Adelgaza Reequilibrando tu Organismo

A la hora de perder el peso que nos sobra lo que realmente nos va a ayudar no será nuestra fuerza de voluntad para seguir una dieta estricta, porque llega un momento en que se acaba, sino el poder reequilibrar a nuestro organismo y aprender a comer de una forma que nos sirva para siempre y no esté asociada con sacrificio.

El problema de la mayoría de las dietas adelgazantes es que acabamos deseando con mayor fuerza aquellos alimentos prohibidos, y clasificando a los alimentos entre los que engordan y los que no engordan en vez de entre los que nuestro organismo necesita para estar sano y los que nos desequilibran y aumentan nuestra carga de toxinas. Será mas fácil eliminar de nuestra dieta estos últimos porque, al cabo de cierto tiempo, una vez superado el periodo de dependencia de estos alimentos, nuestro organismo los rechazará sin ningún esfuerzo de voluntad. Si eliminamos solamente aquellos alimentos mas altos en calorías podemos producir un déficit tanto de micronutrientes como vitaminas o minerales como de macronutrientes como proteínas, grasas y carbohidratos. Este déficit desequilibra aún mas nuestro organismo que acaba pidiendo una cantidad excesiva de comida para poder compensar sus carencias.


Por qué engordamos?

Exceso de comida, metabolismo lento, hipotiroidismo, mala digestión de las grasas, falta de ejercicio, sistema linfático lento, retención de líquidos, desequilibrios hormonales son varios de los motivos por los que podemos engordar. A través de un tratamiento nutricional adecuado se pueden activar las distintas funciones corporales para incrementar la eliminación de líquidos y toxinas, regular la producción de hormonas y mejorar la digestión de las grasas. Incluso un buen tratamiento nutricional puede incrementar el metabolismo basal en los casos en que se encuentre ralentizado.

Las dietas hipocalóricas mantenidas durante un período prolongado de tiempo y el saltarse las comidas son dos factores que pueden ralentizar el metabolismo basal y hacer que acabemos cogiendo peso con mayor facilidad. Esto nos demuestra que no siempre es cierto que disminuyendo la cantidad de calorías en la dieta vayamos a adelgazar, por lo menos no de forma permanente y duradera.

En la opinión de los terapeutas nutricionales la tendencia a tener un metabolismo mas lento puede ser debida a una insuficiencia de los nutrientes que mantienen el metabolismo basal. Los minerales que tienden a estar en deficiencia son el zinc y el magnesio junto con sus cofactores enzimáticos. Por lo tanto la respuesta a como perder peso no es siempre comer menos sino comer mejor, necesitamos una buena cantidad de nutrientes para equilibrarnos y por tanto adelgazar.

Ansiedad y deseos excesivos de alimento

En muchos casos la razón de la obesidad es simplemente un exceso de comida que puede llegar a una obsesión por comer, y esto es probablemente lo mas difícil de corregir. Este debería ser el primer paso en un tratamiento adelgazante: asegurarnos de que el paciente será capaz de seguir las recomendaciones dietéticas, es decir tratar primero la dependencia de la comida si es que existe.

La ansiedad por la comida o el deseo exagerado por comer pueden tener su raíz en ciertas disfunciones del organismo. Estas disfunciones modifican nuestra relación con la comida en general y con ciertos alimentos en particular de los que no podemos prescindir, como el azúcar, el trigo, los lácteos o las grasas. Entre ellas se encuentran la infección con cándida, la hipoglucemia reactiva, los desequilibrios nutricionales y las alergias alimenticias. El terapeuta debería ser capaz de determinar si existe algún tipo de dependencia física de ciertos alimentos debida a algún desarreglo y tratarla en primer lugar.

Tratamiento nutricional para adelgazar

En segundo lugar se deben normalizar aquellas funciones corporales que se pueden encontrar desequilibradas, como puede ser la digestión de las grasas, los niveles hormonales, el funcionamiento renal y hepático o el sistema linfático. La suplementación en cada caso es diferente ya que depende de la historia clínica del paciente y sus características físicas.

Como consejos dietéticos generales es importante no saltarse comidas e incluir algo de proteína en cada comida. Se adelgaza comiendo alimentos ricos en nutrientes esenciales y exentos de toxinas. Se debe a su vez eliminar completamente las grasas saturadas, refinadas o hidrogenadas pero no huir de todo tipo de grasa. Los ácidos grasos esenciales activan el metabolismo y se encuentran en los frutos secos crudos, las semillas crudas y los aceites vírgenes, como el aceite de cártamo, lino o sésamo.

El beber mucho agua también será fundamental a la hora de perder peso. La ansiedad de comer a menudo desaparece bebiendo un par de vasos de agua y además el agua nos ayuda a eliminar toxinas, sodio y ácidos. La sal en cambio nos hace acumular líquidos.

Para perder peso de una forma duradera habrá que dejar de ver a los alimentos en función de la cantidad de calorías que tienen sino en función de cuanto los necesita nuestro organismo. De esta manera al comer sentiremos que nos estamos cuidando y dejaremos de asociar a la comida con ideas de culpa, penitencia o castigo. Adelgazaremos cuando no nos castiguemos dejando de comer, sino que nos queramos comiendo.

Hay varios suplementos que puedo recomendar de forma general, aunque siempre es preferible estar vigilados por un terapeuta nutricional.

Enzimas digestivas y bromelina: pueden ayudar a perder peso al mejorar la digestión de los alimentos.

La carnitina y la co-enzima Q10: estos dos nutrientes tienen la propiedad de incrementar la oxidación en el organismo y por tanto acelerar el metabolismo.

Garcinia Cambodia: Esta hierba contiene una sustancia, llamada hidroxicitrato, que inhibe los mecanismos enzimáticos para la síntesis de ácidos grasos en el organismo. El hidroxicitrato también aumenta los niveles de energía y produce sensación de saciedad.

Chitosan: es un producto que proviene de el caparazón de los crustáceos, como los cangrejos. Sus efectos beneficiosos en contra de la obesidad se deben a la propiedad que tiene de absorber la grasa sin dejar que sea absorbida a través de la pared intestinal.

Picolinato de Cromo: produce una pérdida de grasa corporal junto con un aumento de masa muscular, incluso si no se acompaña de ejercicio.

GeoSalud, Abril 2004

Elena Perea
Nutricionista Ortomolecular
Dr. Plaskett Nutritional Medicine College, Londres
tel/fax 0034 918969822
Correo: elena@nutricionortomolecular.com
www.nutricionortomolecular.com

Si desea más información sobre este tema escriba un correo a la siguiente dirección: elena@nutricionortomolecular.com

Más Información ...