Tipos de la disfunción eréctil

A continuación se enumeran algunos de los diferentes tipos de disfunción eréctil o impotencia y sus posibles causas:

Eyaculación prematura

La eyaculación prematura es la incapacidad de mantener la erección el tiempo suficiente para conseguir la satisfacción mutua. La eyaculación prematura se divide en primaria y secundaria:


Eyaculación prematura primaria

La eyaculación prematura primaria es un comportamiento que el hombre aprende en el inicio de su vida sexual activa. Al igual que cualquier comportamiento que se aprende, éste se puede modificar. Esta forma de eyaculación prematura primaria se llama impotencia psicogénica (opuesta a la orgánica o física). (El derrame venoso congénito es un subgrupo de eyaculación prematura primaria, causado por el derrame venoso congénito, en el cual el sistema de drenaje venoso del pene no se cierra adecuadamente.)


Eyaculación prematura secundaria

La eyaculación prematura secundaria ocurre cuando después de muchos años de eyaculación normal, la duración del coito se acorta progresivamente. La eyaculación prematura secundaria se debe a causas físicas que generalmente afectan a las arterias o venas del pene o a ambas.

Ansiedad de desempeño

La ansiedad de desempeño es una forma común de impotencia psicogénica generalmente causada por el estrés o por la ansiedad. 

Impotencia orgánica

La impotencia orgánica afecta a las arterias o venas del pene o a ambas y es la causa más común de la impotencia, sobre todo en los hombres de edad avanzada. Cuando el problema es arterial, generalmente es causado por la arterioesclerosis o endurecimiento de las arterias, aunque la causa podría ser un trauma a las arterias. Los factores de riesgo controlables de la arterioesclerosis (el exceso de peso, la falta de ejercicio, el colesterol alto, la presión sanguínea alta y fumar cigarrillos) a menudo pueden causar disfunción eréctil antes de afectar al corazón. La diabetes mellitus es una causa común en este tipo disfunción eréctil Muchos expertos creen que cuando las venas son la causa, el derrame venoso o "insuficiencia cavernosa" es el problema vascular más común. 

Impotencia provocada por medicamentos

Una gran variedad de medicamentos recetados, como los medicamentos para la hipertensión, los medicamentos antidepresivos y contra la ansiedad, las gotas oculares para el glaucoma y los agentes quimioterapéuticos contra el cáncer son únicamente algunos de los muchos medicamentos asociados con la impotencia.


Impotencia provocada por hormonas

Las anomalías hormonales, como el aumento de prolactina (hormona producida por la glándula pituitaria anterior), el abuso de los esteroides por los físicoculturistas, demasiada o demasiado poca hormona tiroidea, y las hormonas administradas para tratar el cáncer de próstata pueden causar impotencia. Raramente la testosterona baja es responsable de la impotencia. 

Cómo sobrellevar la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil puede traer problemas en una pareja. Muchas veces, los hombres evitarán las situaciones sexuales debido a su dolor emocional asociado con la disfunción eréctil, causándole a su pareja una sensación de rechazo o ineptitud. Es importante comunicarse abiertamente con su pareja. Algunas parejas buscan juntos un tratamiento para la disfunción eréctil, mientras que otros hombres prefieren buscar tratamiento sin el conocimiento de su pareja. La falta de comunicación es el obstáculo principal para buscar tratamiento y puede prolongar el sufrimiento. La pérdida de la capacidad de erección puede tener un efecto profundo en el hombre. Lo positivo es que la disfunción eréctil generalmente puede tratarse segura y eficazmente.

Los sentimientos de vergüenza que produce la impotencia pueden hacer que muchos hombres eviten buscar la ayuda médica que necesitan, lo que puede retrasar el diagnóstico y el tratamiento de algunas condiciones subyacentes que son más graves. La impotencia en sí suele estar relacionada con una enfermedad subyacente, como las cardiopatías (o enfermedades del corazón), la diabetes, las enfermedades hepáticas u otros problemas médicos.

Ya que la impotencia puede ser un síntoma de aviso de la enfermedad coronaria progresiva, los médicos deben hacerles preguntas más directas a sus pacientes sobre su salud. Al preguntarles a los pacientes más directamente sobre su función sexual, a través de una conversación o un cuestionario durante una revisión, los médicos pueden ser capaces de detectar condiciones de salud mucho más graves más temprano.

Fuente
University of Virginia Health System

 

Artículos relacionados:

 

GeoSalud, 3 de agosto 2013

 

Suscripción al boletín