Escherichia coli O157:H7

e. coli, bacteria e coli, fotografia e coli'
Recreacion digital de la bacteria
E. coli

La Escherichia coli O157:H7 es una causa emergente de enfermedad transmitida por los alimentos. Se estima que cada año ocurren en los Estados Unidos 73,000 casos de infección y 61 muertes. La infección conduce a menudo a diarrea sanguinolenta y, ocasionalmente, a falla renal. La mayor parte de la enfermedad ha estado asociada con consumir carne de vacuno molida contaminada e insuficientemente cocinada. El contacto de una persona a otra en las familias y las guarderías también es una modalidad importante de transmisión. La infección también puede ocurrir después de beber leche cruda y después de nadar o beber agua contaminada con aguas de alcantarillado.

Los consumidores pueden prevenir la infección con la E. coli O157:H7 cocinando bien la carne de vacuno molida, evitando la leche no pasteurizada y lavándose bien las manos.

Debido a que el organismo vive en los intestinos de ganado vacuno saludable, se están investigando medidas preventivas en los criaderos de vacuno y durante la elaboración de la carne.

¿Qué es Escherichia coli O157:H7? 

La E. coli O157:H7 es una de cientos de cepas de la bacteria Escherichia coli. Aunque la mayoría de las cepas son inocuas y viven en los intestinos de los seres humanos y animales saludables, esta cepa produce una potente toxina y puede ocasionar enfermedad grave. .

La E. coli O157:H7 fue reconocida inicialmente como causa de enfermedad en 1982 durante un brote de diarrea aguda con sangre; el brote determinó que se debía a hamburguesas contaminadas. Desde entonces, la mayoría de las infecciones han provenido de comer carne de vacuno molida insuficientemente cocinada.

La combinación de letras y números en el nombre de la bacteria se refiere a los marcadores específicos que se encuentran en su superficie y la distingue de otros tipos de E. coli.

¿Cómo se propaga la E. coli O157:H7?

El organismo puede hallarse en pequeños números de criaderos de vacuno y puede vivir en los intestinos del ganado saludable. La carne puede contaminarse durante el sacrificio de los animales y los organismos pueden mezclarse completamente con la carne de vacuno cuando se muele. Las bacterias presentes en las ubres de las vacas o en el equipo utilizado para extraer la leche pueden introducirse en la leche cruda.

El consumir carne, especialmente de vacuno molida, que no ha sido cocinada suficientemente para matar la E. coli O157:H7 puede ocasionar la infección. La carne contaminada se asemeja a la normal y huele como la carne normal. Aunque se desconoce el número de organismos requeridos para ocasionar la enfermedad, se sospecha que es muy pequeño.

Entre otras fuentes conocidas de la infección figuran el consumo de coles de Bruselas, lechuga, salami, leche y jugos no pasteurizados y después de nadar o beber agua contaminada con aguas de alcantarillado.

Las bacterias que se encuentran en las deposiciones diarreicas de las personas infectadas pueden transmitirse de una persona a otra si los hábitos de higiene son inadecuados y si las personas no se lavan las manos.

Esto es particularmente probable entre los niños de corta edad que no están adiestrados en el uso del toilet (inodoro o excusado). Los miembros de la familia y los compañeros de estos niños están sometidos a alto riesgo de contraer la infección.

Los niños de corta edad por lo general botan el organismo en sus heces durante una o dos semanas después de haberse resuelto la enfermedad. Los niños mayores rara vez llevan el organismo sin síntomas.

¿Qué enfermedad ocasiona la E. coli O157:H7?

La infección con la E. coli O157:H7 ocasiona a menudo diarrea aguda con sangre y calambres abdominales; a veces, la infección ocasiona diarrea sin sangre o no ocasiona síntomas. De ordinario, se halla presente poca o ninguna fiebre y la enfermedad desaparece a los 5-10 días.

En algunas personas, en particular en los niños menores de 5 años de edad y en los ancianos, la infección puede ocasionar también una complicación llamada síndrome urémico hemolítico, en el que los glóbulos rojos se destruyen y se produce insuficiencia renal. Un 2% a 7% de las infecciones conducen a esta complicación. En los Estados Unidos, el síndrome urémico hemolítico es la principal causa de insuficiencia renal aguda en los niños y la mayoría de los casos de síndrome urémico hemolítico son ocasionados por la E. coli O157:H7.

¿Cómo se diagnostica la infección con la E. coli O157:H7? 

La infección con la E. coli O157:H7 se diagnostica detectando la bacteria en las deposiciones. La mayoría de los laboratorios que efectúan cultivos con las deposiciones no realizan pruebas para la detección de la E. coli O157:H7, por lo que es importante pedir que el espécimen de deposiciones se someta a prueba en agar-agar de sorbitol-MacConkey (SMAC) para detectar este organismo. Todas las personas que de repente tengan diarrea sanguinolenta deberán presentar un espécimen de sus deposiciones para someterlas a pruebas de detección de E. coli O157:H7.

¿Cómo se trata la enfermedad? 

