Los Análisis de Sangre:
una herramienta útil para el control del VIH

 

Infección por VIH/SIDA
Qué es el VIH/SIDA?
Medicamentos para el Tratamiento del VIH/SIDA
Infecciones Oportunistas en Pacientes con  VIH / SIDA

Página 1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Los exámenes de laboratorio (análisis de sangre) pueden dar información clave sobre el estado de salud de las personas portadoras del VIH. Algunos de ellos deben hacerse inmediatamente después de que una persona se entere de que ha contraído el VIH, con el fin de establecer un punto de referencia (medición inicial) para la evaluación de la salud inmunológica y la actividad del virus.

Saber este «punto de referencia» le ayudará a controlar el progreso de la enfermedad así como el efecto que están produciendo los medicamentos que esté tomando. La edad, el sexo, el nivel de estrés, los medicamentos, otros tratamientos como la radioterapia, las infecciones activas y otros factores pueden alterar los resultados de estas pruebas, y deben tenerse en cuenta en el momento de interpretarlos.

Aunque tratar de entender los resultados de los exámenes de laboratorio puede ser una labor tediosa, le podrían ayudar a responsabilizarse mejor de su salud y a entender por qué el médico le ordena determinados exámenes o tratamientos. Con la práctica, se irá volviendo más fácil interpretar estos resultados.

La mayoría de los exámenes de laboratorio se interpretan simplemente comparándolos con los rangos que se consideran «normales» (valores superiores o inferiores). Aquellos valores que están por fuera o en el límite del rango suelen ser los más significativos. Usted podría simplemente mantener copias de los resultados, o bien elaborar un registro o una tabla para poder notar así más fácilmente las tendencias o los cambios. (Vea abajo algunos ejemplos de gráficos.)

Al leer los exámenes hay que tener en cuenta cinco puntos clave:

  1. Como se mencionó anteriormente, los valores «normales» de los exámenes pueden diferir. Por ejemplo, los valores bajos en el colesterol pueden considerarse normales en una persona VIH positiva que no esté en terapia. Asegúrese de discutir estas diferencias con su proveedor de atención médica. Los resultados del laboratorio por fuera del rango de «normalidad» no necesariamente deben ser motivo de alarma.

  2. Ningún resultado de laboratorio resuelve todos los interrogantes por sí solo. La mayoría de los resultados deben ser interpretados en conjunto con otros informes y dentro del contexto de su estado general de salud, antes de poder sacar cualquier conclusión.

  3. Diferentes laboratorios pueden obtener distintos resultados de una misma muestra de sangre debido a que utilizan diferentes métodos o equipos. Los resultados pueden variar hasta en un 20%. Trate de acudir al mismo laboratorio todas las veces que se haga un análisis de sangre. Si no puede recurrir al mismo laboratorio, es posible que necesite establecer un nuevo punto de referencia con el nuevo laboratorio. En el caso de las pruebas de carga viral, trate de que le hagan todas las veces el mismo tipo de prueba (bDNA o PCR). Si su médico lo manda al mismo lugar para que le tomen la muestra de sangre, es muy probable que se estén utilizando los mismos laboratorios y las mismas pruebas. Pero si usted ve una diferencia importante en sus exámenes de laboratorio, sería conveniente que le preguntara a su médico si hubo algún cambio en el laboratorio o en el tipo de prueba usados.

  4. Los exámenes de laboratorio también pueden variar de acuerdo a la hora del día en que le saquen la muestra de sangre. Si es posible, trate de programar las extracciones de sangre a la misma hora del día cada vez. Además, tenga en cuenta que una enfermedad o infección, como una gripe, puede afectar los resultados de los exámenes. Sería conveniente que esperara o se repitiera los exámenes una vez que esté aliviado. Aun una vacuna contra la gripe puede alterar los resultados de los exámenes de laboratorio, ya que estimula el sistema inmunológico y puede aumentar la replicación del VIH. Normalmente, los niveles del virus vuelven al valor de referencia al mes de la vacuna contra la gripe.

  5. Cualquier cambio importante en los resultados puede deberse a errores en las pruebas. Es aconsejable volverse a hacer las pruebas antes de sacar cualquier conclusión a partir de un solo resultado.

Cuadro hemático completo

El cuadro hemático completo (CBC por su sigla en inglés) es el análisis de sangre que con mayor frecuencia ordenan los médicos. Éste mide y analiza los diferentes tipos de células que componen la sangre, tales como los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas.

Por lo general, aun las personas que no tienen síntomas de enfermedad del VIH deben hacerse un cuadro hemático completo cada 6 a12 meses. Es conveniente que las personas con cambios en las tendencias de sus análisis de sangre se hagan este examen cada tres meses (o con mayor frecuencia). Las personas con síntomas de la enfermedad del VIH deben hacerse un cuadro hemático completo cada 3 a 6 meses.

Las pruebas se hacen con mayor frecuencia en personas con síntomas de anemia (recuentos bajos de glóbulos rojos), leucopenia (recuentos bajos de glóbulos blancos) y trombocitopenia (recuentos bajos de plaquetas). En todo caso, si ocurren cambios que le preocupen a usted o a su médico, se deberán repetir las pruebas unas pocas semanas después. De los siguientes exámenes, los indicadores más importantes son los recuentos de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.

Continuar leyendo aqui Los glóbulos rojos: células portadoras de oxígeno

 

Artículos relacionados:

 

<< Anterior

1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7

Siguiente >>
Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico