Tratamiento de la sinusitis: No se apresure a tomar antibióticos

A millones de personas se les prescriben cada año antibióticos para la sinusitis, una complicación frecuente de la gripe común, fiebre del heno y otras alergias respiratorias.

Del 15 al 21 por ciento de todas las recetas de antibióticos para adultos en la atención ambulatoria son para el tratamiento de la sinusitis. Desafortunadamente, la mayoría de esas personas no necesitan antibióticos. He aquí por qué:

Los antibióticos  no ayudan.

La sinusitis puede ser dolorosa. Las personas con la condición por lo general tienen una nariz congestionada en combinación con flujo nasal amarillo, verde o gris, dolor o presión alrededor de los ojos, mejillas, la frente o los dientes que empeora cuando se agachan.

Sin embargo, las infecciones de los senos nasales casi siempre se deben a una infección viral, no bacteriana y los antibióticos no funcionan contra los virus.

Incluso cuando las bacterias son la causa, las infecciones a menudo se resuelven por sí solas en una semana. Y los antibióticos tampoco ayudan a aliviar las alergias.

Pueden plantear riesgos.

Apróximadamente una de cada cuatro personas que toma antibióticos tiene efectos secundarios tales como: problemas de estómago, mareos o erupciones cutáneas.

Esos problemas desaparecen poco después de suspender las drogas, pero en casos raros los antibióticos pueden causar reacciones alérgicas graves.

El uso excesivo de antibióticos también promueve el crecimiento de bacterias que no pueden ser controladas fácilmente con las drogas. Eso hace que sea más vulnerable a infecciones resistentes a los antibióticos.

Cuándo son necesarios los antibióticos ?

Por lo general se requieren sólo cuando:

  • Los síntomas duran más de una semana;
  • Cuando empieza a mejorar pero luego empeora de nuevo;
  • Cuando los síntomas son muy graves.

Los síntomas preocupantes que pueden justificar un tratamiento inmediato con antibióticos incluyen fiebre de más de 38.6 ° C, dolor extremo y sensibilidad sobre los senos nasales, o signos de una infección de piel, tales como una erupción caliente y enrojecida que se propaga rápidamente.

Cuando necesite antibióticos la mejor opción en muchos casos es la amoxicilina, que normalmente cuesta alrededor de $4 y es tan eficaz como los antibióticos más caros de marca.

Tenga en cuenta que algunos médicos recomiendan un escaner TC cuando se sospecha sinusitis. Sin embargo, estas pruebas suelen ser necesarias sólo si usted tiene sinusitis frecuente o crónica o si va a tener una cirugía de senos.

Cómo se debe tratar la sinusitis ?

La mayoría de las personas se recuperan de la sinusitis causada por resfriados en aproximadamente una semana, pero varios pasos de autoayuda pueden brindar algo de alivio rápido:

  • Descanse. Eso es especialmente importante en los primeros días en que su cuerpo necesita canalizar su energía en la lucha contra el virus. También ayuda elevar su cabeza cuando está acostado para aliviar el goteo nasal posterior.
  • Beba líquidos tibios. Los líquidos tibios pueden ayudar a las secreciones nasales y aflojar la flema.
  • Humedezca la nariz y garganta. El aire cálido y húmedo de un baño, ducha, o una cacerola de agua recién hervida puede aflojar la flema y aliviar la garganta.
  • Haga gárgaras de agua de sal. Use media cucharadita de sal disuelta en un vaso de agua tibia.
  • Enjuague su nariz. Pulverizaciones de agua salada o kits de irrigación nasal pueden hacer que se sienta mejor.

Utilice remedios de venta libre con precaución.

  • Gotas nasales o aerosoles que contienen Zoline oxymeta (como Otrivin, Drixoral y genéricos) pueden causar congestión de rebote si se usan durante más de tres días.
  • Los beneficios de los descongestionantes orales (tales como Sudafed) rara vez superan los riesgos o efectos secundarios.

A menos de que esten presents alergias importantes lo mejor es evitar los antihistamínicos, ya que no alivian los síntomas del resfriado y pueden causar efectos secundarios negativos.

Fuente 

Treating sinusitis. Choosing Wisely Canada

GeoSalud, 20 de junio del 2016

Suscripción al boletín