Anuncios

Causas psicológicas de la impotencia

La disfunción eréctil o impotencia sexual es causada a menudo por causas físicas, tales como malos hábitos alimenticios, diabetes, hipertensión arterial, vejez, etc. Sin embargo, algunos problemas sexuales como la impotencia o una pérdida del deseo sexual también pueden ser causados por factores que residen predominantemente, o enteramente, en la mente.

Anuncios

Se estima que entre un 10-20% de los casos de disfunción eréctil se deben a factores que son predominante psicológicos.

Usualmente, las causas físicas son más comunes en los hombres mayores, mientras que los problemas psicológicos son más comunes en los hombres más jóvenes.

La depresión y la ansiedad son una causa importante de la disfunción sexual que puede ser agravada por el tratamiento con antidepresivos, especialmente los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, entre los cuales se encuentran el citalopram (Celexa), escitalopram (Lexapro), fluoxetina (Prozac), paroxetina (Paxil), sertralina (Zoloft).

Los trastornos alimenticios y los trastornos de personalidad, principalmente el trastorno de personalidad limítrofe, también están asociados con la disfunción sexual.

Factores psicológicos que afectan la función sexual en el hombre

Si bien es cierto que los problemas psicológicos pueden causar afecciones como la disfunción eréctil y los problemas de la libido, el problema también se da a la inversa. Porque la disfunción eréctil y los problemas de la libido también pueden causar estrés, depresión, ansiedad y otros, lo cual crea un circulo vicioso que empeora la función sexual.

Algunos de los factores psicológicos relacionados a la disfunción sexual son:

Ansiedad

La ansiedad de desempeño (ansiedad por tener un buen rendimiento durante el sexo) es decir, preocuparse en exceso de ser capaz de conseguir y de mantener una erección, puede dar lugar a la disfunción eréctil.

Una vez que se ha experimentado una disfunción eréctil por primera vez, no es raro preocuparse de que puede suceder de nuevo. Esta preocupación o miedo a que vuelva a suceder puede perfectamente ser el detonante que provoca la disfunción eréctil.

No toda la ansiedad que afecta la función sexual tiene que ver con el rendimiento en la cama, otros tipos de ansiedad, si son suficientemente fuertes pueden provocar problemas de disfunción eréctil o de bajo libido.

Estrés

Anuncios

Problemas laborales o económicos, líos de pareja o familiares, incluso estudiar para un examen importante, son situaciones estresantes que pueden causar que el cuerpo desvíe su energía y enfoque lejos del sexo y las funciones reproductivas, provocando disfunciones sexuales.

Durante situaciones de estrés, la hormona cortisol se libera en exceso, mientras que la testosterona disminuye de manera significativa, estudios han demostrado que el cortisol tiene un efecto en el cerebro y el cuerpo que podría conducir a la impotencia y la disfunción sexual.

De igual manera un nivel bajo de la hormona testosterona se asocia a una baja del deseo sexual.

Depresión

Anuncios

En un estudio reciente fueron reportados síntomas depresivos por el 54% del total de los hombres con disfunción eréctil entrevistados. Además, los pacientes con síntomas depresivos tienen una libido más baja que los pacientes sin síntomas depresivos.

Una persona que sufre de depresión generalmente tiene menos interés en las actividades que antes le interesaban y a menudo también tendrá menos interés en los vínculos con otras personas y en el sexo. Como resultado, la libido es a menudo baja y la disfunción eréctil también puede ser frecuente.

Sentimientos de Culpabilidad

Actitudes negativas sobre el sexo que se enseñaron en la niñez o creencias religiosas estrictas pueden crear culpabilidad sexual o ansiedad alrededor de las relaciones sexuales.

Anuncios

Cuando se está haciendo algo que uno cree que no se debe hacer, lo que viene a la mente son emociones negativas y miedo, con esto pueden presentarse la disfunción eréctil y una libido reducida.

