Qué son la Anorexia y Bulimia?

La anorexia y la bulimia son trastornos alimentarios.

El trastorno alimentario más grave es la anorexia nerviosa, que se caracteriza por un peso corporal peligrosamente bajo.

La bulimia nerviosa no es tan frecuentemente mortal, pero afecta seriamente el bienestar de los enfermos y puede tener serias complicaciones médicas.

Alrededor de 1 de cada 250 mujeres y 1 de cada 2.000 hombres experimentarán anorexia nerviosa en algún momento. La afección generalmente se desarrolla alrededor de la edad de 16 o 17 años.

La bulimia es alrededor de dos a tres veces más común que la anorexia nerviosa, y el 90% de las personas con la condición son mujeres. Por lo general, se desarrolla alrededor de la edad de 20 años.

El comportamiento más común que conducirá a un trastorno alimenticio como Anorexia y Bulimia es hacer dietas.

Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es una condición seria de salud mental en el cual las personas se ven a sí mismas con sobrepeso a pesar de que son peligrosamente delgadas.

Alrededor de la mitad de aquellos con anorexia nerviosa logran esta pérdida de peso con dietas y evitando los alimentos.

Otros pueden lograr la pérdida de peso mediante una combinación de dieta y el uso de comportamientos de purga, como vómitos o el uso de laxantes.

Otra característica clave de la anorexia nerviosa es que incluye un miedo intenso e irracional a la grasa corporal y al aumento de peso.

Muchas personas con anorexia también tienen enfermedades psiquiátricas y físicas coexistentes, incluyendo depresión, ansiedad, comportamiento obsesivo, abuso de sustancias, complicaciones cardiovasculares o neurológicas y deterioro del desarrollo físico.

Hay aspectos potencialmente fatales de la anorexia nerviosa.

En el corto plazo, la inanición puede resultar en cambios físicos asociados con problemas como complicaciones cardíacas.

Síntomas de la anorexia

  • Saltarse las comidas o inventar excusas para no comer
  • Adoptar una dieta vegetariana excesivamente restrictiva
  • Concentración excesiva en una alimentación saludable
  • Hacer sus propias comidas en lugar de comer lo que la familia come
  • Retirarse de actividades sociales normales
  • Preocupación persistente o quejarse de ser gorda y hablar de perder peso
  • Mirarse frecuentemente en el espejo los defectos percibidos
  • Uso de suplementos dietéticos, laxantes o productos para la pérdida de peso
  • Ejercicio excesivo
  • Callos en los nudillos debido la inducción de vómitos
  • Problemas con la pérdida del esmalte dental que puede ser un signo de vómitos repetidos
  • Levantarse durante las comidas para usar el baño

Otros síntomas físicos pueden desarrollarse con el tiempo:

  • Perdida de calcio de los huesos
  • Mareos
  • Pelo y uñas quebradizos
  • Piel seca y amarillenta
  • Crecimiento de cabello fino sobre el cuerpo
  • Anemia leve y debilidad y pérdida muscular
  • Estreñimiento severo
  • Presión arterial baja, respiración y pulso lentos
  • Caída en la temperatura interna del cuerpo, haciendo que una persona se sienta con frío todo el tiempo
  • letargo
  • Períodos menstruales infrecuentes o ausentes

Causas de la anorexia

Los especialistas creen que es probable que sea el resultado de una combinación de factores.

Factores sicológicos

Muchas personas que desarrollan anorexia comparten ciertos rasgos de personalidad y conducta que pueden hacerlos más propensos a desarrollar la condición:

  • Una tendencia hacia la depresión y la ansiedad
  • Les es difícil de manejar el estrés
  • Perfeccionismo - establecer metas o estándares estrictos y exigentes
  • Tener sentimientos de obsesión y compulsión, pero no necesariamente trastorno obsesivo compulsivo
  • Baja autoestima

     

Factores ambientales

La pubertad parece ser un importante factor ambiental que contribuye a la anorexia.

Podría ser la combinación de cambios hormonales y sentimientos de estrés, ansiedad y baja autoestima durante la pubertad lo que desencadena la anorexia.

Otros factores ambientales que pueden contribuir a la anorexia incluyen:

  • Las presiones y el estrés en la escuela, como los exámenes o el bullying, particularmente burlas sobre el peso corporal

  • Ocupaciones o aficiones donde ser delgado es visto como el ideal, como el baile, el modelaje o el atletismo

  • Un evento estresante de la vida, como perder un trabajo, la ruptura de una relación, o un duelo

  • Relaciones familiares difíciles

  • Abuso físico o sexual

La anorexia a menudo comienza como una forma de dieta que poco a poco se sale de control.

