Haemophilus Influenza tipo B

La bacteria Haemophilus influenzae tipo b (Hib) puede causar enfermedades graves como meningitis, neumonía y epiglotitis, pero la enfermedad por Hib se puede prevenir mediante la vacunación.

Su hijo debe recibir de bebé la serie completa de dosis de la vacuna contra la Hib y la de refuerzo entre los 12 y 15 meses.

La vacuna contra la Hib previene la enfermedad por  Haemophilus influenzae tipo b., la cual puede causar enfermedades graves en los bebés y niños.

Los bebés deben recibir 2 o 3 dosis de la vacuna contra la enfermedad por Hib (según el tipo de vacuna) antes de los 6 meses y luego deben recibir una dosis de refuerzo entre los 12 y 15 meses de edad.

A pesar del éxito de la vacuna contra la Hib, los padres deben recordar que las bacterias siguen circulando.

Estas bacterias pueden propagarse a bebés y niños que no estén protegidos por la vacuna contra la Hib. 

Antes de que existieran las vacunas contra Hib, en los Estados Unidos ocurrían unos 20,000 casos de enfermedad invasiva por Hib al año. Actualmente, con la vacunación continua, hay menos de 55 casos por año de enfermedad invasiva por Hib.

Qué es la enfermedad por Hib?

Las bacterias de Hib pueden causar una enfermedad invasiva. “Enfermedad invasiva” significa que los microbios invaden partes del cuerpo que por lo general están libres de gérmenes.

Cuando esto ocurre, la enfermedad por lo general es muy grave y causa hospitalizaciones o hasta la muerte. 

Las bacterias Hib pueden causar infecciones potencialmente mortales, como por ejemplo:

  • Meningitis. Inflamación de las membranas protectoras que recubren el cerebro y la médula espinal
  • Epiglotitis. Inflamación en la garganta que dificulta la respiración
  • Neumonía. Infección en los pulmones

Otras formas de enfermedad invasiva por Hib son infecciones en la sangre, los huesos y las articulaciones.

Transmisión de la enfermedad por Hib?

Las bacterias Hib se transmiten a través del contacto con las secreciones mucosas o gotitas respiratorias de la nariz y garganta de una persona infectada, por lo general cuando tose o estornuda.

Sin embargo, las bacterias Hib se propagan más frecuentemente a través de las personas que tienen las bacterias en la nariz y garganta, pero que no se sienten enfermas (no tienen los síntomas de la enfermedad).

Qué tan común es la enfermedad por Hib?

Antes de que existieran las vacunas contra la Hib, en los Estados Unidos ocurrían unos 20,000 casos de enfermedad invasiva por Hib al año. Actualmente, con la vacunación continua, hay menos de 55 casos por año de enfermedad invasiva por Hib. 

Prevención de la enfermedad por Hib

La enfermedad por Hib se puede prevenir con la vacuna contra esta enfermedad. Todos los niños menores de 5 años deben recibir la vacuna contra la Hib. Vacunar a los bebés los protege durante la etapa en que son más vulnerables a la enfermedad.

Vacuna contra el hemophilus influenza tipo b

Hay dos tipos de vacuna contra la Hib para los bebés. Con una de las vacunas, su hijo recibe dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad; con la otra, recibe una dosis a los 2 y otra a los 4 meses de edad. Todos los niños requieren una dosis de refuerzo entre los 12 y 15 meses de edad.

Revise los registros de vacunación de su hijo para saber si recibió todas las dosis de la vacuna contra la Hib. Si no está seguro, consulte con el pediatra del niño, la enfermera o la clínica donde se le aplicó la vacuna.

Algunas marcas fabrican una combinación de la vacuna contra la Hib y otras en una sola inyección. La vacuna contra la Hib puede combinarse con otras vacunas en forma segura para producir estas vacunas combinadas.

Este tipo de vacunas puede usarse para administrar cualquiera o todas las dosis a los 2, 4 y 6 meses de edad. Las vacunas combinadas también pueden usarse como dosis de refuerzo.

Si las vacunas combinadas son las únicas que tiene disponible su médico o pediatra, deben usarse para completar la serie de dosis contra la Hib, aunque esto lleve a que su hijo reciba dosis adicionales de otra vacuna.

Si a su hijo no se le administra una dosis o se retrasa su aplicación con respecto al calendario de vacunación, debe recibir la próxima dosis lo más pronto posible. No es necesario empezar de nuevo.

Fuente
Está protegido su hijo contra la enfermedad por Hib?
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

Artículos relacionados:


Aviso

La información que usted encontrará en este artículo no pretende substituir el necesario consejo médico o la necesidad de un tratamiento profesional médico para una dolencia o transtorno en su salud.

Siempre debe consultar a un médico ante cualquier duda sobre su salud y antes de comenzar un nuevo tratamiento con medicamentos, dieta o programa de ejercicio físico