El cáncer de piel de células basales o carcinoma basocelular

El carcinoma basocelular o cáncer de células basales es el tipo más común de cáncer de piel. Por lo general ocurre en las áreas de la piel que han estado expuestas más tiempo bajo el sol, más a menudo en la nariz.

El cáncer de células basales es casi siempre de crecimiento lento.

Evitar el sol y usar protector solar puede ayudar a proteger contra el carcinoma basocelular.

El cáncer de células basales se ha vuelto noticia alrededor del mundo debido al actor Hugh Jackman, quien se ha sometido a 6 cirugías en su nariz para remover el cáncer.

Síntomas del cáncer de piel de células basales

El carcinoma basocelular aparece como un cambio en la piel, como un crecimiento o una lesión en la piel que no cicatriza.

Estos cambios en la piel, o lesiones, por lo general tienen una de las siguientes características:

  • El tipo más común de carcinoma basocelular a menudo aparece en la cara, las orejas o el cuello.

  • La lesión puede romperse, sangrar y secarse.

  • Un color nacarado blanco o color rosado que es translúcido, lo que significa que se puede ver un poco a través de la superficie.

  • A menudo pequeños vasos sanguíneos son visibles. En personas con tonos de piel más oscuros, la lesión sería más oscura pero todavía algo translúcida.

  • Una lesión marrón, negra o azul - o una lesión con manchas oscuras - con un borde levemente levantado, translúcido.

  • Un parche plano, escamoso y rojizo con un borde elevado es más común en la espalda o en el pecho. Con el tiempo, estos parches pueden crecer y hacerse  grande.

  • Una lesión blanca, cerosa, similar a una cicatriz, sin un borde claramente definido, denominado carcinoma basocelular morfoaforme, es la menos común. Esta lesión es fácil de pasar por alto, pero puede ser un signo de un cáncer particularmente invasivo y desfigurante.

Causas del cáncer de piel de células basales

La capa superior de la piel se llama la epidermis. La capa que se encuentra debajo  de la epidermis es la capa de células basales.

En el  cáncer basocelular las células de esta capa de células basales  son las que se vuelven cancerosas.

La exposición crónica a la radiación ultravioleta (es decir, la luz solar), en particular los UVB, es la causa de casi todos los carcinomas basocelulares.

El proceso de creación de nuevas células de la piel está controlado por el ADN de la célula basal. Una mutación en el ADN hace que una célula basal se multiplique rápidamente y continúe creciendo cuando normalmente moriría.

Finalmente, la acumulación de células anormales puede formar un tumor canceroso - la lesión que aparece en la piel.

En algunos casos, el contacto con el arsénico, los factores genéticos, la exposición a la radiación y las complicaciones de las quemaduras, las cicatrices, las vacunas o incluso los tatuajes son factores que contribuyen al desarrollo de este tipo de cáncer.

Fuentes artificiales de luz ultravioleta, incluyendo camas de bronceado, son un factor causal importante del  cáncer basocelular.

Tratamiento del cáncer de piel de células basales

Existen varios tratamientos disponibles para el carcinoma basocelular.

El tratamiento más adecuado depende del tipo, localización y tamaño del cáncer, así como de sus preferencias y de su capacidad para realizar visitas de seguimiento.

La selección del tratamiento también puede depender de si se trata de un carcinoma basocelular de primera vez  o si son casos de cáncer basocelular reincidente.

Cirugía

Existen varias opciones quirúrgicas disponibles para tratar el carcinoma basocelular.

Dependiendo del tamaño y la ubicación de la lesión extirpada, el tratamiento tiene como objetivo que  la herida se cure por sí sola, se cierra mediante una sutura  o se cubre con un injerto de piel.

Estos procedimientos incluyen los siguientes:

Electrodesecación y curetaje.  Se utiliza generalmente para eliminar los carcinomas basocelulares más pequeños o superficiales.

El cirujano elimina la superficie del cáncer de piel con una cuchilla o un instrumento de raspado (cureta) y luego cierra la base del cáncer con un cauterio para controlar el sangrado y matar las células cancerosas.

