Prolapso Uterino

Qué es el prolapso uterino?

Si tiene prolapso uterino, el útero está inclinado o caído. A veces está tan caído que llega hasta la vagina. Esto ocurre cuando los ligamentos que sostienen al útero en la pared de la pelvis se debilitan demasiado y no pueden sostenerlo en su lugar.

El prolapso uterino puede causar una sensación de presión e incomodidad. Es posible que la orina se salga sin quererlo.

Tratamiento del prolapso uterino

Las opciones de tratamiento dependen del grado de debilidad de los ligamentos, su edad, su salud y de si quiere quedar embarazada.

Entre las opciones que no quirúrgicas:

  • Los ejercicios (llamados Kegel) pueden ayudar a fortalecer los músculos de la pelvis. Cómo hacer los ejercicios Kegel: Contraiga los músculos pélvicos como si estuviera tratando de sostener la orina. Manténgalos contraídos durante unos segundos y luego relájelos. Repita este ejercicio hasta 10 veces, y hágalos hasta cuatro veces al día.
  • Tomar estrógeno para evitar que se debiliten más los músculos y tejidos que sostienen el útero.
  • Insertar un pesario—dispositivo de goma en forma de diafragma—alrededor del cuello uterino para ayudar a sostener el útero. El pesario tiene sus desventajas, ya que puede soltarse o causar irritación y puede interferir con las relaciones sexuales. Se debe extraer regularmente para limpiarlo.
  • Observación.

Los tratamientos quirúrgicos incluyen los siguientes:

  • Contraer los músculos débiles sin extraer el útero. Esto generalmente se hace por la vagina, pero también puede hacerse a través del abdomen. Esta cirugía no es tan extensa como la histerectomía.
  • Histerectomía. Los médicos generalmente la recomiendan si los síntomas son molestos o si el útero se ha caído tanto que se sale por la vagina.

Fuente
Agency for Health Care Policy and Research (AHCPR)
http://www.ahrq.gov/consumer/spanhyst/hster1.htm

 

Suscripción al boletín