Depresión posparto

Sentimientos de ansiedad, irritación, ganas de llorar e inquietud son comunes en la primera o segunda semana después del parto.

Estos sentimientos se llaman a menudo tristeza posparto o baby blues, como se le conoce en inglés. Casi siempre se van pronto, sin necesidad de tratamiento.

La depresión posparto puede ocurrir cuando la tristeza posparto NO se desvanece o cuando los signos de depresión empiezan 1 o más meses después del parto.

Raramente, un trastorno extremo del humor llamado psicosis posparto también puede desarrollarse después del parto.

Qué causa la depresión posparto?

Después del parto, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en el cuerpo de una mujer bajan rápidamente.

Esto conduce a cambios químicos en su cerebro que pueden desencadenar cambios de humor.

La producción de la glándula tiroides también puede disminuir bruscamente después de dar a luz.

La tiroides es una glándula pequeña en el cuello que ayuda a regular la manera en que su cuerpo usa y almacena la energía de los alimentos consumidos.

Los bajos niveles en la producción de la tiroides pueden causar síntomas similares a la depresión, como cambios en el estado de ánimo, fatiga, agitación, insomnio y ansiedad.

Además, muchas madres, agotadas por las necesidades del bebe,  son incapaces de obtener el descanso que necesitan para recuperarse completamente de dar a luz.

La privación constante del sueño puede conducir a malestar físico y agotamiento, lo que puede contribuir a los síntomas de la depresión posparto.

Síntomas de la tristeza posparto o baby blues
 

Los signos y síntomas de la tristeza postparto pueden incluir:

  • Cambios de humor
  • Ansiedad
  • Tristeza
  • Irritabilidad
  • Sentirse abrumada
  • Ganas de llorar
  • Concentración reducida
  • Problemas de apetito
  • Problemas para dormir

Estos síntomas duran sólo unos días a una semana o dos después de que su bebé nace.
 

Síntomas de depresión posparto

La depresión postparto puede ser confundida con tristeza postparto o baby blues - pero los signos y síntomas son más intensos y duran más tiempo, eventualmente interfieren con su capacidad de cuidar a su bebé y manejar otras tareas diarias.

Los síntomas generalmente se desarrollan en las primeras semanas después del parto, pero pueden comenzar más tarde - hasta seis meses después del nacimiento.

Los síntomas de depresión posparto pueden incluir:

  • Sentirse triste, sin esperanza, vacía, o abrumada
  • Llorar con más frecuencia de lo habitual o sin razón aparente
  • Preocuparse o sentirse demasiado ansiosa
  • Irritabilidad o inquietud
  • Dormir demasiado, o ser incapaz de dormir incluso cuando su bebé está dormido
  • Tener dificultad para concentrarse, recordar detalles y tomar decisiones
  • Experimentar ataques de ira o rabia
  • Perder interés en actividades que son generalmente agradables
  • Sufrir de dolores físicos, incluyendo frecuentes dolores de cabeza, problemas estomacales y dolor muscular
  • Comer muy poco o comer demasiado
  • Evitar amigos y familiares
  • Tener problemas para formar un apego emocional con su bebé
  • Dudar persistentemente de su capacidad para cuidar a su bebé
  • Pensar en hacerse daño a sí misma o a su bebé.

 

La depresión post-parto no tratada puede durar muchos meses o más.

Son algunas mujeres más propensas a experimentar depresión posparto?

Algunas mujeres corren mayor riesgo de desarrollar depresión posparto porque tienen uno o más factores de riesgo, tales como:

  • Síntomas de depresión durante o después de un embarazo previo
  • Experiencia previa con depresión o trastorno bipolar en otro momento de su vida
  • Un miembro de la familia que ha sido diagnosticado con depresión u otra enfermedad mental
  • Un evento de vida estresante durante el embarazo o poco después de dar a luz, como la pérdida de trabajo, la muerte de un ser querido, violencia doméstica o una enfermedad personal
  • Complicaciones médicas durante el parto, incluyendo parto prematuro o tener un bebé con problemas médicos
  • Sentimientos mixtos sobre el embarazo, ya sea planificado o no
  • La falta de apoyo emocional fuerte de su cónyuge, pareja, familia o amigos
  • Problemas de abuso de alcohol y otras drogas.

La depresión posparto puede afectar a cualquier mujer independientemente de su edad, raza, etnia o estado económico.

Tratamiento de la depresión posparto

La depresión posparto a menudo se trata con psicoterapia (también llamada terapia de conversación o consejería de salud mental), medicamentos o ambos.

Psicoterapia

Puede ayudarle hablar de sus preocupaciones con un psiquiatra, psicólogo u otro especialista en salud mental.

A través de la terapia, usted puede encontrar mejores maneras de hacer frente a sus sentimientos, resolver problemas, establecer metas realistas y responder a situaciones de una manera positiva.

A veces la terapia familiar o de relaciones también ayuda.

Antidepresivos

Su médico puede recomendarle un antidepresivo. Si usted está amamantando, cualquier medicamento que usted tome entrará en su leche materna.

Sin embargo, algunos antidepresivos se pueden utilizar durante la lactancia con poco riesgo de efectos secundarios para su bebé.

Asesórese de  su médico para evaluar los riesgos potenciales y los beneficios de los antidepresivos específicos.

Con el tratamiento adecuado, la depresión posparto suele desaparecer dentro de los primeros seis meses.

En algunos casos, la depresión posparto dura mucho más tiempo, convirtiéndose en depresión crónica.

Es importante continuar el tratamiento después de que empiece a sentirse mejor. Detener el tratamiento demasiado pronto puede provocar una recaída.

Terapia electroconvulsiva (ECT)

Si su depresión posparto es severa y no responde a la medicación, puede recomendarse ECT.

Durante ECT, una pequeña cantidad de corriente eléctrica se aplica a su cerebro para producir ondas cerebrales similares a las que se producen durante una convulsión.

Los cambios químicos provocados por las corrientes eléctricas pueden reducir los síntomas de  la depresión, especialmente cuando otros tratamientos han fallado.

Qué puedo hacer para cuidarme mejor si desarrollo depresión posparto?

Descanse bastante. Trate de tomar una siesta cada vez que el bebé duerma.

Deje de presionarse usted misma tratando de hacer todo. ¡Haga tanto como pueda y deje el resto! Pida ayuda con las tareas de la casa y la alimentación del bebé durante la noche.

Hable con su esposo, pareja, familia y amistades acerca de cómo se siente.

No pase mucho tiempo sola. Vístase y salga de casa - haga mandados o camine un poco.

Pase un tiempo sola con su esposo o pareja.

Hable con su médico acerca de algún tratamiento médico. No tenga miedo de expresarle sus inquietudes.

No todos los médicos pueden darse cuenta si usted padece depresión posparto.

Pida una referencia a un médico psiquiatra o un psicólogo que se especialice en el tratamiento de la depresión.

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana

​Actualizado: 30 de Octubre, 2018