazón y del plexo solar para darle paz y armonía en sus emociones. La Terapia Neura y los medicamentos homeopáticos coadyuvaron en la curación que se efectuó después de 4 sesiones de poliedros y 6 sesiones de Hipnosis. La ciática de 20 años de padecerla había desaparecido.

Por tanto en todo examen general de un paciente que presenta una enfermedad de largo data, se debe examinar todas sus cicatrices, fracturas, lesiones, operaciones efectuadas. Se debe practicar una radiografía panorámica de los dientes y examinar la boca con el fin de determinar cualquier anomalía que podría ser la causante de las molestias del paciente.

Y, finalmente, se debe examinar su psique: sus pensamientos, sus deseos frustrados, sus sufrimientos, hasta encontrar la causa, el origen de su enfermedad. Si ésta se encuentra se puede llegar a curar el paciente cuando se combinan las cuatros grandes terapias: Homeopatía, Terapia Neural, Sanación con Poliedros e Hipnosis Clínica con un porcentaje de éxito que va de 40 a 60% para enfermedades llamadas incurables en la Medicina convencional, no importa cuál tipo de enfermedad sea, llámese cáncer, artritis reumatoidea, diabetes, hipertensión arterial, fibromialgia, Alzheimer, colitis, gastritis, jaquecas, lumbalgias, etc., etc.

Si desea leer mas sobre el tema de Medicina Natural visitar las siguientes páginas:

Fuente
Dr. Roberto Alvarado Aguirre

Médico y Psicólogo
Master en Homeopatía (niños y adultos) Univ. de París
Master en Desarrollo del Niño. Univ. de París.
Especialista en Terapia Neural, Pediatría e Hipnosis Clínica.
Sanación con Poliedros
Teléfonos (506) 234-5587, (506) 245-4086
robertoalvaradoaguirre@yahoo.com

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico