Osteoporosis en la Mujer

Lo que la mujer debe saber sobre la osteoporosis

¿Alguna vez su mamá o su abuela se cayeron y se fracturaron la cadera? ¿Han tenido una postura encorvada o dolor en la espalda? Si es así, es probable que hayan tenido osteoporosis. La osteoporosis se conoce como la "enfermedad silenciosa" por la falta de síntomas. 

¿Qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos. Esta enfermedad hace que los huesos se debiliten y se vuelvan frágiles, quebrándose con facilidad. La persona afectada por esta enfermedad no siente que sus huesos se debilitan. Sin embargo, un día, simplemente el recoger una bolsa llena de comestibles le puede causar una fractura en un hueso de la espina dorsal. De igual manera, una caída puede resultar en una fractura de la cadera o de la muñeca.

Las fracturas causadas por la osteoporosis son generalmente dolorosas y pueden tener efectos prolongados. Las fracturas de la espina dorsal pueden causar una postura encorvada, pérdida de estatura y otros problemas de salud. La fractura de la cadera generalmente requiere cirugía. Las fracturas pueden limitar la capacidad de las personas para trabajar y mantenerse activas con la familia, en la iglesia y en actividades sociales.

Más de un millón de mujeres latinas corren un alto riesgo de desarrollar osteoporosis. La osteoporosis también afecta a los hombres, pero no tan frecuentemente. Aunque las fracturas causadas por la osteoporosis ocurren principalmente en personas de edad avanzada, la pérdida de hueso frecuentemente se vuelve más rápida alrededor de los 50 años de edad o menos. 

Factores de riesgo de la osteoporosis

Estos son los factores de riesgo de la osteoporosis:

  • Historial familiar de osteoporosis

  • Estructura corporal pequeña y delgada

  • Menopausia ("cambio de vida") prematura, o la ausencia de menstruación por muchos meses cuando joven

  • Dieta baja en calcio

  • Estilo de vida poco activo (por ejemplo, permanecer sentada por períodos largos todos los días)

  • Fumar

  • Tomar bebidas alcohólicas en exceso

  • Uso prolongado de medicamentos para el tratamiento de la deficiencia de la tiroides, convulsiones, artritis o asma

  • Edad avanzada

Qué es el hueso?

El hueso es un tejido vivo en constante crecimiento. El cuerpo humano está constantemente produciendo hueso nuevo y eliminando hueso viejo. Durante la niñez, el esqueleto acumula más hueso del que elimina y los huesos se hacen más densos y fuertes. La expresión "densidad del hueso" se refiere a la fortaleza del hueso. Mientras más densos son los huesos, más fuertes son. Generalmente después de los 30 años de edad, el cuerpo comienza a eliminar el hueso viejo más rápidamente de lo que produce hueso nuevo. Esta pérdida gradual de hueso debilita al esqueleto a medida que la persona envejece.

Las mujeres también pueden perder hueso cuando, en la menopausia, sus períodos menstruales se acaban. Esto ocurre debido a que el cuerpo de la mujer produce menos cantidad de la hormona estrógeno. El estrógeno es importante para la fortaleza de los huesos. 

Mejore la salud de sus huesos 

  • Coma alimentos ricos en calcio o tome pastillas de suplemento de calcio

  • Ingerir cantidades adecuadas de vitamina D (400 a 800 UI)

  • Haga ejercicio regularmente 

  • No fume 

  • Limite el consumo de bebidas alcohólicas 

  • Considere la terapia de hormonas u otros medicamentos si corre riesgo de desarrollar osteoporosis

Diagnóstico de la osteoporosis

La osteoporosis se puede detectar antes que ocurra la fractura de un hueso. Una prueba segura que se conoce como densitometría ósea puede detectar la osteoporosis midiendo la densidad mineral del hueso. Generalmente esta prueba no causa dolor y se hace en la cadera, la espina dorsal, la muñeca o el talón.

Hable con su médico sobre la densitometría óea si ha llegado a la menopausia, o si tiene algunos de los factores de riesgo que se mencionan anteriormente. La densitometría ayudará a usted y a su médico a decidir cuál será el próximo paso a seguir.

