Anuncios

Recomendaciones dietéticas para la esofagitis

1. Suprimir los irritantes de la mucosa esofágica y gástrica

Suprima los alimentos picantes o muy condimentados con cebolla, ajo y pimienta; las frutas cítricas ó ácidas (naranja, limón, fresa, piña); las salsas elaboradas con tomate cocido.

Los alimentos o bebidas que contengan cafeína (chocolate, gaseosas, café, té), bebidas alcohólicas y la aspirina.

Anuncios

2. Suprimir o reducir los alimentos que aumentan la secreción gástrica

Los alimentos que aumentan la secreción gástrica incluyen el café y las bebidas alcohólicas, incluidas las de baja graduación como el vino, la cerveza y la sidra.

3. Realizar entre 5 a 6 comidas pequeñas durante el día

Comer comidas más pequeñas y frecuentes, en lugar de tres comidas grandes al día puede ayudar

4. Ingerir los líquidos 30 minutos antes o después de los alimentos sólidos

5. Comer despacio y masticar adecuadamente los alimentos.

Comer más despacio permite llegar a la sensación de saciedad antes, y por lo tanto comer menos calorías en las comidas.

Comer despacio también es un factor importante para disfrutar plenamente de su tiempo de comida.

6. Evitar los alimentos con temperaturas extremas, preferiblemente a temperatura tibia o ambiente.

7. Eliminar o minimizar las porciones de alimentos altos en grasa

Elimine o reduzca alimentos tales como: crema ácida (natilla), paté, mantequilla, tocineta, quesos amarillos o maduros, repostería, postres, comidas rápidas, etc.

La grasa hace que la digestión sea más lenta, estimulando la secreción de ácidos gástricos y provocando dolor.

8. No acostarse inmediatamente después de comer; hacerlo al menos 2 o 3 horas después de cenar.

9. Elevar el cabezal de la cama unos 20 centímetros para evitar la aparición de reflujo mientras se duerme.

Eleve la cabecera de su cama por alrededor de 20 cm (8 pulgadas) mediante la colocación de una pieza de madera o bloques debajo de ella.

Esto puede mejorar sus síntomas. No utilice almohadas, ya que puede aumentar la presión sobre el abdomen.


10. Mantener el peso ideal para su talla

Si usted tiene sobrepeso, bajar de peso puede reducir sus síntomas, ya que reducirá la presión sobre el estómago.

Anuncios

11. Practique medidas para el control de estrés.

12. No fume

Dejar de fumar es importante ya que el humo irrita su esófago y empeora sus síntomas.

 

Artículos relacionados:

.

Autor: Dr. Carlos Muñoz Retana


​Actualizado: 14 de Agosto, 2018

  • Artículos relacionados con Digestivo
  • Hígado graso no alcohólico. Tratamiento

    El tratamiento del hígado graso no alcohólico incluye cambios en el estilo de vida, la pérdida de peso, el ejercicio y el mantenimiento de una dieta saludable.

  • Tratamiento del hígado graso no alcohólico

    El tratamiento del hígado graso no alcohólico son los cambios en el estilo de vida, la pérdida de peso, el ejercicio y una dieta saludable.

  • Enfermedad por Reflujo Gastroesofagico (ERGE) redirected

    La enfermedad por reflujo gastroesofágico es una forma más grave del reflujo gastroesofágico, que es un padecimiento común.

  • Que es la pancreatitis cronica

    La pancreatitis crónica es una inflamación del páncreas que no se cura o mejora o que empeora con el tiempo y conduce a un daño permanente.

  • Ulcera Peptica

    El término de úlcera se aplica en el caso del tracto digestivo a lesiones tipo erosión que ocurren en el tejido que recubre las vísceras huecas del mismo como el estómago y el intestino delgado

Anuncios