Tres buenas razones para ver a un dentista
ANTES de comenzar el tratamiento contra el cáncer


  Tres buenas razones para ver a un dentista ANTES de comenzar el tratamiento contra el cáncer
 

1 - Se sentirá mejor

El tratamiento contra el cáncer puede causar efectos secundarios en la boca. Una revisión dental antes de que comience el tratamiento puede ayudar a prevenir problemas dolorosos en la boca.

2 - Conservará los dientes y los huesos

El dentista le ayudará a proteger la boca, los dientes y la mandíbula del daño que puede resultar de la radiación y la quimioterapia en el área de la cabeza y del cuello. Los niños también necesitan protección especial para los dientes y los huesos faciales que están en desarrollo.

3 - Luchará contra el cáncer

Los efectos secundarios en la boca pueden ser graves, a veces obligando a retrasar o incluso a frenar el tratamiento contra el cáncer. Para combatir mejor esta enfermedad, es importante que su equipo de cuidados contra el cáncer incluya un dentista.

Protéjase la boca durante el tratamiento contra el cáncer

 

Cepíllese suavemente y con frecuencia

  • Cepíllese los dientes y la lengua con delicadeza usando un cepillo extra suave.
  • Si tiene la boca muy irritada, ablande las cerdas de su cepillo con agua moderadamente caliente.
  • Cepíllese los dientes después de cada comida y antes de acostarse.

Use la seda dental con suavidad y a diario

  • Use la seda dental una vez al día para retirar la placa dental.
  • Evite las zonas de las encías que estén irritadas o sangrando, pero siga usando la seda dental entre los demás dientes.

Mantenga la boca húmeda

  • Enjuáguese la boca con agua frecuentemente.
  • No use enjuagues bucales que contengan alcohol.
  • Use un substituto salival para ayudar a humedecer la boca.

Coma y beba con cuidado

  • Escoja alimentos blandos y fáciles de masticar.
  • Protéjase la boca de alimentos muy condimentados, ácidos o crujientes.
  • Escoja bebidas y alimentos tibios en lugar de alimentos calientes o muy fríos.
  • Evite las bebidas alcohólicas.

Deje de usar tabaco

  • Pídale a los miembros de su equipo de cuidados contra el cáncer que le ayuden a dejar de fumar o de masticar tabaco.
  • Las personas que dejan de fumar o de masticar tabaco tienen menos problemas en la boca.

Consejos para proteger la boca durante el tratamiento contra el cáncer

La boca y la garganta irritadas
 

Para ayudar a mantener limpia la boca, enjuáguese frecuentemente con una mezcla que contenga 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio y 1/4 de cucharadita de sal en un litro de agua tibia. Luego enjuáguese con agua sola. Pregúntele a su equipo de cuidados contra el cáncer qué medicamentos le pueden ayudar a controlar el dolor.

La boca seca
 

Enjuáguese la boca frecuentemente con agua, use goma de mascar o dulces sin azúcar y pregúntele a su dentista sobre substitutos salivales.

Las infecciones
 

Si nota alguna herida, hinchazón, hemorragia o una capa blanca y pegajosa en la boca, llame de inmediato a su equipo de cuidados contra el cáncer.

Problemas de alimentación

Su equipo de cuidados contra el cáncer le puede ayudar dándole medicamentos para aliviar el dolor causado por llagas o heridas en la boca y mostrándole cómo escoger alimentos que sean fáciles de tragar.

Las hemorragias

Si le sangran o le duelen las encías, evite usar la seda dental en las áreas afectadas, pero siga usándola entre los demás dientes. Ablande las cerdas de su cepillo con agua moderadamente caliente.

Rigidez en los músculos que se usan para masticar

Tres veces al día, abra y cierre la boca lo más que pueda sin que le cause dolor. Repítalo 20 veces.

El vómito

Si vomita, enjuáguese la boca con un 1/4 de cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia.

La caries

Cepíllese los dientes después de las comidas y antes de acostarse. Es posible que su dentista le ponga un gel de flúor en los dientes para prevenir la caries.

¿Cuándo debe llamar a su equipo de cuidados contra el cáncer por problemas en la boca?

Tome un momento todos los días para revisarse la boca; fíjese cómo se ve y cómo se siente.

Llame a su equipo de cuidados contra el cáncer si:

  • Se da cuenta que tiene algún problema en la boca.
  • Empeora algún problema que ya tenía.
  • Nota cualquier cambio que le preocupe.

Fuente
National Institute of Dental and Craniofacial Research

 

Artículos relacionados...