Anuncios

Ateroesclerosis y disfunción eréctil o impotencia sexual

La aterosclerosis es un estrechamiento de las arterias que puede reducir significativamente la cantidad de sangre que llega a los órganos vitales.

En la aterosclerosis, depósitos adiposos anormales llamados placas se acumulan a lo largo de la capa interna de la arteria (endotelio). Las placas son masas sin forma, llenas de colesterol, otros lípidos y células.

Anuncios

Con el tiempo la capa interna de la pared de la arteria se endurece, el diámetro de la arteria se reduce, y el flujo de la sangre y la entrega del oxígeno a los órganos disminuyen.

La aterosclerosis es una de las principales causas de muerte y discapacidad en el mundo.

También es la causa numero uno de disfunción eréctil en los hombres, se calcula que hasta un 40% de los casos de disfunción eréctil en hombres mayores de 50 años se debe a la aterosclerosis

¿Cómo causa la aterosclerosis la impotencia sexual?

La ateroesclerosis afecta a las personas en diferentes partes del cuerpo, pero a menudo afecta al pene primero, luego el corazón y el cerebro. Esto se debe a que los vasos sanguíneos del pene son muy pequeños, tan sólo de 1 a 2 milímetros de diámetro, por lo que son los primeros en verse afectados.

           

Durante la excitación sexual, los nervios envían mensajes químicos a los vasos sanguíneos en el pene. Esto hace que las arterias se relajen para permitir un mayor flujo sanguíneo, lo que permite que el pene se llene de sangre para mantener una erección.

En la primera etapa de la aterosclerosis, los vasos sanguíneos no son capaces de dilatarse adecuadamente y se endurecen, a esto se le llama disfunción endotelial.

Debido a la disfunción endotelial, el pene ya no puede tener un flujo sanguíneo lo suficientemente fuerte como para sostener una erección.

Anuncios

Causas de la aterosclerosis

La aterosclerosis es causada por una combinación de factores genéticos y de estilo de vida. A estos se les llaman factores de riesgo.

  • Niveles altos de colesterol en la sangre (hipercolesterolemia), especialmente LDL ("colesterol malo")

  • Niveles bajos de colesterol HDL ( "colesterol bueno ")

Anuncios

  • Presión arterial alta (hipertensión). Con el tiempo, la presión arterial alta daña el revestimiento de las arterias y acelera el proceso de aterosclerosis.

  • Diabetes. Los hombres diabéticos tienen un riesgo especialmente alto de padecer disfunción eréctil, enfermedades cardíacas y otros problemas causados por un flujo de sangre anormal.

Anuncios

  • Genética. Los antecedentes familiares de enfermedad de las arterias coronarias a una edad temprana son un factor importante.

  • Fumar cigarrillos. Fumar aumenta el riesgo de desarrollar ateroesclerosis. También afecta directamente su capacidad de conseguir una erección.

  • Obesidad. El tener sobrepeso u obesidad aumenta el riesgo de cardiopatía y disfunción eréctil debido a la aterosclerosis y a otras razones.

  • Inactividad física (no hacer ejercicio de forma regular)

  • Edad avanzada

¿Cuáles son los síntomas de la aterosclerosis?

Normalmente no hay síntomas hasta que una o más arterias están obstruidas con placa, lo que reduce drásticamente el flujo de sangre, cuando esto sucede los síntomas varían, dependiendo del órgano específico involucrado.

Todas estos síntomas son graves y no deben ignorarse:

  • Afectación de las arterias coronarias (corazón): dolor en el pecho llamado angina de pecho, ataque cardíaco o incluso muerte súbita.
     
  • Afectación de las arterias carótidas (cerebro): mareos repentinos, debilidad, pérdida del habla o ceguera, derrame cerebral.
     
  • Afectación de las arterias femorales (de la pierna): la enfermedad de los vasos sanguíneos en las partes externas del cuerpo (enfermedad vascular periférica) causa dolores, calambres y fatiga en las piernas al caminar.
     
  • Afectación de las arterias renales (del riñón): presión arterial alta que es difícil de tratar.

También pueden bloquearse con placa las arterias que transportan sangre a los intestinos y a otros órganos. Esto puede provocar graves emergencias médicas.

¿Cómo se diagnostica la aterosclerosis?

