Vacuna de Influenza y Embarazo

Otros términos: vacuna contra la gripe o flu

Es más probable que la influenza provoque enfermedades graves en embarazadas que en mujeres que no estén embarazadas.

Los cambios que se producen en el sistema inmunológico, el corazón y los pulmones durante el embarazo hacen que las embarazadas sean más propensas a desarrollar una enfermedad grave a causa de la influenza, así como hospitalizaciones e incluso la muerte.

Las embarazadas con influenza también tienen mayor probabilidad de tener graves problemas con sus bebés en gestación, como trabajo de parto y parto prematuro.

¿Por qué las embarazadas deben vacunarse contra la influenza de temporada?

Las embarazadas corren mayor riesgo de sufrir complicaciones graves por la influenza que las mujeres en edad reproductiva que no están embarazadas. La vacuna contra la influenza protegerá a embarazadas, sus bebés en gestación y protegerá al bebé luego del nacimiento.

Para prevenir la influenza y sus complicaciones en embarazadas, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACPI) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) en 2004 comenzó con las recomendaciones de rutina para que las embarazadas se vacunen contra la influenza en cualquier etapa del embarazo. No se recomienda el uso de la vacuna en forma de spray nasal en mujeres embarazadas.

¿Es seguro para las embarazadas vacunarse contra la influenza?

Millones de mujeres embarazadas han recibido la vacuna contra la influenza de temporada a lo largo de muchos años. No se ha demostrado que las vacunas contra la influenza causaran algún daño a mujeres embarazadas o sus bebés.

¿Qué investigación demuestra que la vacuna contra la influenza de temporada es segura para los bebés en gestación?

Los estudios realizados en varios miles de mujeres embarazadas, según fuentes científicas, han evaluado la seguridad de recibir la vacuna contra la influenza durante el embarazo. Los estudios no han demostrado ninguna evidencia de daño a mujeres embarazadas, al bebé en gestación (o feto) o a recién nacidos de mujeres que recibieron la vacuna. Además, el continuo monitoreo efectos adversos a cargo de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los CDC no evidencia problema alguno sobre seguridad.

¿Qué efectos secundarios han experimentado las embarazadas tras la vacuna contra la influenza de temporada?

Los efectos secundarios más comunes después de recibir la vacuna contra la influenza son leves, como ardor, sensibilidad y/o enrojecimiento e inflamación en la zona de la inyección.

Algunas personas pueden sufrir dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre y náuseas, o sentirse cansadas.

Si tuviese estos problemas, es normal que comiencen inmediatamente después de administrar la vacuna y pueden durar de 1 a 2 días. Algunas personas pueden desmayarse después de recibir la inyección.

A veces, algunas inyecciones de vacuna contra la influenza pueden causar problemas graves como reacciones alérgicas severas. Sin embargo, las reacciones alérgicas que ponen en peligro la vida ocasionadas por las vacunas son muy raras.

Contraindicaciones de la vacuna contra la influenza en embarazadas

Una persona con una alergia severa (que pone en riesgo su vida) al huevo o a cualquier otro componente de la vacuna no debe recibir esta vacuna, aún si está embarazada.

Las mujeres embarazadas deberían informar al administrador de la vacuna si tienen alguna alergia severa o si alguna vez tuvieron una reacción alérgica severa después de recibir una vacuna inyectable contra la influenza.

¿Qué estudios han realizado los CDC sobre los eventos adversos en embarazadas que recibieron la vacuna contra la influenza de temporada?

Los CDC, en colaboración con la FDA, llevaron cabo recientemente una búsqueda de informes para el Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas (VAERS) sobre las mujeres embarazadas que se vacunaron contra la influenza de temporada desde 1990 a 2009 para evaluar posibles problemas de seguridad de las vacunas. Los resultados de este estudio fueron publicados recientemente en American Journal of Obstetrics and Gynecology.

En general, el estudio concluyó que no se observaron patrones inusuales de complicaciones de embarazo o resultados adversos en el feto en los informes de VAERS de mujeres embarazadas luego de recibir la vacuna o spray nasal contra la influenza (aunque no se recomienda el spray nasal para las mujeres embarazadas, los científicos estaba seguros de descubrir que la administración accidental de esta vacuna a mujeres embarazadas no provocaron reacciones inesperadas.

La información de la revisión de 19 años de los CDC de VAERS se agrega a la evidencia actual que respalda la seguridad de la vacuna contra la influenza para las mujeres embarazadas. Los CDC también están realizando estudios sobre la seguridad de la vacuna contra la influenza a través del Proyecto Vaccine Safety Datalink (VSD).

¿Qué demuestran los estudios acerca de las embarazadas y la seguridad de la vacuna del año pasado contra la influenza?

Se realizaron esfuerzos considerables para estudiar si era seguro vacunar a mujeres embarazadas con la vacuna contra la influenza de temporada durante 2010-2011. No se hallaron señales o preocupaciones sobre la seguridad relacionadas con las mujeres embarazadas que recibieron la vacuna contra la influenza de temporada durante este período.

¿De qué manera se monitorea la seguridad de la vacuna contra la influenza de temporada 2012-2013?

Como parte de las actividades de monitoreo de la vacuna contra la influenza, los CDC y la FDA están controlando la seguridad de la vacuna contra la influenza de temporada y de otras vacunas con licencia para ser utilizadas en EE. UU., en colaboración con los departamentos de salud estatales y locales, los proveedores de servicios de salud y otros socios. Controlar la seguridad de la vacuna contra la influenza de temporada en las mujeres embarazadas forma parte de este esfuerzo.

Los principales sistemas que se utilizan para monitorear la seguridad de la vacuna contra la influenza son VAERSrealizado en conjunto con la FDA, y el Proyecto Vaccine Safety Datalink (VSD), administrado y coordinado por la Oficina para la Seguridad de las Inmunizaciones de los CDC. También se utilizan otros sistemas. A través del monitoreo de la seguridad de la vacuna, los CDC y la FDA pueden identificar rápidamente cualquier reacción adversa clínicamente significativa que aparezca tras la vacunación que garantizan más estudios o acciones para proteger la salud pública.

Fuente
Embarazadas y seguridad de la vacuna contra la influenza de temporada
Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades

 

Artículos relacionados:

 

English