Tratamiento de la Pérdida Auditiva (Sordera) en Niños

No hay un tratamiento o intervención única ideal para todos los niños que sufren algún tipo de pérdida auditiva (sordera) o sus familias. Los planes de intervención adecuados incluirán observación, seguimiento y cambios necesarios a medida que se estén llevando a cabo.  Existen muchas opciones para los niños con pérdida auditiva y sus familias.

Algunos tratamientos e intervenciones consisten en:

  • Consultar a un profesional (o un equipo de profesionales) que enseñen al niño y a su familia a comunicarse.

  • Adquirir algún tipo de dispositivo para la audición, como un audífono.

  • Participar en grupos de apoyo.

  • Aprovechar otros recursos disponibles para los niños con pérdida auditiva y sus familias.

Intervención temprana y educación especial

Intervención temprana (0-3 años de edad)

La pérdida auditiva puede afectar la capacidad del niño para desarrollar el habla, el lenguaje y las destrezas sociales. Mientras más pronto sea atendido un niño sordo o con problemas de audición, más probabilidades habrá de que desarrolle su máximo potencial en el habla, el lenguaje y la socialización.

Los servicios de intervención temprana ayudan a los niños pequeños con pérdida auditiva a aprender las destrezas del lenguaje y otras destrezas importantes. Los estudios muestran que los servicios de intervención temprana pueden mejorar significativamente el desarrollo del niño.

A los bebés que se les diagnostica pérdida auditiva se les debe comenzar a atender lo antes posible, a más tardar a los 6 meses de edad.

Tecnología disponible para el tratamiento de la pérdida auditiva

Muchas personas con sordera o deficiencias auditivas conservan algún nivel de audición. El nivel de audición de una persona sorda o con deficiencias auditivas se llama "audición residual". La tecnología no "cura" la pérdida auditiva, pero puede ayudar a un niño a aprovechar al máximo su audición residual. Los padres de familia que optan por utilizar esta tecnología para sus hijos tienen muchas opciones:

  • Audífonos

  • Implantes cocleares

  • Prótesis auditivas ancladas al hueso

  • Otros dispositivos de ayuda

Audífonos

Los audífonos aumentan el volumen del sonido. Los pueden usar las personas de todas las edades, incluidos los bebés. Los bebés con pérdida auditiva puede que distingan mejor los sonidos si usan audífonos. Esto puede darles la oportunidad de aprender a hablar desde que son pequeños.

Hay muchos estilos de audífonos para los distintos tipos de pérdida auditiva. Para los niños pequeños, los audífonos más comunes son los que se enganchan detrás de la oreja, porque se adaptan mejor al crecimiento.

Implantes cocleares

El implante coclear puede ayudar a los niños con pérdida auditiva de grave a profunda, incluso a los niños más pequeños. Este implante facilita la audición cuando el niño no puede oír bien con los audífonos. A diferencia de los audífonos, los implantes cocleares no aumentan el volumen del sonido. Estos dispositivos envían las señales del sonido directamente al nervio auditivo.

El implante coclear tiene dos componentes principales: las partes que se insertan en el oído mediante una cirugía y las que se usan afuera del oído, después de la operación. Las partes externas del oído envían el sonido a los componentes internos.

Prótesis auditivas ancladas al hueso

Este tipo de dispositivos puede considerarse para los niños que tienen pérdida auditiva conductiva, mixta o unilateral, y en especial para aquellos que no pueden ponerse auriculares 'en la oreja' o 'detrás de la oreja'.

Otros dispositivos de ayuda

Además de los auriculares, existe otro tipo de dispositivos útiles para las personas con pérdida auditiva. A continuación se presentan algunos ejemplos de tecnología asistida para la audición:

  • Sistema de FM
    El sistema de FM es un tipo de dispositivo para las personas con pérdida auditiva. FM quiere decir frecuencia modulada. Es el mismo tipo de señal sonora que usan las radios. Los sistemas de FM envían el sonido que emite una persona al hablar por un micrófono al receptor de la persona que lo utiliza. Este sistema a veces se puede usar con audífonos agregándoles un componente de FM.

  • Subtítulos
    Muchos programas de televisión, videos y DVD contienen subtítulos. No se necesita comprar nada adicional, ya que todos los aparatos de televisión fabricados después de 1993 pueden mostrar subtítulos. Los subtítulos presentan los diálogos y describen los efectos sonoros de un programa en la parte inferior del monitor de televisión.

  • Otros dispositivos

    Existen muchos otros dispositivos para niños con pérdida auditiva, incluidos:

    • Mensajes de texto
    • Dispositivos de amplificación telefónica
    • Alarmas con luz y vibración
    • Sistemas de inducción de sonido o sistemas de bucle de inducción
    • Sistema de transmisión por infrarrojos
    • Amplificadores de sonido portátiles
    • TTY (Teléfono de texto)


Medicamentos y cirugía

Los medicamentos o la cirugía pueden también ayudar a las personas con deficiencias auditivas. Esto se aplica especialmente a las personas que tienen pérdida auditiva conductiva, o cuando se ve afectada una parte del oído externo o el medio.

Un tipo de pérdida auditiva conductiva puede ser causado por una infección crónica del oído. Una infección crónica del oído es la acumulación de líquido detrás del tímpano, en el vestíbulo del oído medio. La mayoría de las infecciones de oído se pueden controlar con medicamentos o con una vigilancia médica cuidadosa. Las infecciones que no se curan con medicamentos se pueden tratar con una simple cirugía que consiste en colocar un tubo diminuto en el tímpano para drenar el líquido.

Otro tipo de pérdida auditiva conductiva puede deberse a que una parte del oído externo o el medio no se formó correctamente cuando el bebé estaba en gestación. Varias partes del oído externo y medio necesitan funcionar en conjunto para enviar el sonido al oído interno. Si alguna de estas partes no se formó correctamente, puede haber pérdida auditiva en el oído afectado. Esta deficiencia se puede disminuir y tal vez hasta corregir mediante una cirugía. El otorrinolaringólogo (médico especialista en oídos, nariz y garganta) es por lo general el médico que atiende los problemas de audición.

La colocación de implantes cocleares y de prótesis auditivas ancladas al hueso también es un tipo de cirugía.

Fuente
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades
Tratamiento y Servicios de Intervención

Artículos relacionados:

Suscripción al boletín