La mayoría de las personas se recuperan sin antibióticos u otro tratamiento específico en 5 a 10 días. No hay evidencia de que los antibióticos mejoren el curso de la enfermedad y se considera que el tratamiento con algunos antibióticos puede precipitar complicaciones renales. Los agentes antidiarreicos, tales como la loperamida (Imodio), también deberían evitarse.

El síndrome urémico hemolítico es una condición que pone en peligro la vida, que se trata de ordinario en una unidad de cuidados intensivos. A menudo, se requieren transfusiones de sangre y diálisis renal. Con cuidados intensivos, el índice de mortalidad debida al síndrome urémico hemolítico es de 3% a 5%.

¿Cuáles son las consecuencias de largo plazo de la infección? 

Las personas que sólo tienen diarrea se recuperan de ordinario completamente.

Un tercio, aproximadamente, de las personas con síndrome urémico hemolítico tienen función renal anormal muchos años después y unas cuantas requieren diálisis a largo plazo. Otro 8% de las personas con el síndrome urémico hemolítico tienen otras complicaciones durante toda la vida, tales como alta presión sanguínea, ataques epilépticos, ceguera, parálisis y los efectos de la extirpación de una parte de los intestinos.

¿Qué puede hacerse para evitar la infección? 

La E. coli O157:H7 continuará siendo una preocupación de salud pública importante mientras siga contaminando la carne. Las medidas preventivas pueden reducir el número de ganado vacuno portador de la E. coli y la contaminación de carne durante el sacrificio de los animales y la trituración de la carne. La investigación de dichas medidas preventivas acaba de comenzar.

¿Qué puede usted hacer para evitar la infección con E. coli O157:H7?

  • Cocine bien toda la carne de vacuno molida y las hamburguesas. Debido a que la carne de vacuno molida puede adquirir un color marrón antes de que mueran las bacterias que ocasionan la enfermedad, utilice un termómetro de carne de lectura instantánea digital para asegurar que se ha cocinado bien. La carne de vacuno molida debería cocinarse hasta que un termómetro inserto en varias partes de la hamburguesa, incluida la parte más gruesa, dé una lectura de al menos 160o F.
  • Las personas que cocinan carne de vacuno molida sin utilizar un termómetro pueden reducir su riesgo de la enfermedad al no comer hamburguesas de carne de vacuno molida que tienen todavía color rosado en el interior.
  • Si se le sirve una hamburguesa insuficientemente cocinada u otro producto de carne de vacuno molida en un restaurante, devuélvala para que se la cocinen mejor. Quizás desee pedir un panecillo nuevo y un plato limpio.
  • Evite propagar bacterias nocivas en su cocina. Mantenga la carne cruda separada de los alimentos listos para comer. Lávese las manos, los mostradores y los utensilios con agua de jabón caliente después de tocar la carne cruda. Nunca coloque hamburguesas cocinadas o carne de vacuno molida en un plato no lavado en el que han estado las hamburguesas crudas. Lave los termómetros de carne cada vez que los utilice para verificar si las hamburguesas requieren cocción adicional.
  • Beba sólo leche, jugo y cidra pasteurizados. El jugo comercial con una vida de estante prolongada que se vende a temperatura ambiente (por ejemplo, jugo en cajas de cartón, jugo sellado al vacío en envases de vidrio) ha sido pasteurizado, aunque esto no se indique por lo general en la etiqueta. Los concentrados de jugo también se calientan suficientemente para destruir los patógenos.
  • Lave bien las frutas y legumbres, especialmente las que no van a cocinarse. Los niños menores de 5 años de edad, las personas inmunocomprometidas y los ancianos deberían evitar comer brotes de alfalfa hasta que pueda garantizarse su bienestar físico. Se están investigando métodos para descontaminar las semillas y brotes de alfalfa.
  • Beba agua municipal que ha sido tratada con cloro u otros desinfectantes eficaces.
  • Evite tragar agua del lago o de la piscina mientras nade.
  • Asegúrese de que las personas con diarrea, especialmente los niños, se laven bien las manos con jabón después de defecar para reducir el riesgo de propagar la infección y que las personas se laven las manos después de cambiar pañales sucios. Toda persona que tenga una enfermedad diarreica debería evitar nadar en piscinas públicas o lagos, compartir baños con otros y preparar alimentos para otros.

Para más información acerca de reducir el riesgo de contraer una enfermedad transmitida por los alimentos, visite el sitio web del Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en: http://www.fsis.usda.gov o de Partnership for Food Safety Education para mayor orientación sobre cómo cocinar bien la carne de vacuno molida, visite el sitio web del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos: http://www.fsis.usda.gov/OA/topics/gb.htm.

Fuente
centers for Disease Control and Prevention
http://www.cdc.gov/

Más Información...

  • E. coli O157:H7 Outbreak from Bagged Spinach
  • Consejos de los CDC para los consumidores en relación con al brote de E. coli por espinacas frescas contaminadas que ha afectado varios estados de los EE.UU.

Imágen de Renjith Krishnan

Otros artículos sobre Diarreas...

Otros artículos sobre Enfermedades Infecciosas..

Siganos en  Facebook
Suscríbase
a Nuestro Boletín
Anote el codigo de seguridad CAPTCHA Image Enviar
Visite la página para Profesionales en Slaud o Pregunte al Médico
Profesionales en Salud Pregunte al Medico