Tratamiento del hígado graso no alcohólico

La base del tratamiento del hígado graso no alcohólico y la esteatohepatitis no alcohólica son los cambios en el estilo de vida, la pérdida de peso, el ejercicio y el mantenimiento de una dieta saludable.


Actualmente, no existe ningún medicamento para tratar la  enfermedad del hígado graso, si las causas principales están relacionadas con la obesidad, la diabetes y los  trastornos del colesterol y los  triglicéridos.

La pérdida de peso gradual, junto con un control adecuado de los niveles de glucosa y de colesterol y triglicéridos en sangre  es un primer paso útil.

Quizás éstas deben ser las únicas recomendaciones de tratamiento para los pacientes con enfermedad de hígado graso no alcohólico con esteatosis pura y sin evidencia de inflamación  o fibrosis.

Modificación del estilo de vida

El tratamiento se basa en la modificación del estilo de vida, dieta saludable, pérdida de peso en forma gradual, y promover la  actividad física con el fin de reducir la cantidad de grasa en el hígado.

Pacientes obesos

A los pacientes que son obesos se les recomienda una pérdida de peso gradual y sostenido a través de una dieta  balanceada y ejercicio.

La pérdida de peso debe estar alrededor de 5-10% del peso del cuerpo  para reducir el hígado graso  y por encima del 10% en pacientes con hígado graso con inflamación (esteatohepatitis).

Pacientes con diabetes 

Los pacientes con diabetes tienen que mejorar su control de azúcar.

Por lo general, una dieta baja en grasas y  baja en calorías se recomienda junto la  aplicación de  insulina o medicamentos para reducir el azúcar en sangre en personas con diabetes.

Pacientes con grasas  aumentados en sangre

En pacientes con aumento de las grasas en sangre (colesterol, triglicéridos) además de un régimen dietético y un plan de ejercicios  para bajar su nivel de grasas en sangre, se  puede agregar al tratamiento medicamentos para el tratamiento de este problema en particular.

Consumo de café

Algunos estudios han demostrado los efectos beneficiosos del café. El consumo de café reduce la incidencia de las enzimas hepáticas anormales y estas asociada con la protección del hígado.

Existe una asociación inversa entre el consumo de café y el hígado graso no alcohólico.

Vitamina E

Algunos  estudios sugieren que el uso de vitamina E puede mejorar el hígado graso  y reducir la inflamación.

Lea también:

pregunte al medico

Fuente

Geosalud, 18 de abril del 2015