También un hombre puede sentirse culpable de no satisfacer a su pareja y de provocar tensiones en la relación con un mal desempeño.

Baja autoestima

La baja autoestima ( inseguridad o miedo a una desaprobación social, etc.) a menudo hará que un hombre piense que no es lo suficientemente bueno, que no merece algo, que no es digno de la atención de una pareja.

Esto puede deberse a episodios anteriores de impotencia sexual o puede ser el resultado de otras cuestiones no relacionadas con el rendimiento sexual como por ejemplo, su apariencia física.

La baja autoestima también puede estar relacionada con muchos otros factores psicológicos mencionados anteriormente, como la depresión, ansiedad, culpa, etc.

Trastornos psicológicos

Los trastornos psicológicos específicos, como el desorden obsesivo-compulsivo, el trastorno bipolar, el desorden de personalidad múltiple, la esquizofrenia, el trastorno de estrés postraumático pueden también en muchos casos llevar a la disfunción eréctil y la pérdida de la libido.

Otros factores

Otros factores que con frecuencia afectan la función sexual normal pueden incluir tener miedo a la intimidad, una historia de abuso sexual o una ambivalencia sobre la orientación sexual.

El rol de los medicamentos para desordenes psiquiátricos en la disfunción sexual.

La disfunción sexual inducida por medicamentos psicotrópicos es reconocida extensamente como un efecto secundario potencial del uso de los medicamentos antidepresivos y antipsicóticos para el tratamiento de desordenes psiquiátricos.

Por ejemplo, se ha reportado disfunción sexual hasta en un 30 – 60% de los pacientes con esquizofrenia tratados con fármacos antipsicóticos, hasta el 78% de los individuos con depresión y hasta 80% en pacientes que padecen de trastornos ansiedad tratados con antidepresivos.

A pesar de una creciente conciencia que se tiene en la comunidad científica sobre este problema, todavía es difícil cuantificar la incidencia de estas complicaciones de tratamiento, ya que muchos de los trastornos psiquiátricos pueden tener efectos profundos en las relaciones personales de los pacientes y por lo tanto en la función sexual.

Opciones de tratamiento

Mientras que algunos hombres pueden beneficiarse de un tratamiento con medicamentos o con terapia psicológica para combatir sus problemas de salud mental, también hay algunos hombres que podrían beneficiarse de simples técnicas que ayuden a darle un nuevo enfoque a sus preocupaciones.

Reduzca el estrés y ansiedad

Ya que la impotencia sexual puede ser resultado de la ansiedad y del estrés, la reducción de estas condiciones puede ayudarle a evitar que ocurra,

Por ejemplo:

No se concentre en lo que podría salir mal. En cambio, enfóquese en lo positivo.

Evite pensamientos que produzcan dudas sobre si mismo.

Trate de participar en otras formas de intimidad que todavía puede disfrutar a pesar de sufrir de disfunción eréctil. Hay muchas maneras de satisfacer sexualmente a su pareja sin llegar a tener sexo y si participa de estas actividades usted no se preocupará demasiado de su capacidad de conseguir una erección.

Anuncios

Practique la respiración controlada, la meditación, el yoga, y otras técnicas para ayudarle a relajarse y redirigir sus pensamientos cuando se convierten en negativos o estresantes.

Encuentre un nuevo hobby o una actividad creativa, estudios han demostrado que el uso de la parte creativa de su cerebro puede reducir significativamente el estrés y mejorar el bienestar general.

Haga ejercicio, consuma una dieta saludable, duerma adecuadamente y viva un estilo de vida saludable, su cuerpo responderá de manera positiva a estos cambios y puede ser la solución a muchos de los problemas de autoestima y de rendimiento sexual.

Consejos si sufre depresión

Un dato importante para tomar en cuenta, es que los hombres con disfunción eréctil y con síntomas depresivos son más propensos a suspender el tratamiento para la impotencia que otros pacientes, por lo tanto, es importante que cualquier grado de depresión que presente la persona necesite ser tratada antes de que el tratamiento para la disfunción eréctil tenga éxito.

