La disfunción eréctil o Impotencia Sexual

La disfunción eréctil, también llamada impotencia sexual, es la incapacidad para obtener o mantener una erección lo suficientemente firme como para tener relaciones sexuales.

La disfunción eréctil ocasional es común, muchos hombres la experimentan durante tiempos de estrés.

La disfunción eréctil frecuente puede ser un signo de otros problemas de salud que necesitan ser tratados.

Se estima que uno de cada 10 hombres sufrirá de disfunción eréctil en algún momento durante su vida.

Causas de la disfunción eréctil

Muchos hombres experimentan alguna disfunción eréctil ocasional, esto puede ocurrir por una variedad de razones, tales como beber demasiado alcohol, tensión o estrés, problemas en su relación de pareja, miedo a fallar durante el sexo o por estar extremadamente cansado.

La incapacidad para obtener una erección en menos del 20% de las veces no es inusual y típicamente no requiere tratamiento.

La incapacidad para lograr una erección en más del 50% de las veces generalmente significa que hay un problema y que se requiere algún tratamiento.

Aunque es más probable que se desarrolle disfunción eréctil a medida que se envejece, el envejecimiento no causa la disfunción eréctil. La disfunción eréctil puede desarrollarse a cualquier edad.

Muchos factores distintos que afectan los vasos sanguíneos, el sistema nervioso y trastornos hormonales pueden causar o contribuir a la disfunción eréctil.

Los hombres que tienen diabetes tienen dos a tres veces más probabilidades de desarrollar disfunción que los hombres que no tienen diabetes.

Las siguientes enfermedades y afecciones pueden causar disfunción eréctil:

  • Diabetes tipo 2
  • Enfermedad del corazón y de los vasos sanguíneos
  • Aterosclerosis
  • Presión arterial alta
  • Enfermedad renal crónica
  • Esclerosis múltiple
  • Enfermedad de Peyronie
  • Efectos secundarios de los tratamientos para el cáncer de próstata, incluyendo la radioterapia y la cirugía prostática
  • Efectos secundarios de medicamentos para el tratamiento de diversas enfermedades, incluyendo hipertensión arterial, depresión y otros)
  • Lesiones en el pene, la médula espinal, la próstata, la vejiga o la pelvis
  • Cirugía para el cáncer de vejiga

Medicamentos que pueden causar disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un efecto secundario común de un número de medicamentos recetados.

Mientras que estos medicamentos pueden tratar una enfermedad o afección, al hacerlo pueden afectar las hormonas, los nervios o la circulación sanguínea, lo que resulta en disfunción eréctil o el aumento del riesgo de disfunción eréctil.

Los medicamentos comunes que pueden provocar disfunción eréctil como efecto secundario incluyen:

  • Medicamentos  que causan aumento del flujo urinario (diuréticos).
  • Medicamentos  para el tratamiento de  la presión sanguínea alta
  • Medicamentos para el tratamiento de las alergias (antihistamínicos).
  • Medicamentos para el tratamiento de la depresión.
  • Medicamentos para la enfermedad de Parkinson
  • Medicamentos para tratar trastornos del ritmo cardiaco (Antiarrítmicos).
  • Tranquilizantes
  • Relajantes musculares
  • Fármacos antinflamatorios no esteroides (Ej. ibuprofeno, diclofenaco, naproxeno, etc.)
  • Antagonistas de los receptores de histamina H2 (Ej. cimetidina, ranitidina, famotidina)
  • Hormonas
  • Medicamentos quimioterapéuticos
  • Medicamentos para el tratamiento del cáncer de próstata
  • Medicamentos para el tratamiento de la epilepsia (anticonvulsivantes)

     

Tratamiento de la disfunción eréctil

El tratamiento de la disfunción eréctil debe considerar:

  • El tratamiento de  cualquier condición de salud que pueda estar causando su disfunción eréctil.

  • El tratamiento de las causas físicas y psicológicas de la disfunción eréctil.

Medicamentos orales

Incluyen:

  • Sildenafil (Viagra)
  • Tadalafilo (Adcirca, Cialis)
  • Vardenafil (Levitra, Staxyn)
  • Avanafil (Stendra)

Estos medicamentos actúan mejorando los efectos del óxido nítrico, un químico natural que se encuentra en su cuerpo y que produce la relajación de los músculos del pene durante la estimulación sexual permitiendo un aumento del flujo sanguíneo y con ello provocando la erección.

El consumo de estos medicamentos no producirá automáticamente una erección.

La estimulación sexual es necesaria para causar la liberación de óxido nítrico en los nervios del pene. Estos medicamentos amplifican esa señal, permitiendo que se produzca una erección normal.

Las medicaciones orales de la disfunción eréctil no son afrodisiacos, no causarán la excitación y no se necesitan en los hombres que consiguen erecciones normales.

Usted no debe tomar ninguna de estas medicinas si usted está tomando nitratos para tratar una afección cardíaca.

La combinación de medicamentos a base de nitratos, tal como la nitroglicerina, con los medicamentos descritos anteriormente puede llevar a una caída repentina de la presión arterial, lo que puede causar mareos o desmayos con el peligro de una caída y de posibles lesiones.

También debe evitar estos medicamentos si está tomando bloqueadores alfa para tratar el agrandamiento de la próstata (hiperplasia benigna de la próstata) o la presión arterial alta.

La combinación de bloqueadores alfa y medicamentos para la disfunción eréctil también podría causar una caída repentina de la presión arterial.

Medicamentos inyectables y supositorios

Muchos hombres consiguen erecciones más fuertes inyectando un medicamento llamado Alprostadil en el pene, causando que los músculos y vasos sanguíneos de este órgano se relajen y se llenen de sangre causando la erección.

En lugar de inyectar el alprostadil, algunos hombres se insertan un supositorio de este medicamento en la uretra.

El aprostadil en supositorio incluye un aplicador especial para que usted se inserte el supositorio aproximadamente una pulgada dentro de la uretra.

Una erección comenzará en unos 8 a 10 minutos y puede durar de 30 a 60 minutos.

Otros tratamientos

Un implante de pene es un dispositivo inflable que se implanta quirúrgicamente en el pene.

Puede crear erecciones a través de accionar la bomba del dispositivo, que se encuentra normalmente en un testículo.

Los implantes de pene son irreversibles y pueden ser bastante costosos.

Los riesgos asociados con el procedimiento quirúrgico son:

  • Infecciones
  • Problemas en relación con el tamaño de la prótesis
  • Dificultades con respecto a la colocación de la prótesis
  • Avería mecánica del dispositivo (que es infrecuente)

     

Una bomba del pene (dispositivo de la erección por vacío) es un cilindro de plástico con una bomba de mano o batería-accionada y una banda elástica.

El pene se coloca dentro del cilindro, y entonces la bomba se utiliza para aspirar el aire dentro del cilindro.

Esto crea un vacío que lleva sangre a su pene.

Una vez que usted consigue una erección, usted desliza una banda elástica alrededor de la base de su pene para evitar que la sangre fluya de regreso al cuerpo.

A continuación, se retira el dispositivo de vacío.

Reconstrucción de las arterias

La cirugía para reparar las arterias puede revertir la disfunción eréctil debido a obstrucciones que detienen el flujo sanguíneo al pene.

Por lo general, los hombres menores de 30 años son los mejores candidatos para este tipo de cirugía.

Para la mayoría de los hombres, la cirugía debe ser un último recurso.

Actualizado: 2 de abril, 2018