Qué es el ojo seco?

El síndrome de ojo seco, o enfermedad del ojo seco, se produce cuando los ojos no producen suficientes lágrimas, o las lágrimas se evaporan demasiado rápido porque las glándulas sebáceas están bloqueadas o son anormales.

Las glándulas sebáceas producen aceites que ayudan a mantener  las lagrimas en su lugar.

Esto lleva a que los ojos se sequen, se inflamen (rojos e hinchados) y se irriten. La condición es también conocida como ojos secos o queratoconjuntivitis sicca.

Si el principal problema es la obstrucción de las glándulas secretoras de aceite la condición pasa a llamarse blefaritis, disfunción de las glándulas de Meibomio o enfermedad del borde del párpado.


Síntomas

Los síntomas del síndrome de ojo seco pueden ser leves o graves.

Ellos incluyen:

  • Resequedad o dolor de los ojos
  • Visión borrosa
  • Sensación de tener algo en el ojo
  • Ardor
  • Lagrimeo

Consulte a su médico si usted experimenta cualquiera de estos síntomas.

Lo pueden examinar por otras condiciones que acompañen al ojo seco o pueden referirlo a un optometrista para realizar pruebas complementarias.

Volver al inicio

Causas

El síndrome de ojo seco puede tener varias causas, incluyendo:

  • Vivir en un lugar con clima caliente o con viento
  • Padecer ciertas enfermedades crónicas
  • Ser un efecto secundario de algún medicamento que está tomando
  • Puede relacionarse a cambios hormonales
  • La edad: hasta un tercio de las personas mayores de 65 años pueden tener el síndrome del ojo seco

Volver al inicio


Diagnóstico

Su médico  debe ser capaz de diagnosticar el síndrome de ojo seco por sus síntomas y antecedentes clínicos.

Pueden examinarlo para comprobar si hay otras enfermedades o complicaciones.

Su médico también querrá saber o preguntarle:

  • Cualquier medicamento que esté tomando actualmente
  • El ambiente en el que desarrolla sus actividades diarias: por ejemplo, si usted trabaja en una computadora todo el día
  • Si usted tiene algún otro síntoma (incluso si no se relaciona con los ojos)

Estos datos pueden ayudar a su médico a identificar una posible causa del síndrome del ojo seco.

Para completar el diagnóstico puede ser necesario referirlo a un optometrista o puede utilizar pruebas como: la prueba de tinción de fluoresceína, el test de Schirmer o la prueba verde lisamina entre otras.

Volver al inicio


Tratamiento 

El síndrome de ojo seco no suele ser una enfermedad grave, a menos que sea debido a inflamación o ciertas enfermedades donde existe un sistema inmunológico hiperactivo.

Se pueden tomar medidas para aliviar los síntomas, como:

  • Tratamiento de la causa subyacente
  • Utilizar gotas lubricantes para los ojos
  • Utilizar gafas (lentes) recomendados por su médico

En los casos graves, el síndrome de ojo seco puede ser tratado con cirugía para bloquear los conductos lacrimales de drenaje.

Este procedimiento  se realiza con tapones temporales o sellando permanentemente el orificio de drenaje de los conductos lacrimales.

Volver al inicio

Prevención

Usted puede ayudar a aliviar o prevenir la aparición del síndrome de ojo seco siguiendo los siguientes consejos:

  • Mantener los ojos y los párpados limpios y protegerlos del medio ambiente (ejemplo polvo, viento y luz solar directa)
  • Utilizando su ordenador (computadora) o portátil correctamente para evitar la fatiga visual
  • Usar un humidificador para humedecer el aire
  • Evitar que el aire acondicionado este dirigido directamente hacia usted
  • Comer una dieta saludable que incluya al aceite de linaza y grasas omega-3

Volver al inicio


A quién afecta?

El síndrome de ojo seco es una condición común. En general tiende a afectar a las personas mayores de 60 años de edad, pero puede afectar a personas más jóvenes. También es más común entre las mujeres que en los hombres.

Volver al inicio


Complicaciones

El síndrome de ojo seco puede ser incómodo, pero no afecta la visión en general.

En casos raros, el síndrome de ojo seco grave no tratado puede provocar la cicatrización de la superficie del ojo, lo que en este caso si lleva a la discapacidad visual.

Póngase en contacto con su médico o visite el centro de atención de emergencias más cercano de inmediato si tiene cualquiera de los siguientes síntomas, ya que pueden ser un signo de una afección más grave:

  • Extrema sensibilidad a la luz (fotofobia)
  • Ojos muy rojos
  • Ojos muy dolorosas
  • Un deterioro en la visión (por ejemplo perdida de la visión)

Volver al inicio

Fuente

Dry eye syndromeNHS Choices