Terapia conversacional (psicoterapia)

El simple hecho de hablar sobre sus sentimientos puede ayudarle, hay diferentes tipos de terapia conversacional para la depresión, incluyendo la terapia cognitiva conductual, los grupos de autoayuda y la consulta psicológica.

Las terapias conversacionales ayudan a los pacientes a entender y aprender a resolver sus problemas mediante una charla con el terapeuta.

Antidepresivos

Si su depresión es de moderada a severa, existen muchos tipos de medicamentos antidepresivos que están disponibles. Discuta los posibles efectos secundarios de estos fármacos sobre su función sexual con su médico.

Cabe recordar que la depresión puede regresar aunque el tratamiento haya sido exitoso. Para aquellos pacientes que no toman medicamentos antidepresivos, la psicoterapia una vez al mes puede alargar los periodos entre episodios depresivos.

Disfunción eréctil causada por medicamentos psicotrópicos

Antidepresivos

Debido al papel de la serotonina en la disfunción sexual, los fármacos que aumentan la actividad de la serotonina pueden ser más propensos a causar disfunción sexual. Estos incluyen Inhibidores de la monoamina oxidasa (IMAO), antidepresivos tricíclicos (ATC), inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)

Los problemas de disfunción sexual inducida por inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS) se puede superar bajando las dosis, o cambiando a un antidepresivo con una propensión baja de causar disfunción sexual o con la coadministración de inhibidores de 5 fosfodiesterasas (Cialis, Levitra, Staxyn, Stendra, Viagra).

Sin embargo, la condición psiquiátrica del paciente debe ser evaluada antes de hacer un cambio a su antidepresivo.

Antipsicóticos

Los antipsicóticos de primera generación  pueden causar un deterioro de la función eréctil y orgásmica.

Los antipsicóticos de segunda generación se asocian con menos efectos secundarios sexuales y, por lo tanto, pueden proporcionar una opción para los pacientes con esquizofrenia y disfunción sexual.

Anuncios

Tratamiento para la disfunción sexual en los trastornos psicológicos específicos

La disfunción sexual en hombres con trastornos psicológicos específicos puede responder positivamente a una terapia psicológica llevada a cabo por un profesional.

Referencias

Erik R. Borg and Benjamin Chavez (2014) Psychotropic-induced sexual dysfunction. Mental Health Clinician: May 2014, Vol. 4, No. 3, pp. 138-145.

Kalaitzidou I, Venetikou MS, Konstadinidis K, Artemiadis AK, Chrousos G, Darviri C. Stress management and erectile dysfunction: a pilot comparative study. Andrologia. 2014 Aug; 46(6):698-702. DOI: 10.1111/and.12129.

Laurent SM, Simons AD. Sexual dysfunction in depression and anxiety: conceptualizing sexual dysfunction as part of an internalizing dimension. Clin Psychol Rev. 2009 Nov; 29(7):573-85. DOI: 10.1016/j.cpr.2009.06.007.

Mourikis I, Antoniou M, Matsouka E, Vousoura E, Tzavara C, Ekizoglou C, Papadimitriou GN, Vaidakis N, Zervas IM. Anxiety and depression among Greek men with primary erectile dysfunction and premature ejaculation. Ann Gen Psychiatry. 2015 Oct 29; 14:34. DOI: 10.1186/s12991-015-0074-y.

Zvi Zemishlany _ Abraham Weizman. The Impact of Mental Illness

on Sexual Dysfunction. Sexual Dysfunction. PMID: 18391559 DOI: 10.1159/000126626

Ridwan Shabsigh et al. Increased incidence of depressive symptoms in men with erectile dysfunction, DOI 10.1016/S0090-4295(98)00292-1

Korfage I et al. Erectile Dysfunction and Mental Health in a General Population of Older Men. DOI 10.1111/j.1743-6109.2008.01111.x

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 1 de abril, 2019

Anuncios