Tratamiento de la osteoporosis

Para disminuir la pérdida de hueso y prevenir posibles fracturas:

  • Coma comidas ricas en calcio o tome pastillas de suplemento de calcio

  • Ingerir cantidades adecuadas de vitamina D x(400 a 800 UI)

  • Haga ejercicios regularmente

  • Infórmese sobre medicamentos que puede tomar para prevenir la pérdida de hueso y las fracturas (lea la siguiente sección) 

  • Disminuya los riesgos de caerse (lea la última sección)

Medicamentos para el tratamiento de la osteoporosis

ERT/HRT Los médicos frecuentemente recetan la terapia de reemplazo de estrógeno (Estrogen Replacement Therapy-ERT, en inglés) y la terapia de reemplazo hormonal (Hormone Replacement Therapy-HRT, en inglés), que es la combinación de estrógeno y progestina, para retardar la pérdida de hueso y reducir el riesgo de fracturas. Debido a que estas terapias (ERT/HRT) no son apropiadas para todas las mujeres, usted debe hablar con su médico sobre los riesgos y los beneficios de tomar esta clase de medicamentos. 

Calcitonina Los médicos pueden recetar el medicamento calcitonina a mujeres y hombres que tengan osteoporosis. La calcitonina previene la pérdida de hueso, retrasando su eliminación. También ayuda a aliviar el dolor que produce la fractura de un hueso. 

Alendronate El alendronate, un difosfonato, es un medicamento no hormonal utilizado para la prevención y tratamiento de la osteoporosis. Este medicamento disminuye la pérdida de hueso, así reduciendo el riesgo de fracturas futuras. El alendronate también se utiliza para el tratamiento de la pérdida de hueso debido al uso de medicamentos como la prednosona o cortisona.

Raloxifene Raloxifene es otro medicamento utilizado para prevenir ostoporosis disminuyendo la pérdida de hueso. Pertenece a una nueva clase de medicamentos conocidos como Moduladores Selectivos para Receptores de Estrogeno, (MSREs).

Nuevos medicamentos Varios medicamentos están en estudio y podrían estar disponibles para los pacientes en un futuro cercano. El primero de éstos probablemente será el fluoruro de sodio, una solución de descarga lenta que aparentemente aumenta la densidad de los huesos y reduce el riesgo de fracturas. Otros incluyen: otros moduladores selectivos para receptores de estrogeno (Selective Estrogen Receptor Modulators-SERMs, en inglés), hormona paratiroides, metabolitos de la vitamina D y otros difosfonatos.

Si desea información más detallada sobre este tema se recomienda la lectura del artículo Tratamiento de la osteoporosis

Prevención de caídas

Para reducir las posibilidades de caerse y de fracturarse un hueso:

  • Use zapatos firmes

  • Hágase examinar la vista regularmente

  • Hable con su médico sobre los medicamentos que le causen mareos o pérdida del equilibrio

  • Asegúrese que todas las alfombras estén firmes en el piso

  • Remueva todos los alambres y cables que estén sueltos en el piso

  • Mantenga los pasillos y escaleras bien iluminadas

  • Use luces de noche pequeñas en el baño y el dormitorio

  • Mantenga las escaleras libres de obstáculos

Comidas ricas en calcio y suplementos de calcio

Los expertos recomiendan que consuma de 1.000 a 1.500 miligramos de calcio por día. Ejemplos de fuentes ricas en calcio incluyen:

  • Queso
  • Leche (entera, baja en grasa y descremada; con "acidophilus" si tiene intolerancia a la lactosa)
  • Jugo de naranja
  • Frijoles (habichuelas) 
  • Tortillas 
  • Naranjas 
  • Brócoli
  • Nabo y col rizada
  • Repollo
  • Granos (por ejemplo, el maíz) y nueces
  • Pescado enlatado
  • Pastillas de calcio (se toman en dosis de 500 miligramos o menos durante el día) 

Actividades físicas para la salud de sus huesos 

Para fortalecer sus huesos:

  • camine
  • suba escaleras (gradas)
  • haga tareas en el hogar
  • trabaje en el jardín
  • baile

Fuente
Los Institutos Nacionales de Salud, el Centro Nacional de Información sobre la Osteoporosis y las Enfermedades Óseas
http://www.osteo.org

Artículos relacionados:

 


Aviso

La información que usted encontrará en estos artículos no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico