Conjuntivitis en el adulto

La conjuntivitis es una afección común de los ojos que causa la inflamación de la conjuntiva, la capa fina que reviste el interior del párpado y que cubre la parte blanca del ojo.

A menudo, se la conoce como "conjuntivitis aguda" u "ojo rojo" debido a que hace que la parte blanca del ojo se ponga roja o rosada.


Las causas más comunes de la conjuntivitis son los virus, las bacterias y los alérgenos. Pero existen otras causas, como las sustancias químicas, los hongos, ciertas enfermedades y el uso de los lentes de contacto (en particular los de uso prolongado).

La conjuntiva también puede irritarse debido a cuerpos extraños en el ojo y a la contaminación del aire interior y exterior causada, por ejemplo, por vapores de sustancias químicas, gases, humo o polvo.

Signos y síntomas

La causa exacta de cada caso de conjuntivitis puede ser difícil de determinar. Esto se debe a que algunos de sus signos y síntomas pueden diferir según la causa mientras que otros son similares, sin importar lo que originó la conjuntivitis.
Los síntomas de la conjuntivitis pueden ser:

  • Color rosado o rojo en la parte blanca del ojo (por lo general, en un ojo, cuando se trata de conjuntivitis bacteriana,  y ambos ojos, cuando es conjuntivitis alérgica o viral).
  • Inflamación de la conjuntiva (la capa fina que cubre la parte blanca del ojo y el interior del párpado) o de los párpados.
  • Aumento del lagrimeo.
  • Secreción de pus, en particular amarillo verdoso (más común en la conjuntivitis bacteriana).
  • Picazón, irritación o ardor.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño en el ojo o ganas de restregarse el ojo.
  • A veces se forman costras en los párpados o en las pestañas, en especial por la mañana.
  • Posibles síntomas de resfriado, influenza u otra infección respiratoria.
  • A veces puede causar sensibilidad a la luz brillante.
  • Aumento de tamaño o dolor, en algunos casos, al palpar los ganglios linfáticos delante de las orejas. Con el tacto, la inflamación puede sentirse como un bulto pequeño. (Los ganglios linfáticos son como filtros en el cuerpo, recogen y destruyen los virus y las bacterias.)
  • Los síntomas de alergia, como por ejemplo, picazón en la nariz, estornudo, ardor en la garganta o asma pueden presentarse en algunos casos de conjuntivitis alérgica.

Algunas veces, hay situaciones que pueden ayudar al médico a determinar la causa de la conjuntivitis. Por ejemplo, si una persona con alergias presenta conjuntivitis cuando los niveles de polen aumentan en la primavera, esto podría ser un signo de que la persona tiene conjuntivitis alérgica. Pero, si una persona presenta conjuntivitis durante un brote de conjuntivitis viral, esto podría ser un signo de que la persona tiene conjuntivitis viral.

Diagnóstico

La conjuntivitis tiene muchas causas, pero en la mayoría de los casos es el resultado de una infección por un virus o una bacteria o por la reacción a un alérgeno. Independientemente de la causa, la conjuntivitis siempre provoca la inflamación de la capa fina que reviste el interior del párpado y que cubre la parte blanca del ojo (la conjuntiva). La conjuntivitis también tiene otros signos y síntomas que pueden variar dependiendo de la causa, que puede ser bacteriana, viral o alérgica:

Prevención de la propagación de la conjuntivitis

La conjuntivitis causada por alérgenos no es contagiosa; no obstante, la conjuntivitis viral y bacteriana puede propagarse fácilmente entre las personas y ocasionar epidemias. Usted puede reducir significativamente el riesgo de contraer conjuntivitis o de contagiarla a otra persona practicando medidas sencillas de buena higiene.
Si tiene conjuntivitis infecciosa (viral o bacteriana), usted puede ayudar a disminuir su propagación a otras personas siguiendo estas medidas:

  • Lávese las manos frecuentemente con agua tibia y jabón. Si no dispone de agua y jabón, use limpiadores para manos a base de alcohol.
  • Evite tocarse o restregarse los ojos.
  • Limpie toda secreción alrededor del ojo varias veces al día.  Se debe lavar las manos primero y luego puede usar un paño limpio o una bola de algodón o pañuelo desechable para limpiar el área del ojo.  Tire a la basura la bola de algodón o el pañuelo desechable después de usarlo; si usa un paño, debe lavarse con agua caliente y detergente. Lávese las manos con agua tibia y jabón una vez que termine.   
  • Lávese las manos después de aplicarse gotas o pomada para los ojos.
  • No use la misma botella o envase de las gotas para los ojos no infectados que para los sanos, aun cuando sea de la misma persona.
  • Lave fundas de almohadas, sábanas, paños y toallas en agua caliente y detergente; después de tocar estos artículos debe lavarse las manos.
  • Evite compartir artículos como toallas, sábanas y fundas de almohadas.
  • Lave los anteojos cuidando de no contaminar los artículos que se puedan compartir con otras personas (como toallas).
  • No comparta el maquillaje para los ojos, la cara, los cepillos cosméticos, los lentes de contacto y envases ni los anteojos.
  • No se meta en la piscina.

Si está cerca de una persona con conjuntivitis infecciosa (viral o bacteriana), usted puede reducir su riesgo de infección si sigue estas medidas:

  • Lávese las manos frecuentemente con agua tibia y jabón. Si no dispone de agua tibia y jabón, use limpiadores para manos a base de alcohol.
  • Lávese las manos después de estar en contacto con una persona infectada o con artículos que haya usado, por ejemplo, lávese las manos después de ponerle gotas o pomada en los ojos de una persona infectada o después de poner la ropa de cama de la persona infectada en la lavadora.
  • Evite tocarse o restregarse los ojos.
  • No comparta artículos usados por una persona infectada; por ejemplo, no comparta almohadas, paños, toallas, gotas para los ojos, maquillaje para los ojos o la cara y anteojos.
  • Limpie y manipule sus lentes de contacto siguiendo las indicaciones de su oculista.

Además, si tiene conjuntivitis infecciosa, existen medidas que puede tomar para evitar reinfectarse después de que haya desaparecido la infección:

  • Tire y reemplace todo el maquillaje para los ojos y la cara que haya usado cuando tenía la infección.
  • Reemplace el líquido para lentes de contacto que haya usado cuando sus ojos estaban infectados.
  • Tire a la basura los lentes de contactos desechables y los envases que se usaron cuando sus ojos estaban infectados.
  • Limpie los lentes de contacto de uso prolongado de la manera indicada.
  • Limpie los anteojos y los envases que se usaron cuando tenía la infección.



No hay una vacuna que prevenga todos los tipos de conjuntivitis. No obstante, existen vacunas que protegen contra algunas enfermedades virales y bacterianas que están asociadas a la conjuntivitis, como la rubéola, el sarampión,, la varicela, la culebrilla, la enfermedad neumocócica y la enfermedad causada por Haemophilus influenzae tipo b (Hib).

Tratamiento

El tratamiento para la conjuntivitis depende de la causa. No es siempre necesario buscar atención médica para la conjuntivitis, depende del caso y si la conjuntivitis es bacteriana, viral o alérgica.

Cuándo buscar atención médica

Debe acudir a consulta médica si:

  • La conjuntivitis va acompañada de dolor en los ojos entre moderado y fuerte.
  • La conjuntivitis causa problemas en la vista, por ejemplo sensibilidad a la luz o visión borrosa, que no mejora cuando se quita toda la secreción de los ojos.
  • La conjuntivitis provoca enrojecimiento intenso en los ojos.
  • Los síntomas de la conjuntivitis empeoran o continúan y se sospecha que el paciente puede tener una forma grave de conjuntivitis viral, por ejemplo, causada por los virus del herpes simple o de la varicela-zóster (la causa de la varicela y la culebrilla).
  • La conjuntivitis se presenta en un paciente inmunodeprimido (tiene un sistema inmunitario debilitado) por la infección por el VIH, un tratamiento para el cáncer u otras afecciones médicas o o tratamientos.
  • Se está tratando la conjuntivitis bacteriana con antibióticos y no comienza a mejorar después de las 24 horas de haber comenzado el tratamiento.

Fuente

Centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/conjunctivitis/about/index.html

Artículos relacionados