Diagnóstico del autismo


El autismo varía ampliamente en gravedad y síntomas y puede pasar sin ser reconocido, especialmente en los niños levemente afectados o cuando está enmascarado por impedimentos físicos más debilitantes. 

Los signos precoces que requieren  evaluación por un experto incluyen:

  • No balbucear o señalar al año de edad
  • No pronunciar palabras únicas a los 16 meses o frases de dos palabras a los 2 años de edad
  • No responder a su nombre

  • Pérdida del lenguaje o las habilidades sociales
  • Contacto visual inadecuado
  • Alineamiento excesivo de juguetes u objetos
  • No sonreír o mostrar receptividad social.

Los signos tardíos incluyen:

  • Capacidad limitada para establecer amistades con pares
  • Capacidad limitada para iniciar o sostener una conversación con otros
  • Ausencia o deterioro del juego imaginativo y social
  • Uso estereotípico, repetitivo o inusual del lenguaje
  • Patrones de interés restringidos que son anormales en intensidad o enfoque
  • Preocupación por ciertos objetos o sujetos
  • Adherencia inflexible a rutinas o rituales específicos.

Los profesionales de la salud a menudo usarán un cuestionario u otro instrumento de evaluación para reunir información sobre el desarrollo y la conducta de un niño.  Algunos instrumentos de evaluación dependen solamente de las observaciones de los padres, mientras que otros dependen de la combinación de las observaciones de los padres y el médico.  Si los instrumentos de evaluación indican la posibilidad de autismo, generalmente está indicada una evaluación más integral.

Una evaluación integral requiere un equipo multidisciplinario, que incluye a un psicólogo, un neurólogo, un psiquiatra, un terapeuta del lenguaje y otros profesionales que diagnostican a los niños con autismo.  Los miembros del equipo realizarán una evaluación neurológica detallada y pruebas cognitivas y de lenguaje exhaustivas. 

Debido a que los problemas de audición pueden causar conductas que podrían confundirse con autismo, los niños con retraso del desarrollo del lenguaje también deberían someterse a pruebas de audición.

Los niños con algunos síntomas de autismo pero no los suficientes como para ser diagnosticados como autismo clásico a menudo se diagnostican como trastorno generalizado del desarrollo no especificado . Los niños con conductas autistas pero que presentan habilidades del lenguaje bien desarrolladas a menudo se diagnostican como síndrome de Asperger.

Son mucho más raros los niños que pueden ser diagnosticados como trastorno de desintegración infantil, en el cual se desarrollan normalmente y luego se deterioran abruptamente entre las edades de 3 y 10 años y muestran conductas autistas pronunciadas.  Las niñas con síntomas autistas podrían sufrir de síndrome de Rett, un trastorno genético ligado al sexo caracterizado por retraimiento social, regresión de la habilidad con el lenguaje, y retorcimiento de las manos.

Fuente
Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares
Qué es el autismo?

 

Artículos relacionados:

 


Suscripción al boletín