Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano y Embarazo

Las mujeres que están embarazadas o piensan que pueden estar embarazadas, o planean quedar embarazada durante el ciclo de vacunación, no deben utilizar las vacunas contra el virus del papiloma humano.

Los estudios realizados demostraron que ninguna de las vacunas existentes causó problemas a los bebés nacidos de mujeres que recibieron la vacuna contra el virus del papiloma humano mientras estaban embarazadas. Por lo tanto, recibir la vacuna contra el virus del papiloma humano durante el embarazo no es una razón para considerar poner fin a un embarazo. Pero, para estar en el lado seguro hasta que se sepa más aún, una mujer embarazada no debe recibir ninguna dosis de la vacuna contra el virus del papiloma humano. Debe esperar hasta que su embarazo llegue a término (parto).


Tanto las vacunas contra el virus del papiloma humano tetravalente y bivalente se han clasificado por la FDA en la categoría B de medicamentos durante el embarazo (la categoría indica la seguridad de su uso durante el embarazo). Categoría B significa que estudios en animales no han mostrado efectos adeversos sobre el feto, pero no hay estudios clínicos adecuados en mujeres embarazadas.

Aunque la vacunación contra el virus del papiloma humano en el embarazo no es recomendable, no se aconseja realizar pruebas de embarazo antes de la vacunación de rutina.

En los estudios clínicos, la proporción de embarazos con resultados adversos fue similar tanto en las mujeres que recibieron la vacuna contra el virus del papiloma humano, como en las mujeres que recibieron un placebo.

Sin embargo, es conveniente recordar a las pacientes utilizar algún método anticonceptivo durante el período de tiempo en el que reciben la serie de vacunas contra el virus del papiloma humano.

Lactancia

Las mujeres que están amamantando (lactancia) pueden recibir la vacuna.

Fuente

Artículos relacionados: