Anuncios

Qué es un trasplante de hígado?

Un trasplante de hígado es una cirugía para extirpar un hígado enfermo o lesionado y sustituirlo por un hígado sano entero o un segmento de un hígado de otra persona, llamada un donante.

Un trasplante de hígado con éxito es un tratamiento para salvar la vida de las personas con insuficiencia hepática, una enfermedad en la que el hígado ya no funciona como debería.

Anuncios

Qué hace el hígado?

El hígado es el órgano interno más grande del cuerpo, el hígado tiene muchas funciones importantes, incluyendo:

  • La prevención de infecciones;
  • La eliminación de bacterias y toxinas de la sangre;
  • Control de la respuestas inmune;
  • El procesamiento de nutrientes, medicamentos y hormonas;
  • La producción de proteínas que ayudan a la coagulación de la sangre;
  • La producción de bilis, que ayuda al cuerpo a absorber las grasas, incluyendo el colesterol y vitaminas solubles en grasa;
  • El almacenamiento de vitaminas, minerales, grasas y azúcares para su uso por el cuerpo.

Un hígado sano es necesario para la supervivencia. Un hígado sano puede regenerar la mayor parte de sus propias células cuando se dañan.

Quién necesita un trasplante de hígado?

Las personas con insuficiencia hepática aguda o crónica pueden necesitar un trasplante de hígado para sobrevivir.

  • El fallo hepático agudo ocurre de repente. La lesión hepática inducida por medicamentos es la causa principal  en los Estados Unidos. La causa más común es una sobredosis de acetaminofen (Tylenol);
  • Insuficiencia hepática crónica, también llamada enfermedad hepática en fase terminal, progresa durante meses, años o décadas. Muy a menudo, la insuficiencia hepática crónica es el resultado de la cirrosis, una condición en la que el tejido cicatrizal reemplaza el tejido sano del hígado hasta que el hígado no puede funcionar adecuadamente.

Anuncios

En los adultos de Estados Unidos, la razón más común para necesitar un trasplante de hígado es la cirrosis causada por la hepatitis C crónica, seguido de la cirrosis causada por el abuso de alcohol a largo plazo.

Muchas otras enfermedades del hígado también causan cirrosis, incluyendo:

  • Otras formas de hepatitis crónica, incluyendo la hepatitis B crónica y hepatitis autoimmune;
  • Enfermedades que afectan a los conductos que llevan la bilis desde el hígado hasta la vesícula biliar y el intestino delgado, incluyendo la atresia biliar, síndrome de Alagille, cirrosis biliar primaria y colangitis esclerosante primaria;
  • Hemocromatosis, una enfermedad genética en la que el hierro se acumula en el hígado;
  • La enfermedad de Wilson, un trastorno genético en el cual el cobre se acumula en el hígado;
  • Esteatohepatitis no alcohólica, una enfermedad causada por la acumulación de grasa y la inflamación en el hígado.

En los niños la atresia biliar es la causa más común de insuficiencia hepática y la necesidad de un trasplante de hígado.

La atresia biliar es una enfermedad en los recién nacidos en los que los conductos biliares están ausentes, dañados o bloqueados. Como resultado, la bilis tóxica se acumula en el hígado, lo que resulta en la cirrosis.

Otras razones para el trasplante de hígado son cánceres que se originan en el hígado como el carcinoma hepatocelular, hepatoblastoma, y ​​colangiocarcinoma.

Cuáles son los signos y síntomas de la insuficiencia hepática?

Los signos y síntomas de insuficiencia hepática pueden incluir:

Anuncios

  • Ictericia, una condición que causa el amarillamiento de la piel y la parte blanca de los ojos;
  • Fatiga;
  • Debilidad;
  • Pérdida de apetito;
  • Náuseas;
  • Pérdida de peso;
  • Pérdida de masa muscular;
  • Picazón en la piel;
  • Moretones o sangrado fácil, porque la sangre no coagula;
  • Sangrado en el estómago;
  • Vómitos de sangre;
  • Tener deposiciones de heces negras;
  • Acumulación de líquido en el abdomen (ascitis);
  • Confusión mental
  • Pérdida de memoria

Anuncios

Cuál es el proceso para obtener un trasplante de hígado?

El proceso para conseguir un trasplante de hígado comienza con una referencia de un médico para un centro de trasplantes.

Las personas que buscan un trasplante de hígado son cuidadosamente evaluadas por un equipo del centro de trasplantes para determinar si son candidatos adecuados para el trasplante.

La evaluación incluye un completo análisis de la historia clínica, el examen físico, de sangre y orina, radiografías y otras pruebas de diagnóstico por imágenes y pruebas para comprobar el funcionamiento del corazón, los pulmones y los riñones.

El equipo de trasplante por lo general incluye cirujanos de trasplante de hígado; especialistas en el hígado, llamados hepatólogos; enfermeras; coordinadores de trasplantes; trabajadores sociales; un psiquiatra; y otros especialistas. 

La evaluación de un candidato a trasplante típicamente incluye la evaluación de:

  • El estado de la enfermedad hepática de la persona;
  • Otras enfermedades y condiciones que la persona tiene;
  • La probabilidad de que la persona vaya a sobrevivir a la operación de trasplante;
  • La capacidad de la persona para seguir las instrucciones y el régimen terapéutico complejo requerido después de un trasplante;
  • La salud mental y emocional de la persona;
  • Su sistema de apoyo.

Un comité de selección de trasplante de hígado revisa los resultados de la evaluación y determina si la persona cumple con los criterios del centro de trasplantes para un trasplante, y decide si desea registrar a la persona en la lista nacional de espera para un trasplante.

No a todo el mundo enviado al centro de trasplantes se le aconseja realizarse un trasplante, y no cada persona que inicia una evaluación es colocada en la lista de trasplantes.

Mientras se someten a evaluación, y mientras esperan por un trasplante los pacientes deben de tener cuidado de su salud.

Incluso si el comité de selección de trasplantes de hígado aprueba un candidato para un trasplante, él o ella puede optar por no proceder con la operación.

Para asegurarse de que la persona pueda tomar una decisión informada acerca de tener un trasplante, el equipo de trasplante proporciona información sobre:

  • El proceso de selección para el trasplante;
  • Operación y recuperación;
  • Demandas a largo plazo de vivir con un trasplante de hígado.

Los sistemas de puntuación

Cuando las personas están registrados en los Estados Unidos  en la lista de espera, se les asigna una puntuación que indica la urgencia con que necesitan un trasplante.

Anuncios

Los dos sistemas de puntuación son el Modelo de sistema de puntuación de la enfermedad hepática en fase terminal (MELD), que se utiliza para las personas mayores de 12 años, y el sistema de puntuación de Pediatría para enfermedades del Hígado en etapa terminal (PELD), que se utiliza para los niños menores de 12 años.

Los MELD y PELD se calculan por ordenador utilizando los resultados de los análisis de sangre.

Los puntajes MELD van desde 6 a 40 y los PELD pueden ir desde los números negativos a 99.

Estas puntuaciones se utilizan para estimar la probabilidad de morir dentro de los próximos 90 días sin un trasplante. Una puntuación más alta indica una necesidad más urgente de un trasplante de hígado.

Mientras que los pacientes están en la lista nacional de espera para un trasplante, su MELD o PELD pueden subir si su condición empeora o bajar si su condición mejora.

La puntuación MELD se calcula utilizando los resultados de tres análisis de sangre:

  • Bilirrubina, que pone a prueba la cantidad de pigmento biliar en la sangre;
  • Creatinina, que pone a prueba la función renal;
  • La relación internacional normalizada (INR), que pone a prueba la capacidad de la sangre para coagularse.

El cálculo del puntaje MELD también considera si un paciente con insuficiencia renal está en diálisis.

La puntuación PELD se calcula en base a:

  • Los resultados de análisis de sangre para la bilirrubina, INR, y la albúmina, la proteína principal en la sangre;
  • Grado de falta de crecimiento del niño
  • La edad del niño en el momento de la inscripción.

Los sistemas de puntuación MELD y PELD han estado en vigor desde principios del 2002 y han ayudado a reducir el tamaño de la lista de espera y la cantidad de tiempo que una persona tiene que esperar para recibir un trasplante.

Los sistemas de puntuación MELD y PELD se siguen estudiando para ver si la adición de otros factores en los cálculos puede aumentar la capacidad de predecir el riesgo de muerte sin un trasplante.

El UNOS utiliza MELD y PELD en la asignación de hígados para trasplante a pacientes en lista de espera nacional.

Los pacientes de estado 1

Pacientes críticamente enfermos con insuficiencia hepática aguda que son propensos a morir dentro de una semana se clasifican como pacientes de estado 1 y se les da la más alta prioridad para el trasplante de hígado.

Qué podría impedir que una persona obtenga un trasplante de hígado?

Cada centro de trasplante tiene sus propias directrices en relación a la elegibilidad para el trasplante de hígado. Un centro podría determinar que una persona con insuficiencia hepática aguda o crónica no es un candidato para un trasplante de hígado si la persona tiene:

  • Cáncer fuera del hígado;
  • Infección por todo el cuerpo;
  • Enfermedad cardíaca o pulmonar avanzada;
  • Un problema de abuso de alcohol o de drogas;
  • SIDA;
  • Incapacidad de seguir un régimen de tratamiento;
  • Falta de apoyo psicosocial.

Además, el candidato de trasplante puede decidir no seguir adelante con un trasplante.

Lea también:

Anuncios

Fuente 

Liver Transplant

National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases

http://niddk.nih.gov       

GeoSalud, 02 de agosto del 2016

Anuncios