Factores biológicos y genéticos

Se ha sugerido cambios en la función cerebral o los niveles hormonales también pueden tener un papel en la anorexia.

Estos cambios pueden afectar la parte del cerebro que controla el apetito, o puede conducir a sentimientos de ansiedad y culpa al comer

También se cree que el riesgo de que alguien desarrolle anorexia sea mayor en personas con antecedentes familiares de trastornos de la alimentación, depresión o abuso de sustancias, lo que sugiere que los genes podrían desempeñar un papel.
 

Tratamiento de la anorexia

El tratamiento para la anorexia nerviosa generalmente implica una combinación de terapia psicológica y un aumento de peso supervisado.

Terapia cognitivo-conductual

Un tratamiento bien establecido, altamente eficaz y duradero es la terapia cognitivo-conductual, que se centra en identificar, entender y cambiar los patrones de pensamiento y comportamiento. Los beneficios se suelen ver en 12 a 16 semanas, dependiendo de la persona.

Intervenciones familiares

La anorexia no sólo afecta a un individuo - puede tener un gran impacto en toda la familia. La intervención familiar es una parte importante del tratamiento para los jóvenes con anorexia.

La intervención familiar debe centrarse en el trastorno alimentario, e implica que la familia discuta cómo la anorexia los ha afectado. También puede ayudar a la familia a entender la condición y cómo pueden ayudar.

Medicamentos

La medicación por sí sola no suele ser eficaz en el tratamiento de la anorexia. A menudo sólo se utiliza en combinación con las medidas mencionadas anteriormente para tratar problemas psicológicos asociados

Dos de los principales tipos de medicamentos utilizados para tratar a las personas con anorexia son:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) - un tipo de medicación antidepresiva que puede ayudar a las personas con problemas psicológicos coexistentes como la depresión y la ansiedad

    Los ISRS tienden a ser evitados hasta que una persona con anorexia ha comenzado a ganar peso porque el riesgo de efectos secundarios más graves se incrementa en las personas que están gravemente bajo peso. Además se utilizan con cautela en los menores de 18 años

  • Olanzapina -  es un medicamento que puede ayudar a reducir los sentimientos de ansiedad relacionados con problemas como el peso y la dieta en personas que no han respondido a otros tratamientos

A diferencia de la mayoría de los otros trastornos psiquiátricos donde no hay complicaciones médicas asociadas con esas enfermedades, la anorexia nerviosa y la bulimia nerviosa también tienen inherentemente muchas complicaciones médicas diferentes.

El hecho alentador es que la mayoría de estas complicaciones médicas son tratables y reversibles con cuidado definitivo y el cese de los comportamientos desordenados de la alimentación.

Algunas de las complicaciones asociadas a la anorexia que deberán ser tratadas por aparte son:

  • Amenorrea secundaria e infertilidad
  • Enfermedad ósea
  • Complicaciones cardiovasculares
  • Complicaciones gastrointestinales

Autoayuda

Tras haber visitado a su médico, usted encontrará útil el incorporarse a un grupo de autoayuda en el que otras personas comparten problemas similares al suyo, estos grupos pueden suministrarle tanto información como apoyo en los momentos difíciles que todos los que padecen un trastorno de la alimentación suelen atravesar.

Tratamiento obligatorio

Ocasionalmente, alguien con anorexia puede rechazar el tratamiento aunque esté gravemente enfermo y su vida esté en riesgo.

En estos casos, como último recurso, los médicos pueden decidir admitir a la persona en el hospital para tratamiento obligatorio.

Bulimia nerviosa

Esta condición generalmente afecta a un grupo de edad ligeramente superior al de las pacientes anoréxicas, con frecuencia mujeres con poco más de 20 años que también han tenido un problema de sobrepeso en la infancia.

Al igual que en las anoréxicas, las pacientes con bulimia sufren de un miedo exagerado a estar gordas.

A diferencia de las anoréxicas, las bulímicas generalmente se las arreglan para mantener su peso dentro de los límites normales. Esto es debido a que, a pesar de que intentan perder peso provocándose el vómito o tomando laxantes, también se dan atracones de comida.

Estos atracones implican el ingerir, en un período corto de tiempo, grandes cantidades de alimentos que engordan y que habitualmente no se permiten.

Por ejemplo, pueden comerse varios paquetes de galletas seguidos, varias cajas de bombones y varios pasteles en un par de horas o incluso en menos tiempo.

Con posterioridad se sentirá enferma, muy culpable y deprimida. Los atracones o los vómitos pueden hacer que su peso suba o baje por encima de 3 kilos en un período de tiempo muy corto.

Esto es extremadamente desagradable, aunque para muchas llega a ser un círculo vicioso del que no pueden salir ya que el patrón caótico de alimentación domina sus vidas

Al igual que con otros trastornos de la alimentación, la bulimia nerviosa puede estar asociada con:

  • Baja autoestima
  • Abuso de alcohol
  • Depresión
  • Lesiones auto infringidas
     

Cuáles son los signos de la bulimia?

  • Preocuparse cada vez más por su peso
  • Atracones de mucha comida en un periodo corto de tiempo
  • Vómitar y / o usar laxantes u otras formas de deshacerse de las calorías
  • Tener períodos menstruales irregulares
  • Sentirse cansada
  • Sentirse culpable
  • Mantener un peso normal, a pesar de sus esfuerzos con una dieta.

     

Causas de la bulimia

Nuestra cultura tiene una incesante idealización de que la delgadez y el cuerpo "perfecto" es sinónimo de belleza y éxito.

Las investigaciones científicas sugieren que este ambiente social fomenta la dieta, y la dieta predispone a un individuo hacia los problemas de alimentación.

En el caso de la bulimia nerviosa en particular, los efectos fisiológicos de la restricción dietética pueden desencadenar los atracones de comida.

Además, los sentimientos de inadecuación, depresión, ansiedad y soledad, así como las relaciones familiares y personales problemáticas, también pueden contribuir al desarrollo de trastornos de la alimentación.

En algunas personas, la anorexia y la bulimia parecen haber sido desencadenadas por algún acontecimiento desagradable (tal como la ruptura de una relación sentimental).

En ocasiones, no se trata de un acontecimiento negativo sino solamente de uno importante, como puede ser el matrimonio o dejar el domicilio familiar.

La bulimia suele estar relacionada con otros problemas psicológicos.

Investigaciones han mostrado que la bulimia es más común en personas que tienen:

  • Desórdenes de ansiedad
  • Trastorno obsesivo compulsivo
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Desorden de personalidad
  • Depresión
  • Baja autoestima
  • Estrés
  • Deficiencia o exceso de ciertas sustancias químicas del cerebro llamadas neurotransmisores
     

Tratamiento de la bulimia

Usted puede recuperarse de la bulimia, pero puede ser un proceso largo y difícil.

La terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual (TCC) es el tipo más común de tratamiento psicológico para la bulimia. Implica hablar con un terapeuta y mirar sus emociones en detalle para encontrar nuevas maneras de pensar sobre situaciones, sentimientos y comida.

También puede incluir el mantenimiento de un diario de alimentos, lo que ayudará a determinar lo que desencadena la comilona.

Terapia interpersonal

Al igual que con la TCC, la terapia interpersonal (TIP) implica reunirse con un terapeuta para discutir su condición. Sin embargo, el foco está más en sus relaciones personales que sus problemas con la comida.

Es más probable que usted sea referido para este tipo de tratamiento psicológico si recientemente ha perdido a un ser querido o ha experimentado un gran cambio en su vida. El objetivo de TIP es ayudarle a establecer relaciones de apoyo, lo que puede hacer que su enfoque de comer.

Medicamentos

Se pueden usar antidepresivos conocidos como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) para tratar la bulimia.

El ISRS generalmente recomendado para tratar la bulimia se llama fluoxetina (Prozac).

Al igual que con cualquier antidepresivo, un ISRS normalmente tomará varias semanas antes de que empiece a funcionar.

Por lo general, se iniciará con una dosis baja, que luego se incrementa gradualmente a medida que su cuerpo se ajusta a la medicina.

No todo el mundo responde bien a los medicamentos antidepresivos, por lo que es importante que su progreso se supervisa cuidadosamente.

Autoayuda

Tras haber visitado a su médico, usted encontrará útil el incorporarse a un grupo de autoayuda en el que otras personas comparten problemas similares al suyo, estos grupos pueden suministrarle tanto información como apoyo en los momentos difíciles que todos los que padecen un trastorno de la alimentación suelen atravesar.

Artículos relacionados...

 

Fuente

Bulimia. NHS 

Eating_Disorder_Statistics . NDSU

Understanding and managing eating disorders . The Australian Psychological Society

Eating Disorders . ADAA

Eating disorders . Mental Health Foundation of New Zealand

Eating disorders. Mayo Clinic

Treatments of medical complications of anorexia nervosa and bulimia nervosa. P Mehler et al; Journal of Eating Disorders

Anorexia and Bulimia. Royal College of Psychiatrists

Eating Disorders. Mental Health America