Si usted tiene colesterol elevado en la sangre, sobrepeso y hace poco ejercicio, fuma o tiene otros factores de riesgo, hay muchas probabilidades de que tenga aterosclerosis.

Además de realizarle un chequeo completo que incluye preguntas sobre su estilo de vida e historial familiar, su médico le ordenará realizarse exámenes de sangre para medir los niveles de colesterol total, LDL y HDL, el nivel de triglicéridos y el azúcar en la sangre en ayunas.

Un electrocardiograma, ocasionalmente descubrirá cambios eléctricos en el corazón que indican un flujo sanguíneo deficiente al corazón.

Otras pruebas medicas que se pueden utilizar para ayudar con el diagnostico son las pruebas de esfuerzo, la angiografía coronaria, el ultrasonido y las tomografías computarizadas.

Debido a que la aterosclerosis usualmente afecta al pene primero, la disfunción eréctil puede ser una señal de advertencia de aterosclerosis.

Anuncios

¿Cuál es el tratamiento de la aterosclerosis?

No se puede detener la aterosclerosis y los tratamientos actuales no pueden revertirla. Pero hay medicinas y cambios en su estilo de vida y otros tratamientos pueden desacelerar su progreso y evitarle complicaciones.

Si la aterosclerosis provoca síntomas, estos síntomas también pueden tratarse.

Además reducir el nivel de colesterol en la sangre puede retrasar, detener o incluso revertir la acumulación de placa en las arterias.

Para casos más serios hay otros procedimientos como la angioplastia para abrir las arterias obstruidas y la cirugía, como la cirugía de revascularización o derivación (bypass surgery). Su médico le dirá cual tratamiento es el más indicado para usted.

Cambios de estilo de vida

  • Dejar de fumar.
  • Controlar los niveles de colesterol en la sangre regularmente.
  • Mantener la diabetes bajo control.
  • Consumir una dieta balanceada, baja en grasas saturadas, colesterol y sal.
  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Mantener un peso saludable.

Prevención de la aterosclerosis

La aterosclerosis se puede prevenir.

Incluso aquellas personas con predisposición genética para la aterosclerosis pueden retrasar su comienzo y el empeoramiento de la enfermedad llevando un estilo de vida saludable, consumiendo una dieta balanceada y con medicamentos para bajar el colesterol LDL (colesterol malo).

La disfunción eréctil y la aterosclerosis comparten muchos factores de riesgo, por esta razón, prevenir la aterosclerosis también ayuda a prevenir la impotencia sexual.

Referencias

Aboseif SR, Breza J, Orvis BR, Lue TF, Tanagho EA. Erectile response to acute and chronic occlusion of the internal pudendal and penile arteries. J Urol 1989;141:398–402.


Ross R, Glomset JA. The pathogenesis of atherosclerosis (second of two parts). N Engl J Med ;295:420–425.

Williams JK, Andersson KE, Christ G. Animal models of erectile dysfunction (ED): potential utility of non-human primates as a model of atherosclerosis-induced vascular ED. Int J Impot Res 2012;24:91–100.

Najari BB, Kashanian JA. Erectile Dysfunction. JAMA. 2016;316(17):1838. doi:10.1001/jama.2016.12284

Mary Ann Liebert, Inc./Genetic Engineering News. (2009, August 25). Link Between Erectile Dysfunction And Obesity Explored In Obesity And Weight Management. ScienceDaily.

Emilio Chiurlia, et al. Subclinical Coronary Artery Atherosclerosis in Patients With Erectile Dysfunction. Journal of the American College of Cardiology Oct 2005, 46 (8) 1503-1506; DOI: 10.1016/j.jacc.2005.06.068

Sullivan M.E., Keoghane S.R., Miller M.A. (2000) Vascular risk factors and erectile dysfunction. BJU Int 87:838–845.Google Scholar

Bryan G. Schwartz, Robert A. Kloner. Cardiovascular Implications of Erectile Dysfunction. DOI 10.1161/CIRCULATIONAHA.110.017681

Bivalacqua TJ, Usta MF, Champion HC, et al. Endothelial dysfunction in erectile dysfunction: role of the endothelium in erectile physiology and disease. J Androl. 2003;24:S17-37.

 Thompson IM, Tangen CM, Goodman PJ, et al. Erectile dysfunction and subsequent cardiovascular disease. JAMA. 2005;294:2996-3002.

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 19 de Abril, 2021

Anuncios