Embarazo, parto y postparto en la mujer VIH positivo


¿Puedo transmitir el VIH a mi bebé?

Sí.  Las madres seropositivas pueden transmitir el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) a sus bebés. Esto se llama transmisión "madre a hijo" (También se le llama "perinatal" o "transmisión vertical"). Una madre VIH positiva puede transmitir el VIH a su bebé de tres maneras:

  • Durante el embarazo
  • Durante el parto vaginal
  • A través de la lactancia materna

Sin embargo, con el tratamiento adecuado y la coordinación con los proveedores de salud, las madres VIH positivas pueden reducir significativamente el riesgo de transmitir el VIH a sus bebés.


Cuáles son los riesgos del embarazo VIH y el parto?

En una madre VIH-positivo que no está recibiendo tratamiento para el VIH durante su embarazo, trabajo de parto o durante el parto en sí tiene una probabilidad del 25% (1 en 4) de transmitir el virus a su bebé.

Sin embargo, hay medicamentos antirretrovirales que pueden proteger a los bebés contra la infección por el VIH.

Cuando una madre VIH positiva recibe fármacos antirretrovirales durante el embarazo, el parto y el alumbramiento; tiene a su bebé por cesárea, y evita la lactancia materna, la posibilidad de transmitir la infección a su bebé cae a menos del 2% (menos de 2 de cada 100).

A los bebés recién nacidos también se les da el tratamiento después del parto para protegerlos.

Algunas mujeres no se enteran de que son VIH-positivos hasta que ya están en trabajo de parto. Pero aún en este momento todavía hay opciones de tratamiento que pueden ayudar a proteger a sus bebés.

Si reciben medicamentos antirretrovirales durante el parto y evitan la lactancia materna, la posibilidad de transmitir la infección al bebé aún puede reducirse considerablemente.

 

Debería hacerme la prueba del VIH si estoy embarazada?

Sí.  Todas las mujeres embarazadas deben hacerse  la prueba del VIH como parte de su cuidado prenatal de rutina.

Los médicos también pueden recomendar que algunas mujeres se realicen la prueba de nuevo en el tercer trimestre, antes de la semana 36.

Si una mujer embarazada comienza el trabajo de parto sin haber tenido una prueba de VIH, es recomendable  que se realice una prueba rápida del VIH en la sala de partos.

De esta manera, si la prueba es positiva, los médicos pueden darle tratamiento para proteger a su bebé y sugerir que la paciente tenga al bebé por cesárea.

Sin embargo, no todos los centros de salud ofrecen un sistema automático de prueba de VIH para las mujeres embarazadas.

Si usted está embarazada y cree que puede haber estado expuesta al virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o a una enfermedad de transmisión sexual (ETS), es muy importante que usted solicite una prueba de VIH.

Para más información sobre las pruebas para detectar el VIH visite el tema: Pruebas para la Detección de la Infección por VIH
 

Debo realizarle a mi bebé la prueba del VIH?

Si usted es VIH-positivo, entonces sí, su bebé debe hacerse la prueba de VIH. Sin embargo, la prueba utilizada para los bebés de madres VIH positivas es un poco diferente de otras pruebas para detectar el VIH.

La mayoría de las pruebas de VIH busca anticuerpos contra el VIH, no el virus en sí. Sin embargo, estas pruebas no son muy útiles para los bebés nacidos de madres VIH-positivas. Eso es porque los anticuerpos de la madre con VIH entran en la sangre del bebé durante el embarazo.

Si la madre es VIH-positivo, la prueba del VIH regularmente mostrará que el bebé es VIH-positivo, incluso cuando eso no es cierto (porque detecta los anticuerpos que la madre le transmitió al bebé).

Los médicos pueden solicitar las pruebas especiales para detectar el VIH en los niños que son menores a los 18 meses de edad (año y medio de edad). Estas pruebas pueden detectar cantidades muy pequeñas del propio virus en la sangre de los niños.

Como mínimo, los bebés nacidos de madres VIH positivas deben ser analizados  en tres momentos diferentes:

  • Entre los 14 y los 21 días después del nacimiento
  • Entre el primer y el segundo mes de edad
  • Entre los 3 y los 6 meses de edad

En casi todos los casos (95%), esta prueba especial puede decirnos si un bebé tiene el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) para el momento en que él o ella ya tenga 3 meses de edad.

Incluso si las pruebas muestran que su bebé no tiene VIH, si usted toma medicamentos antirretrovirales durante el embarazo, su bebé debe recibir a largo plazo seguimiento por un profesional médico.

Conclusión: Si usted es VIH-positiva y está embarazada, hable con su médico acerca de los planes de tratamiento para usted y su bebé antes, durante y después del parto.

 

Fuente

Artículos relacionados: