Anuncios

Un Enfoque Ergonómico para Evitar Lesiones en el Lugar de Trabajo

Transtornos de Trauma Acumulativo

La exposición a condiciones de trabajo adversas puede resultar en dolores momentáneos o lesiones a largo plazo. Asimismo, ambientes de trabajo mal diseñados contribuyen a una menor eficiencia y producción, la pérdida de ingresos, un mayor número de reclamos médicos, e incapacidades permanentes. Afortunadamente, profesionales como los miembros de la American Industrial Hygiene Association utilizan una ciencia llamada "ergonomía" para ayudar a remediar las condiciones que causan trastornos y lesiones ocupacionales.

El objetivo de la ergonomía es diseñar el lugar de trabajo de manera tal que se adecúe a las capacidades humanas para impedir problemas tales como lesiones. Examinaremos varios de los factores de riesgo que afectan a los empleados, al igual que soluciones que usted y su empleador pueden utilizar para eliminar o reducir esas condiciones.

Naturalmente, existen otros problemas particulares en ciertas industrias, pero las siguientes páginas le darán una idea de muchos de los trastornos ocupacionales más comunes que a menudo afectan los músculos, tendones y nervios del cuerpo.

Anuncios

Transtornos de Trauma Acumulativo (TTA)

Quizás la lesión sufrida en el lugar de trabajo de que más se ha hablado en la última década es el síndrome de túnel del carpo y lesiones relacionadas de la muñeca y la mano. Aunque las máquinas de escribir han sido utilizadas por más de 100 años en oficinas en los Estados Unidos, la popularidad de la computadora--con su teclado intensivo utilizado para la entrada de datos y el procesamiento de texto-ha dado lugar a una generación que corre el riesgo de tales lesiones. El síndrome de túnel del carpo y sus compañeros (incluyendo, el tendinitis, dedo de gatillo, vibración de la mano y el brazo, la enfermedad de deQuervain y mialgia) son parte de un grupo de enfermedades conocidas como trastornos de trauma acumulativo (TTA).

Los TTA son una familia de trastornos de los músculos, tendones y nervios que son causados, acelerados o agravados por movimientos repetitivos del cuerpo, sobre todo cuando también están presentes posturas incómodas, fuerzas altas, esfuerzos de contacto, vibración, o el frío.

Aunque existe una relación entre los TTA y los trabajos de oficina asociados con la computadora, hay muchos trabajadores que hacen trabajo repetitivo de otra naturaleza que también pueden correr el riesgo de sufrir estas lesiones. En particular, los empleados en las industrias aeroespacial, agrícola y automotriz y los trabajadores de oficina, electrónica, corte de telas, procesamiento de alimentos, cristalería, cuidados de la salud, manufactura, servicios postales, formación de metales, moldeado de plásticos y las artes interpretativas (sobre todo la música y la danza) son susceptibles a los TTA.

Qué no son los Transtornos de Trauma Acumulativo (TTA)?

En primer lugar, los trastornos de trauma acumulativo no son fatiga. La fatiga es clasificada como el cansancio, el esfuerzo físico, y la incomodidad que desaparecen pocos minutos u horas después de que se cesa la actividad. Actividades repetidas y prolongadas que podrían causar problemas a largo plazo casi siempre también causan fatiga. Aunque el estar fatigado después de realizar ciertas tareas en el trabajo ciertamente afecta el desempeño en el trabajo y el vivir cotidiano-e, incluso, puede causar dolor-la fatiga no es considerada un problema médico serio.

Como regla general, síntomas que persisten después de una noche de descanso o interfieren significativamente con el trabajo o las actividades cotidianas indican algo más serio que la fatiga. Si usted las experimenta, debe consultar a un médico; si el problema tiene que ver con el trabajo, será necesario también que hable con su supervisor. Por último, debería hablar con su empleador sobre cómo adecuar su ambiente o equipo de trabajo para ayudar a aliviar el problema.

Cómo ocurren los Transtornos de Trauma Acumulativo (TTA)?

Las manos y muñecas están integradas por una red compleja de nervios, huesos, tendones y fluidos. A medida que pasa el tiempo, ciertas actividades en el trabajo pueden aumentar la presión de los fluidos alrededor de los nervios. Esto puede causar compresión y, finalmente, daños a los nervios. Los nervios también pueden ser lastimados por tendones inflamados que presionan sobre ellos. El síndrome de túnel del carpo es un ejemplo común de esto: el nervio en el medio de la muñeca se comprime y finalmente se lesiona. Una causa principal de esto es el trabajo repetido o prolongado en el cual es necesario aplicar mucha fuerza o utilizar una muñeca doblada o extendida, aunque los conductores de camiones que agarran un volante que vibra todo el día también pueden sufrir este trastorno doloroso.

Lamentablemente, puesto que la repetición es uno de los factores clave que causan los TTA, actividades no relacionadas con el trabajo, por ejemplo, la costura, la jardinería, la pesca con moscas artificiales y el boliche también pueden afectar el avance de la enfermedad y la recuperación. Estas actividades pueden agravar los TTA, y a veces dificultan la identificación de la causa principal del TTA de una persona.
Como se ha indicado anteriormente, los factores de riesgo para los TTA pueden ocurrir en una variedad de ocupaciones.

Para analizar debidamente y corregir estos factores, es preciso evaluar tareas relacionadas con el trabajo para cada uno de los factores de riesgo. Por ejemplo, ¿por cuantos minutos u horas opera un obrero un taladro (vibración)? ¿Por cuánto tiempo maneja un carnicero la carne refrigerada (temperaturas bajas)? Algunas ocupaciones tienen combi-naciones de esfuerzos, tales como esfuerzos de contacto y postura prolongados (por ejemplo, una cortadora de telas que utilice tijeras mal diseñadas en un banco de trabajo bajo).

Los trastornos de trauma acumulativo son una causa principal de tiempo perdido en muchas industrias en donde se utiliza mucha mano de obra. Si usted nota un dolor que se repite o una lesión relacionada con su trabajo, es posible que sea necesario analizar su entorno específico, ajustar o añadir equipos, y modificar procedimientos. El aplicar la ergonomía al lugar de trabajo puede ayudarlo a usted y a su empleador a encontrar el debido equilibrio entre los requisitos de producción y las capacidades de los trabajadores, reduciendo la posibilidad de que los TTA se presenten.

Cómo puede ayudar la ergonomía

Los especialistas en la ciencia de ergonomía ofrecen numerosas soluciones que hacen que el lugar de trabajo sea un entorno más favorable para los empleados. Se le ha prestado mucha atención sobre todo a los trastornos de trauma acumulativo. A continuación se ofrecen varias posibles correcciones o soluciones a los seis factores de riesgo de TTA principales.

Acciones repetidas y prolongadas

  • Utilice apoyos mecánicos-por ejemplo, apoyos para el brazo o la muñeca al utilizar el teclado, o herramientas eléctricas en vez de manuales. Ésta es la solución más práctica.
  • Ajuste la norma de trabajo-modifique la cantidad de trabajo que se debe desempeñar en un período de tiempo determinado, permitiendo que trabaje a su propio ritmo.
  • Turne a los trabajadores-haga que los trabajadores desempeñen diferentes tareas durante el día para evitar esfuerzos indebidos y la repetición de tareas.
  • Amplíe el alcance de los trabajos-combine trabajos o utilice patrones de movimiento diferentes. (Puede que sea necesario rediseñar el entorno de trabajo).

Acciones que requieren fuerza (levantar, cargar, elevar, etc.)

  • Escoja guantes que le permitan agarrar mejor los objetos.
  • Evite guantes gruesos que impiden que usted envuelva el objeto de trabajo con la mano.
  • Recoja menos objetos a la misma vez para reducir el peso.
  • Seleccione herramientas que ayuden a reducir el peso.
  • Conecte equilibradores y mangos para ayudar a estabilizar las herramientas.
  • Utilice barras de reacción y brazos articulantes para reducir las reculadas, rebotes o contracciones.
  • Utilice montacargas para apoyar objetos y materiales de trabajo.
  • Utilice rodillos y transportadores de correa mecánicos para mover los materiales.
  • Utilice la gravedad para facilitar el manejo de materiales.
  • Utilice plantillas y aditamentos para sostener las piezas.
  • Utilice mangos para agarrar los objetos con mayor facilidad.


Esfuerzos de contacto prolongados debido a las herramientas, equipos, etc.

Anuncios

  • Utilice mangos extendidos en las herramientas, tales como tijeras o pinzas.
  • Utilice bordes redondeados en los mangos y los bancos de trabajo.
  • Utilice materiales que cedan al aplicar presión en los mangos, como, por ejemplo, el caucho, en vez de superficies duras (por ej., metales).
  • Utilice herramientas, en vez de las manos, al martillear piezas.
  • Acolche su mano o utilice guantes.

Anuncios


Postura

  • Ajuste la ubicación del trabajo y el ángulo de su pieza de trabajo de manera tal que su cuerpo pueda mantener una posición cómoda sin esfuerzo y que sus brazos y antebrazos estén relajados.
  • Seleccione o diseñe su herramienta con un tamaño y forma que le permitan mantener su muñeca en una posición recta y cómoda y que pueda sujetarla cómodamente.


Vibración

Dependiendo del trabajo, puede que sea imposible aislar la mano y la muñeca totalmente de la vibración. No obstante, si usted empieza a sufrir síntomas de un TTA, puede que sea necesario hablar con su empleador sobre cómo minimizar la exposición a la vibración. Esto se puede lograr escogiendo herramientas adecuadas o limitando su tiempo de exposición.

Temperaturas bajas

  • Utilice guantes.
  • Utilice mangos y puños que no conduzcan el frío tan fácilmente.
  • Al utilizar herramientas neumáticas, dirige el aire de extracción lejos de usted y no a través del mango de la herramienta.
  • Póngase más ropa en la parte superior del cuerpo para retener el calor.

Si desea leer más artículos sobre el tema de Salud Ocupacional le recomendamos visitar las siguientes direcciones:

Anuncios

Fuente
American Industrial Hygiene Association (AIHA) en: http://www.aiha.org/pr/ergo2.html

Anuncios