Este procedimiento puede dejar una costra que generalmente se cura dentro de cuatro a seis semanas.

En un procedimiento similar, la base se trata congelándola con nitrógeno líquido después del legrado. A este procedimiento se le denomina crioterapia con curetaje.

Escisión quirúrgica. En este procedimiento, el médico corta la lesión cancerosa y un margen circundante de piel sana.

El margen se examina bajo un microscopio para asegurarse de que no hay células cancerosas. Este procedimiento se utiliza con mayor frecuencia con lesiones más grandes.

Congelación. Esto implica matar células cancerosas congelándolas con nitrógeno líquido (criocirugía). Es útil para los cánceres que son muy finos y no se extienden profundamente en la piel.

Este proceso requiere un tiempo de congelación más prolongado - más largo que la crioterapia con curetaje - por lo que debe hacerse con cuidado para evitar daños en los nervios que pueden resultar en una pérdida de sensibilidad en el sitio.

Cirugía de Mohs. Durante este procedimiento el médico elimina las células cancerosas capa por capa, examinando cada capa bajo el microscopio hasta que no queden células anormales.

Esto permite eliminar todo el tejido canceroso y sólo una cantidad muy pequeña de tejido sano.

La cirugía de Mohs es generalmente un tratamiento eficaz para el carcinoma basocelular recurrente, lesiones en su cara, y lesiones que son grandes, profundas, y de rápido crecimiento.

Para los cánceres agresivos, este procedimiento puede ser seguido de radioterapia.

Drogas

Los medicamentos utilizados para tratar el carcinoma basocelular incluyen los siguientes:

Tratamientos tópicos. El carcinoma de células basales que es superficial y no se extiende muy lejos en la piel puede tratarse con cremas o ungüentos.

Los fármacos imiquimod (Aldara) y fluorouracilo (Efudex, Fluoroplex, otros) se utilizan durante varias semanas para tratar los carcinomas basocelulares de bajo riesgo.

Medicamentos para el cáncer avanzado. El carcinoma basocelular que se propaga a otras áreas del cuerpo desarrollando lo que se denomina metástasis puede ser tratado con vismodegib (Erivedge) o sonidegib (Odomzo).

Estos medicamentos también pueden ser una opción para las personas cuyos cánceres no han respondido a otros tratamientos.

Estos medicamentos actúan bloqueando las señales moleculares que permiten que los carcinomas basocelulares continúen creciendo.

Continuar leyendo: Tratamiento del Carcinoma de Células Basales 

Prevención del cáncer de piel de células basales

Se recomienda que un médico examine su piel cada año si tiene más de 40 años y cada 3 años si tiene entre 20 y 40 años.

También usted debe examinar su propia piel una vez al mes.

La mejor manera de prevenir el cáncer de piel es reducir su exposición a la luz solar.

Siempre use protector solar:

  • Aplique protector solar con factor de protección solar (SPF) de al menos 30, incluso cuando vaya al aire libre durante un corto período de tiempo.

  • Aplique una gran cantidad de protector solar en todas las áreas expuestas, incluyendo las orejas y los pies.

  • Busque protector solar que bloquee los rayos UVA y UVB.

  • Utilice un protector solar resistente al agua.

  • Aplicar protector solar por lo menos 30 minutos antes de salir. Asegúrese de volver a aplicar después de nadar o sudar.

  • Use protector solar en invierno y en días nublados.

Otras medidas para ayudarle a evitar demasiada exposición al sol:

  • La luz ultravioleta es más intensa entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde. Trate de evitar el sol durante estas horas.

  • Proteja la piel usando sombreros de ala ancha, camisas de manga larga, faldas largas o pantalones.

  • Evite las superficies que reflejan más la luz, como el agua, la arena, el concreto y las áreas pintadas de blanco.

  • Cuanto mayor sea la altura a la cual usted se encuentre, más rápido se quemará la piel.

  • No utilice lámparas de sol y camas de bronceado. Pasar de 15 a 20 minutos en un salón de bronceado es tan peligroso como un día pasado en el sol.

Hay tres tipos de cáncer de piel:

 

Actualizado: 30 de Julio, 2018