Medicamentos que inducen fotosensibilidad

Antibacterianos

Durante la exposición a la luz, las tetraciclinas pueden causar quemaduras, onicomicosis fotoinducida y más raramente seudoporfiria.

Doxiciclina parece tener mayor potencial de fotosensibilidad que minociclina. La fotosensibilización es más frecuente a altas dosis y con duración de tratamiento de más de 8 días.

Todas las fluorquinolonas y quinolonas de primera generación llevan un riesgo de fotosensibilidad y en ocasiones, onicomicosis fotoinducida.

El ácido nalidixico, puede causar erupción bullosa y porfirismo cutáneo después de la exposición a la luz. 

La fotosensibilidad también ha sido reportada con sulfonamidas antibacterianas como el sulfametoxazol y antimalaricos como quinina y muy raramente cloroquina.

Otros antibacterianos raramente asociados con la fotosensibilidad incluyen: trimetoprima, antileprosos como: dapsona y clofazamina; así como pirazinamida (antituberculoso); antifúngicos como: griseofulvina y terbinafina (usualmente durante tratamientos prolongados); y antivirales como ribavirina. 

La clorhexidina, antiséptico local puede causar fotosensibilidad.

Volver al inicio

Antiarrítmicos

Amiodarona (antiarrítmico) tiene alto potencial fotosensibilizante, capaz de causar reacciones que van desde eritema a severas quemaduras que aparecen rápidamente después de la exposición a la luz solar que normalmente son bien toleradas.
La hiperpigmentación afecta la piel expuesta a la luz durante el tratamiento con amiodarona, se vuelve marrón dorado a bajas dosis y gris o color malva con altas dosis.

La hiperpigmentación produce áreas sombreadas en la cara y pliegues de la piel, que aparecen después de varios meses de tratamiento y desaparecen lentamente en varios meses o años después de la retirada de amiodorona. También puede ocasionalmente causar seudoporfiria.

Volver al inicio

Fármacos cardiovasculares

Los diuréticos tiazidicos (hidroclorotiazida e indapamida) y de ASA (furosemida) pueden causar fotosensibilidad. La seudoporfiria ha sido reportada con diuréticos de ASA y seudoliquen con hidroclorotiazida.

Casos de fotosensibilidad han sido descritos con flecainida, quinidina, hidroquinidina, bloqueadores de canales de calcio como diltiazen y nifedipino, inhibidores de enzima convertidora de angiotensina II (IECAs) como enalapril, antagonistas de receptores de angiotensina II (ARAs II), fibratos y estatinas.

Volver al inicio

Psicotrópicos

Una pigmentación de color malva o gris en la piel es en ocasiones observado en pacientes tratados por largos periodos con altas dosis de clorpromazina (cerca de 400 mg/d).

Otras fenotiazinas también han sido implicadas, incluyendo tioridazina. Se han reportado casos de seudoliquen y seudoporfiria relacionados a clorpromazina.

Carbamazepina, es un antiepiléptico que en ocasiones puede causar fotosensibilidad. Una mujer tratada con carbamazepina desarrollo lesiones faciales como quemaduras después de usar una fotocopia por 2 horas, sin cerrar la cubierta, debido al grosor del libro. La fotosensibilidad ha sido reportada con otros antiepilépticos como lamotrigina.

En antidepresivos, la hiperpigmentación ha sido descrita con imipramina y casos raros de fotosensibilidad han sido reportados con fluoxetina y venlafaxina, así como en benzodiacepinas (alprazolam).

Volver al inicio

Anticancerígenos

Se han reportado casos de quemadura de sol reactivados con metotrexato parenteral. Varios pacientes quienes recientemente han desarrollado quemaduras tuvieron una recurrencia o empeoramiento de las lesiones cuando iniciaron tratamiento con metotrexato, a pesar de que ya no estaban expuestos a la luz solar.

Algunos casos involucraron quemaduras de segundo grado, mientras que las quemaduras de sol originales solo habían ocasionado eritema solar.

Hay un riesgo alto de fotosensibilidad en la áreas de piel tratadas tópicamente con imiquimod, un inmunomodulador usado como un agente citotóxico local, principalmente en carcinoma basocelular.

La dacarbazina, fluoruracilo y vinblastina son también fotosensibilizantes. Algunos casos han sido reportados con flutamida, un andrógeno antagonista no esteroideo usado para tratar cáncer de próstata.

Volver al inicio

Antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) sistémicos

Erupción bullosa, vesicular y eccema, usualmente asociado con exposición a la luz solar, han sido reportados con la administración sistémica de AINEs incluyendo diclofenaco, ibuprofeno, indometacina, ketoprofeno, naproxeno, piroxicam y sulindac.

Seudoporfiria puede ocurrir durante el tratamiento con naproxeno y más raramente con ácido mefenámico. En un estudio canadiense, el 12% de niños tratados con naproxeno para artritis reumatoidea desarrollo signos de seudoporfiria. 

Volver al inicio

Fuente
Boletín del CENADIM
Ministerio de Salud Perú